La actividad industrial de China crece al mayor ritmo de la década

Economía y capital

La actividad industrial de China crece al mayor ritmo de la década
Foto: ALY SONG| Reuters

La actividad industrial de China volvió a crecer en agosto al mayor ritmo desde hace casi una década, según el índice gerente de compras (PMI) del sector manufacturero publicado hoy por el diario económico privado Caixin y que muchos inversores toman como referencia para el país asiático. Al igual que el mes anterior, el PMI alcanzó en agosto su máximo desde enero de 2011, esta vez con 53,1 puntos frente a los 52,8 de julio.

En contexto: en este índice, que elabora la compañía de información económica británica IHS Markit, un registro por encima del umbral de los 50 puntos supone crecimiento y, por debajo, contracción. El lunes la Oficina Nacional de Estadística (ONE) informó de que el PMI oficial de la industria manufacturera se situó en agosto en 51 puntos, en su sexto mes consecutivo de crecimiento. Así, tanto la cifra de la ONE como la de IHS Markit superaron las previsiones y muestran una recuperación del sector.

Según el economista Wang Zhe de Caixin, «la recuperación económica post-COVID 19 sigue en marcha. Han aumentado los nuevos pedidos de exportación -por primera vez este año por encima de los 50 puntos- y la producción se está expandiendo. Además, el mercado laboral ha visto signos de mejora». «En el futuro, datos como los del empleo dependerán del desempeño a largo a plazo de la economía china, y las políticas macroeconómicas serán esenciales», añade Wang en su informe.

Según la consultora británica Capital Economics, el dato, superior a su pronóstico, deja entrever que «la actividad industrial manufacturera china es robusta», y que «es de esperar que siga siéndolo a medida que otros países se vayan recuperando gradualmente de la crisis provocada por la COVID-19». «La lectura de este mes sugiere que la demanda externa está comenzando a recuperarse, lo que acelerará el crecimiento de las exportaciones chinas en los próximos meses» comenta el economista Julian Evans-Pritchard en un informe enviado a sus abonados. Añade que las políticas de estímulo mantendrán un fuerte crecimiento industrial y que el sector servicios también está acelerándose, lo que «debería permitir a la economía china volver a las tendencias que mostraba antes del virus para finales de este año».

Por su parte, el estadístico de la ONE Zhao Qinghe afirmó ayer al comentar la lectura oficial del PMI que «el ciclo oferta-demanda está mejorando de manera gradual».

Después de imponer estrictas medidas para controlar la propagación del virus en su territorio durante los primeros meses del año, China volvió al crecimiento económico en el segundo trimestre de 2020, con un aumento del producto interior bruto (PIB) del 3,2% interanual, según las cifras oficiales. En el conjunto de los primeros seis meses del año la economía del gigante asiático se contrajo un 1,6%.