The Objective
Publicidad
España

Madrid paga a los médicos el doble por cada hora extra pero congela la de los enfermeros

El objetivo es garantizar la provisión de profesionales en verano. Satse denuncia «la discrecionalidad» de la medida porque «todas las categorías son deficitarias»

Madrid paga a los médicos el doble por cada hora extra pero congela la de los enfermeros

Isabel Díaz Ayuso en un acto de la Comunidad de Madrid. | Atilano García (Zuma Press)

Llega el verano y toca hacer encaje de bolillos para mantener los servicios sanitarios. Los trabajadores se van de vacaciones y cuesta sustituirles. La Comunidad de Madrid ha optado por doblar el dinero que cobran los médicos de urgencia y emergencias que prestan servicio en el Summa 112 para paliar el déficit de profesionales. Cobrarán 50 euros por cada hora extra. El resto del año perciben 25. El plan deja fuera a los enfermeros, que seguirán recibiendo lo habitual, 16 euros. El Sindicato de Enfermería Satse denuncia «la discrecionalidad» de la medida porque «todas las categorías son deficitarias».

Las retribuciones se aplican desde el 29 de julio al 25 de septiembre. Forman parte de un «plan especial» diseñado por el Summa. El documento, al que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, consta de dos páginas y está firmado por su directora médica, Fátima Gutiérrez. La decisión se toma «con motivo de las dificultades existentes» para cubrir las ausencias de médicos de urgencia y emergencias, pero no alude a los enfermeros. Los perjudicados sostienen que las trabas también les afectan a ellos.

Médicos en Madrid

El Summa cuenta con una plantilla de 1.964 trabajadores, según cifras de la Consejería de Sanidad. La dotación se reparte en diferentes categorías. La más poblada es la de los médicos: 604. Le siguen los técnicos en emergencias sanitarias (569) y, en tercer lugar, los enfermeros, 392. En verano, el número de profesionales disponible desciende porque a las bajas temporales se suman las pertinentes vacaciones del personal. La Comunidad de Madrid no ha sabido precisar cuántos profesionales están operativos en estas fechas.

«Se trata de una medida absolutamente excepcional que responde a la dificultad para cubrir médicos», explica una portavoz gubernamental. Así lo determina el documento al que ha tenido acceso este diario. Para cobrar la esa remuneración, los profesionales deben haberse inscritos en el programa Participa y reunir los requisitos de capacitación. Summa especifica que una jornada de 12 horas supondrá 600 euros extras. Si llega a las 24 horas, la cifra alcanza los 1.200 euros. Una cantidad a la que habría que añadir el salario. Un facultativo con seis trienios y nivel 2 de carrera puede llegar a percibir unos 60.000 euros brutos anuales.

Extracto del texto enviado por el Summa 112 . Haga clic para ver el documento completo.

Satse denuncia «la discrecionalidad» en el pago de retribuciones por doblaje entre profesionales del Summa. El sindicato de enfermeros critica que la responsable médica «ha decidido gratificar de forma extraordinaria a sus compañeros», pero recuerdan que en el resto de categorías también existe precariedad. «Los enfermeros trabajarán las mismas 12 horas, pero por 192 euros», insisten desde la organización, que agrupa a los profesionales del sector. Además, alerta de que muchos compañeros están pensando darse de baja en el programa y dejar de doblar turnos.

«No estamos en contra de que los médicos cobren ese sueldo, sino de que no exista equidad», subraya Juan Antonio Hervás, portavoz de Satse. Este profesional reconoce que la capacitación de un médico no es la misma que la de un enfermero o la un auxiliar, pero que todos trabajan y «sufrimos las carencias». E insiste: «La plantilla está bajo mínimos. Creemos que el aumento de las retribuciones debería realizarse de manera proporcional». Hervás recuerda que no es la primera vez que sucede. Ha pasado en otros momentos puntuales, como en las pasadas navidades.

La asignación de galenos a las guardias no se hará de manera aleatoria. El documento del Summa especifica que las direcciones médicas priorizarán la necesidad de previsión de dispositivos en función de la actividad asistencial, «trasladando dicha orden al departamento de Recursos Humanos, quien realizará llamamiento siguiendo estricto orden de Participa». La medida no satisface al sector.

Teresa Galindo, secretaria general de Satse en Madrid ,afirma que le parece «poco ético» ya que todos los sanitarios que conforman el sistema están doblando turno. «Lo hacemos desde la pandemia por un dinero irrisorio». La dirigente sindical sostiene que faltan médicos durante todo el año, pero también otros profesionales. En su opinión, el problema deriva de «una mala gestión». Galindo estima que Madrid tiene un déficit de 3.000 enfermeros y critica que, para mitigar la falta de efectivos, no se aumente la retribución de estos profesionales.

Reabrir los SUAP

«Este tipo de decisiones generan enfrentamiento entre colectivos». Galindo defiende que en el sistema sanitario «todos somos imprescindibles» y explica que el Gobierno regional ha puesto en marcha «un exitoso» proyecto piloto en las ambulancias del Summa que van provistas «solo con enfermeros».

Las críticas de Satse no se circunscriben al plan de retribuciones. Los enfermeros madrileños denuncian que los 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) que se clausuraron durante la pandemia siguen cerrados. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, se comprometió a principios de julio a reabrirlos cuando tenga «la posibilidad». Unas semanas antes, la Consejería de Sanidad informó de «una reestructuración» para que vuelvan a estar operativos dos años después. Los dirigentes regionales argumentan que es suficiente con abrir 17 de esos 37 puntos dependientes del Summa, siete de ellos sin médico, solo con enfermeros.

«Son especulaciones. No sabemos aún en qué condiciones quieren reabrirlos, pero sí que son necesarios para reducir la saturación de los hospitales», indica Juan Antonio Hervás, de Satse. Defiende que estos centros atendieron a 800.000 personas en 2019 y que solo derivó a las urgencias hospitalarias al 18%. En su opinión, la atención primaria es vital y pide un esfuerzo a los responsables políticos, pero no solo en verano.

Madrid presupuestó 8.784 millones de euros para 2022 en Sanidad, un 8,6% más que en 2019, el año previo a la pandemia. La cantidad supone 178 millones menos que el gasto consolidado de hace dos cursos (8.962 millones de euros, según la Estadística de Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad). La diferencia entre ambas cifras determina que la región se encuentra a la cola en cuanto a gasto sanitario por PIB. La inversión roza el 4% cuando en otras comunidades oscila entre el 5 y el 6%. Madrid es, además, la penúltima región en cuanto a gasto sanitario por habitante.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D