Ignacio Peyró

Editor

Ignacio Peyró (Madrid, 1980) es periodista y escritor, autor de Pompa y circunstancia. Diccionario sentimental de la cultura inglesa (Fórcola, 2014); La vista desde aquí. Una conversación con Valentí Puig (Elba, 2017); Comimos y bebimos. Notas de cocina y vida (Asteroide, 2018); Ya sentarás cabeza. Cuando fuimos periodistas (2006-2011) (Asteroide, 2020) y Un aire inglés. Ensayos hispano-británicos (Fórcola, 2021). Traductor y prologuista de obras de Evelyn Waugh, Louis Auchincloss, J. K. Huysmans, Rudyard Kipling, Valle-Inclán o Augusto Assía, entre otros, ha dirigido y coordinado la edición de Lo mejor de Ambos Mundos (Renacimiento, 2013). En su itinerario periodístico, tras comenzar como corresponsal político de El Confidencial Digital, fue columnista y redactor jefe de Cultura de La Gaceta de los Negocios.  En 2012 fundó Ambos Mundos y también es editor fundador de The Objective. Ha publicado sus trabajos en diarios españoles como El PaísEl MundoABC -del que es tercerista-, El Confidencial o La Vanguardia, así como en revistas como ÍnsulaTuriaRevista de LibrosNueva Revista -cuya edición online dirigió-, Letras Libres o Vanity fair. En 2018, Felipe VI le concedió el Premio FIES de Periodismo. Durante seis años fue asesor en Presidencia del Gobierno, donde dirigió la Unidad de Discursos. En julio de 2017 fue nombrado director del Instituto Cervantes de Londres. Ha pronunciado conferencias en la Universidad de Oxford, la British Library, el CEPC o la Fundación Juan March.

Publicaciones recientes

El duque de Edimburgo: un perfil
El duque de Edimburgo: un perfil

El duque de Edimburgo: un perfil

«En la percepción de los ingleses han pesado para bien su implicación germánica en algunos trabajos y su espíritu deportivo. Para mal, han pesado esos familiares que coquetearon con los nazis»

La patria en la cocina
La patria en la cocina

La patria en la cocina

«Eran esas cocinas, sí, en cuyas paredes ahumadas parece que no se extingue nunca el eco de los cuentos con que las abuelas amansan a los nietos»

Pijez y tragedia de Diana de Gales
Pijez y tragedia de Diana de Gales

Pijez y tragedia de Diana de Gales

La figura martirial de Diana muerta bajo el Sena como una Ofelia postmoderna fue la culminación trágica de la historia de quien se había referido a sí misma como “chivo expiatorio” y “esposa para el sacrificio”.

Siempre somos el turista de alguien
Siempre somos el turista de alguien

Siempre somos el turista de alguien

Aquel joven escocés no dejó de sentir una melancolía formularia ante las ruinas del Foro, pero su gran pasatiempo iba a ser más biológico que estético: en concreto, fatigar cada noche las calles de Roma “como un león imperioso en pos de su chacal”.

Guapos hoy, perfectos mañana
Guapos hoy, perfectos mañana

Guapos hoy, perfectos mañana

A imagen de esas familias que van degenerando, la cirugía estética nació con heroísmo en los campos de batalla de Napoleón, pasó a manos de los cirujanos armenios de Beverly Hills y ha terminado en la versión de todo a cien de la clínica del barrio. No hace tantos años, la humanidad apenas hubiera podido soñar la expresión “estreno tetas”: ahí mediaban las limitaciones de la técnica, por supuesto, pero también la vieja noción de la medicina según la cual la vanidad no figura entre los motivos capaces de justificar una intervención.

Las cosas lentas, las cosas bien hechas
Las cosas lentas, las cosas bien hechas

Las cosas lentas, las cosas bien hechas

Podemos tener la opinión más indulgente de nosotros mismos, y sin embargo cualquiera apreciará en su propia caligrafía algo así como el rastro de un crimen. Quizá la consideración parezca exagerada, pero alguna incomodidad cierta tendremos con nuestra propia letra toda vez que –según los doctos en paleografía y diplomática- el afán por imitar los tipos de imprenta alcanza rasgos de constante universal. Cuando, a mediados del XIX, el Gobierno español impuso la enseñanza de la cursiva inglesa, se excusó el extranjerismo con la alusión a la “letra imperfecta, confusa y muchas veces ininteligible” que por entonces se enseñaba y se escribía. Imperfecta, confusa, ininteligible: no hace falta ser médico para reconocerse ahí.

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D