The Objective
Publicidad
Lifestyle

Las únicas diez reglas que sirven para tener una buena vida, según Thomas Jefferson

«No molestes a otro por lo que puedes hacer tú» o «no gastes tu dinero antes de tenerlo» son algunas de las reglas para tener una buena vida

Las únicas diez reglas que sirven para tener una buena vida, según Thomas Jefferson

Thomas Jefferson | CC

El estoicismo es una escuela filosófica de la Antigua Grecia. Aunque han pasado más de dos mil años desde su nacimiento, su importancia y utilidad perduran hasta hoy.

Vivimos en una sociedad compleja, llena de incertidumbre y acelerada. El estoicismo nos ayuda a aprender a guiarnos por la razón ante los contratiempos y las emociones que tendremos que enfrentar.

Para mejorar nuestra vida personal y profesional de manera sencilla y demostrada, ha nacido El pequeño libro de la filosofía estoica (Ed. Alienta), que resume y ‘traduce’ las principales enseñanzas de los clásicos para que podamos aplicarnos en nuestra rutina diaria y, en definitivas cuentas, ser más felices y plenos.

Para empezar, ¿qué es el estoicismo?

A primera vista, explicar con precisión qué es el estoicismo no parece complicado: es una escuela de pensamiento filosófico nacida en la Grecia clásica. Para ser más exactos, fundada alrededor del siglo III a.C. por Zenón de Citio.

«Su principal motivación fue plantear ideas nuevas y prácticas, enfrentadas a las de las escuelas epicúrea y cínica. […]. Para simplificar, vamos a ver el estoicismo como una escuela de filosofía que intenta responder a la pregunta de cómo vivir una buena vida», aseguran los autores del libro, Javier G. Recuenco y Guillermo de Haro, en el mismo.

El empeño es grandioso y la tarea divina: alcanzar maestría, libertad, felicidad y calma

Eplcteto

La respuesta del estoicismo a cómo tener una buena vida está relacionada con varios factores. Según los autores del libro, uno de ellos tomar buenas decisiones de manera racional. La toma de decisiones es una de las disciplinas en la que más hemos trabajado ambos autores durante toda nuestra carrera. Todos tomamos decisiones, pero no todos tenemos felicidad o tranquilidad cuando lo hacemos. ¿Dónde reside la diferencia?

«Jonas Salzgeber explicaba en su libro sobre el estoicismo que «encontrar el estoicismo de una forma u otra [en nuestras vidas] es la parte fácil. Sin embargo, comprender y explicar exactamente qué es el estoicismo es la parte complicada. Reconocer exactamente cómo es relevante hoy día y cómo puede ser de ayuda, es la parte retadora. Finalmente, entenderlo completamente y ponerlo en práctica, es la parte ambiciosa: ahí es donde se esconde el gran valor». ¿Por qué esta complicación aparente? En primer lugar, porque la concepción moderna que tenemos de la palabra «estoico» y del «estoicismo» como filosofía es errónea. Es muy normal considerar que un estoico es una persona indiferente a las principales emociones. Alguien que no se ve afectado por emociones negativas, como el dolor o la pena, ni tampoco por emociones positivas, como la alegría o incluso el placer».

FELICIDAD

Según el Online Etymology Dictionary, creado por Douglas Harper, la primera referencia moderna al término en inglés stoic, fechada en 1570, nos dice precisamente eso mismo: «Indiferencia al placer o al dolor». La definición moderna de «estoico» en el diccionario Merriam-Webster en inglés es «alguien que aparentemente no se ve afectado, no muestra pasión ni sentimientos».

Pero no eran así realmente los antiguos estoicos, ni proponen ser así los modernos. Ni pretenden deshacerse de toda emoción, ni son ascetas. Su objetivo es alcanzar un estado de serenidadataraxia— que no pueda ser afectado por los inevitables altibajos de la vida.

Pero esa tranquilidad básica que buscaban sí que les permitía momentos de gozo. «Es muy probable que hayamos encontrado en algún momento la siguiente plegaria, conocida como Plegaria de la Serenidad: Dios, concédeme la serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y sabiduría para reconocer la diferencia. Se atribuye al filósofo, ético y teólogo americano Reinhold Niebuhr, recogida por uno de sus discípulos en 1932».

epicteto escritorio1
Epicteto

De hecho, apuntan los autores, existen textos parecidos en la obra de Epicteto, referente estoico, así como en el budismo. Como se puede comprobar, no se centra en la idea de «poner la otra mejilla», sino más bien en ser activo y proporcionar una guía sobre cómo actuar, sin olvidar que hay cosas que no podemos controlar. Pero esta concepción errónea no se encuentra únicamente en el mundo anglosajón.

Nuestro diccionario de la RAE define el término en su primera acepción como adjetivo, con el sentido de «fuerte, ecuánime ante la desgracia». En la segunda y la tercera se centra en lo relativo o perteneciente al estoicismo, y quienes siguen la doctrina del estoicismo, de nuevo enfocado únicamente en situaciones negativas, alejado de su definición original y posterior evolución hasta nuestros días.

Como vemos, para entender mejor el estoicismo y poder definirlo, es necesario leer más sobre el tema.

Cómo aplicar el estoicismo en nuestro día a día para tener una buena vida

Uno de los motivos por los que el estoicismo es tan fácil de entender y adoptar es por la cantidad de enseñanzas prácticas que, adaptadas adecuadamente, siguen siendo válidas.

Gran parte de los eventos, como las Stoicon (conferencias o congresos de estoicos, al estilo de las Comicon, congresos de comics) o las Semanas Estoicas, están enfocadas en la aplicación práctica de la filosofía estoica para conseguir llevar una vida más plena y virtuosa.

