The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Luxemburgo

La justicia europea falla contra Uber y le obliga a operar bajo licencia

Redacción TO
Última actualización: 18 Mar 2019, 4:48 pm CEST
Foto: Simon Dawson | Reuters

El servicio de puesta en contacto con conductores no profesionales prestado por Uber pertenece al "ámbito de los transportes", por lo que los países europeos pueden "regular los requisitos" para la prestación de dicho servicio, ha indicado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). De modo que la empresa estará obligada a trabajar con licencia -como la de vehículos de alquiler con conductor (VTC) con las que actualmente trabaja en España- y no podrá ser operada por conductores particulares.

Con este fallo que sienta jurisprudencia en la UE, el alto tribunal responde a las dudas planteadas por un tribunal de Barcelona sobre la naturaleza de esta plataforma electrónica, demandada por la asociación profesional de taxistas barcelonesa Élite Taxi en 2014 por competencia desleal. La decisión supone una victoria de los taxistas españoles contra la compañía estadounidense.

"Esto va a ser realmente una victoria social, quien se va a beneficiar de esto será la sociedad", ha dicho el portavoz de Elite Taxi, Iván Sesma, en una conferencia de prensa en Barcelona, estimando que todavía queda "un camino largo" para imponerla, tras conocer la sentencia.

El servicio que ofrece Uber "está indisociablemente vinculado a un servicio de transporte y, por lo tanto, ha de calificarse de servicio en el ámbito de los transportes", especifica el fallo. "De ello se desprende que, en el estado actual del derecho de la UE, incumbe a los Estados miembros regular las condiciones de prestación de estos servicios", añade.

La clave era determinar la naturaleza de este tipo de plataformas, que ofrecen precios más bajos por el mismo servicio y están en el punto de mira de taxistas de todo el planeta desde España a Brasil, pasando por El Salvador. La justicia europea considera que Uber "no se limita a un servicio de intermediación", de poner en contacto mediante de una aplicación para teléfonos inteligentes, a cambio de una remuneración, a clientes con conductores no profesionales que utilizan sus vehículos para un desplazamiento urbano, explica Afp.

Uber crea "una oferta de servicios de transporte urbano" y su aplicación es "indispensable" tanto para los conductores, sobre quienes ejerce también una "influencia decisiva" sobre las condiciones de prestación del servicio, como para los clientes, precisó el TJUE en un comunicado. Este servicio, cuyo "elemento principal es un servicio de transporte", responde así en virtud del marco legal europeo al "ámbito de los transportes" y no al "de la sociedad de la información", como pretendía demostrar la empresa estadounidense.

Al ser un servicio de transporte, las diferentes administraciones de los países europeos pueden regular las condiciones de prestación del servicio, como en el caso de Barcelona, donde los taxistas deben disponer de licencias y autorizaciones para poder operar. Aunque el alcance del fallo del alto tribunal es europeo, este jarro de agua fría para Uber será seguido a nivel mundial, mientras que la plataforma, que opera en más de 600 ciudades, enfrenta resistencias en la mayoría de ellas.

La noticia ha sido recibida con enorme satisfacción por la Comisión de Gobierno de Fedetaxi, que se reunirá en próximas fechas para adoptar algunas medidas legales, a las que la sentencia abre paso, en defensa de los intereses de los más de 70.000 taxistas españoles y los casi 140.000 europeos también representados por la TaxiEurope Alliance (TEA) que preside Fedetaxi, en la que se integran además, por el momento, los portugueses e italianos.

Miguel Ángel Leal, presidente de la Taxi Europe Alliance (TEA), también se ha pronunciado al respecto.