Puigdemont presenta sus alegaciones al 155 y retrasa su comparecencia pública

Política y conflictos

Puigdemont presenta sus alegaciones al 155 y retrasa su comparecencia pública
Foto: HANDOUT| Reuters

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha presentado al Senado las alegaciones a la aplicación del artículo 155 en el último momento. En estas alegaciones, la Generalitat ha acusado al Gobierno de haber “sobrepasado ampliamente” y “sin justificación” los límites de las medidas que permite el artículo 155. El president de la Generalitat tenía previsto comparecer de manera extraordinaria este jueves a las 13:30 horas desde el Palau para responder a las medidas del 155, pero tras posponer su comparecencia una hora, finalmente ha decidido suspenderla. Se especulaba que Puigdemont anunciara elecciones anticipadas en Cataluña, según fuentes cercanas al Govern.

“Las medidas al amparo del artículo 155 CE no pueden dejar sin efecto la organización institucional de la Generalitat de Cataluña”, dice Puigdemont en el escrito, asegurando que suspender la autonomía de Cataluña contradice a la Constitución, en concreto a las normas establecidas por el artículo 152. Considera que las medidas propuestas por el Gobierno van más allá de «las medidas necesarias». 

Puigdemont advierte además de que suspender la autonomía de Cataluña creará una situación “todavía más grave”. “Para resolver lo que el Gobierno del Estado ha calificado de grave situación extraordinaria, se va a crear una todavía más grave situación extraordinaria, al arrebatar a Cataluña su autonomía política”, dice el documento.

Respecto a su posible cese como presidente de la Generalitat y el cese del vicepresidente y los miembros de su Gobierno, Puigdemont considera que esto supone una “ruptura de la relación de confianza política entre los representantes del pueblo de Cataluña y su Gobierno, cuando esta relación de confianza es la esencia del sistema democrático de gobierno”.

Además, el Govern critica las medidas respecto al Parlamento de Cataluña, pues considera que “le privarían de todas las funciones esenciales que lo definen como cámara parlamentaria”.

El Gobierno propuso el pasado día 21 el cese de Puigdemont y su gabinete, así como limitar las funciones del Parlament y convocar elecciones autonómicas antes de seis meses. Estas medidas deben ser validadas por el Senado, que se reúne este jueves, pero el Ejecutivo catalán podía enviar sus alegaciones antes de esta reunión.

El plazo máximo para presentar estas alegaciones acababa este jueves a las 10:00 horas. Una vez finalizado el plazo, el Senado decía no haber recibido nada pero el Govern aseguraba haber enviado el documento, que ha llegado poco después del cumplimiento de este plazo.

En el documento enviado al Senado, Puigdemont ha designado también a Ferran Mascarell i Canalda como su representante en el Senado. En caso de que no fuera posible, indica que sus representantes serían los senadores Josep Lluís Cleries y Miquel Angel Estradé.