En general, todas las obras básicamente adaptan las enseñanzas de Séneca, Epicteto y Marco Aurelio a la vida moderna. «A fin de cuentas, en el siglo XXI no nos planteamos cómo debe ser nuestra relación con el emperador o con un esclavo, pero eso no quita para que gran parte de las Meditaciones de Marco Aurelio sean reflexiones valiosas que podemos utilizar. ¿Por qué? Porque los principales filósofos estoicos tenían como obsesión dar respuesta a preguntas que todavía nos seguimos planteando actualmente.

«Vivir de acuerdo con la naturaleza»

Los antiguos estoicos resumieron su filosofía en una sola frase: «Vivir de acuerdo con la naturaleza», que tomaron como sinónimo de «vivir de acuerdo con la virtud». Para poder hacerlo se preguntaban:

  • «¿Cómo podemos llevar una vida buena y virtuosa?»
  • «¿Cómo controlar mis emociones?»
  • «¿Cuál es el sentido de la vida?»
  • «¿Cómo enfrentarme a las vicisitudes y problemas inevitables de la vida?»
  • «¿Cómo tomar decisiones y resolver problemas?»
  • «¿Cómo gestionar las relaciones con los demás?»

«Epicteto nos advierte que no sirve de nada memorizar respuestas a estas preguntas, ya que podemos encontrarnos en situaciones muy dispares donde tendremos que decidir cómo actuar de manera virtuosa, siempre teniendo en cuenta qué podemos controlar y qué no. La ética estoica y la gestión de las emociones se basan en este concepto. Y como podemos ver, es imprescindible una notable dedicación a la experimentación y la práctica para interiorizarlo. De ahí los seminarios, eventos y comunidades».

Thomas Jefferson
Thomas Jefferson

Diez reglas para una buena vida, por Thomas Jefferson

El objetivo de vivir según la naturaleza es tener una buena vida. No sólo los antiguos estoicos habían enfocado sus estudios en alcanzar este ideal. Históricamente hablando podemos considerarlo una constante universal.

Thomas Jefferson (1743-1826), tercer presidente de los Estados Unidos de América, desarrolló un escrito llamado Diez reglas para una buena vida que sigue vigente a día de hoy y que recoge el mencionado libro:

  1. Nunca dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.
  2. Nunca molestes a otro por lo que puedes hacer tú mismo.
  3. Nunca gastes tu dinero antes de tenerlo.
  4. Nunca compres lo que no quieres porque es barato; nunca será lo que querías.
  5. El orgullo nos cuesta más que el hambre, la sed y el frío.
  6. Nunca te arrepientas de haber comido muy poco.
  7. Nada es problemático si lo hacemos voluntariamente.
  8. No sufras por males que todavía no han sucedido.
  9. Siempre toma las cosas por el lado bueno.
  10. Cuando estés enfadado o molesto, cuenta hasta diez antes de hablar; si estás muy enojado, hasta cien.
2000px EPL de la filosofia estoica

Los autores:

Javier G. Recuenco

Ingeniero informático, ha sido Chief Technology Officer, Data Manager, consultor en EY, una de las grandes de la industria conocidas como Big Four, ha realizado proyectos de innovación para la Comisión Europea y es autor de libros y artículos sobre marketing con la tecnología siempre como motor principal. Sin embargo, Javier es más conocido por ser presidente de Mensa en España, un impulsor del reconocimiento y el apoyo a los menores con altas capacidades, y la persona de referencia en el mundo de habla hispana en todo lo relativo a Complex Problem Solving. Creador y director del máster en CPS de UNIR. Padre de tres hijas. Sus «turras» en Twitter son legendarias. Experto en personotecnia, Javier lee casi cien libros al año y, además de amante de la música heavy, lidera dos podcasts, Heavy Mental y Nada que perder. En ambos hace gala de su pasión por las humanidades, y de lo que él denomina «el Factor X». Amante de la antropología, es asesor de CEO y lleva años aplicando en gestión empresarial todo lo que ha aprendido de los filósofos estoicos. Profesor, conferenciante y emprendedor, ha fundado Singular Solving, donde trabaja como Chief Strategy Officer y aplica todo lo comentado anteriormente en empresas e industrias de todo tipo.

Guillermo de Haro

Ingeniero, economista, periodista, emprendedor. Autor de libros como Corleone Business School, El espectador económico, basado en el programa de radio del mismo nombre, El poder de las redes sociales para pymes y startups o el cómic Ligonomics: cerveza, macarrones y otros secretos económicos del amor. Socio de Jot Down Cultural Magazine, donde escribe regularmente, es investigador y doctor en Economía Aplicada y en Ingeniería Industrial. Fue Strategic Development Manager y Director de Servicios Creativos en la multinacional americana Technicolor Entertainment Services, director de operaciones en Workcenter SGD y consultor y emprendedor en diversos proyectos. Imparte docencia en IE Business School, Universidad de Salamanca, EAE Business School, Munich Business School, Universidad Sergio Arboleda (Colombia), URJC, UEMC y otras instituciones educativas de todo el mundo. Padre de dos niños y una niña, vive a caballo entre Madrid, Múnich y Bilbao. Tiene publicaciones académicas en la revista del MIT, Sloan Management Review, o Harvard Business Review, entre otras, en temas como ciberseguridad, sostenibilidad o emprendimiento. A pesar de su perfil técnico y empresarial como ingeniero y doctor en Economía, publica regularmente artículos sobre la memoria, el conocimiento, la toma de decisiones, el escepticismo, la risa o la mejora personal (como, por ejemplo, «Superpoderes»

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D