China reconoce la "necesidad urgente" de mejorar la higiene de sus mercados

Sociedad

China reconoce la "necesidad urgente" de mejorar la higiene de sus mercados
Foto: Ng Han Guan| AP

China ha reconocido la «necesidad urgente» de mejorar la higiene en sus mercados mayoristas y en la cadena de suministro de alimentos tras el nuevo brote de coronavirus detectado en Pekín, que hasta ahora deja 158 casos confirmados. Según la Comisión Central de Control Disciplinario del Partido Comunista de China (PCCh), «es urgente que el país mejore los estándares de saneamiento y minimice los riesgos para la salud en los mercados».

En contexto: La capital china aumentó el martes por la noche el nivel de respuesta a emergencias por la COVID-19 en un intento de frenar la propagación masiva del brote, que se desató el pasado jueves en el principal mercado mayorista de Xinfadi. El coronavirus se detectó por primera vez en el mercado de mariscos de Huanan, en la ciudad china de Wuhan, mientras que en Pekín el brote se encontró en el de Xinfadi, que ocupa una superficie de 112 hectáreas y tiene 1.500 empleados y más de 4.000 titulares de puestos de venta.

«La epidemia es un espejo que no solo refleja el aspecto sucio y desordenado de los mercados mayoristas, sino que también evidencia el bajo nivel de su gestión«, asegura un informe del PCCh publicado en su página web. «La mayoría de los mercados se construyeron hace 20 o 30 años, cuando el drenaje y el tratamiento de aguas residuales estaban relativamente poco desarrollados», añade el organismo. Queda por ver si el país tomará medidas decididas para mejorar la higiene en este tipo de establecimientos y en los llamados mercados subterráneos y semi-subterráneos, espacios cerrados y húmedos en los que apenas hay ventilación.

Mientras, Pekín continúa aplicando medidas extraordinarias para atajar el nuevo brote: el portavoz municipal, Xu Hejian, ha afirmado hoy en rueda de prensa que se harán más test a los residentes y que ya se han realizado 87.000 pruebas de ácido nucleico en el distrito de Fengtai, donde está situado el mercado de Xinfadi. Asimismo, se seguirán haciendo pruebas a los empleados de todos los restaurantes, universidades y mercados de la capital —estos establecimientos están siendo asimismo desinfectados—, y hasta ayer se habían realizado 356.000 test, según las autoridades municipales.

Además, aquellas personas que hayan visitado el mercado de Xinfadi desde el pasado de 30 de mayo y que hayan mantenido contacto con quienes trabajan allí deberán someterse a dos pruebas de coronavirus, una antes y otra después de permanecer aislados durante 14 días en sus comunidades de vecinos. El portavoz ha reiterado que la ciudad se encuentra en un estado «crítico» a la espera de completar las investigaciones epidemiológicas y conocer la magnitud del brote. Por ello, no podrán abandonar la ciudad personas que hayan dado positivo por COVID-19, contactos cercanos, casos asintomáticos, personas que muestren síntomas, aquellos que hayan tenido contacto con el mercado y residentes en zonas de riesgo alto y medio.