The Objective
Publicidad
Economía

Fidelity comienza su salida de Indra tras vender un 2% a la SEPI en los últimos 20 días

De momento, las compras están siendo muy selectivas y no superan el 3%, por lo que la sociedad pública todavía no se ve obligada a notificar estos movimientos

Fidelity comienza su salida de Indra tras vender un 2% a la SEPI en los últimos 20 días

Marc Murtra, presidente no ejecutivo de Indra. | Indra

El fondo Fidelity confirma su retirada de Indra. El pasado 23 de mayo vendieron otro 1% de su participación en la compañía tecnológica, según han confirmado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), con lo que sube hasta un 2% su porcentaje vendido en las últimas tres semanas.

Esto supone que la compañía se queda ahora con un 12% aunque, según ha podido saber THE OBJECTIVE, se encuentra ya de salida. De hecho, este diario también ha sabido que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) es la que ha estado comprando las acciones de Fidelity tras comenzar su escalada para tener el 28% de la compañía tecnológica, considerada clave por el Ejecutivo.

El pasado 22 de febrero el Consejo de Ministros autorizó a la SEPI para aumentar su participación accionarial hasta el 28% en el capital de Indra. Esto supone que la sociedad pública comprará aproximadamente un 10% adicional de la tecnológica española, de la que ya es el principal accionista con el 18%. 

Acciones de Fidelity

Un proceso que tardó más de lo esperado, pero que ya se ha puesto en marcha desde hace unas semanas, según confirmó oficialmente la compañía a su Consejo de Administración en la documentación remitida a propósito de la Junta General de Accionistas confirmada para el próximo 22 de junio.

De momento, las compras están siendo muy selectivas y no superan el 3%, por lo que la SEPI todavía no se ve obligada a notificar estos movimientos al regulador. Algo que sí ha hecho Fidelity, que a mediados de marzo llegó a atesorar el 14% de la compañía. Sin embargo, el pasado 6 de mayo ya se deshizo de un 1% y esta semana ha vendido otro 1%.

La inversión del fondo en Indra se articula a través de dos empresas: Fidelity Management Research, con un 9,8% del capital y Fidelity International Limited, que en menos de un mes ha pasado de tener un 4% hasta el actual 1,9%. En el mercado siempre se especuló que este fondo era precisamente uno de los principales objetivos de la SEPI para aumentar su participación como así ha sido. Aunque las fuentes consultadas indican que no está claro que las próximas ventas de Fidelity se sigan realizando a la SEPI o que la SEPI solo siga comprando al fondo de inversión.

«Estabilidad accionarial»

El Gobierno ha reconocido que busca «dotar a Indra de una estabilidad accionarial y un apoyo eficaz para que pueda llevar a cabo con éxito los compromisos asumidos». Aunque lo que en realidad quiere el Ejecutivo es tener el control de Indra para poder asumir proyectos estratégicos que el resto de los accionistas -entre ellos Fidelity- han bloqueado en el pasado. 

Para ello, nombró en mayo del año pasado a Marc Murtra en sustitución de Fernando Abril Martorell, tras las reticencias de este último a los planes del Gobierno para Indra, que entre otras cosas pasan por adquirir compañías estratégicas como ITP Aero. Sin embargo, las cosas no mejoraron y las diferencias aumentaron entre el Consejo, Murtra y sus dos consejeros delegados Ignacio Mataix y Cristina Ruiz

Es por ello que Moncloa activó la operación limpieza con el anuncio de aumentar hasta el 28% su participación en Indra. El primer paso tras adquirir las acciones a través de la SEPI, será tomar el control del consejo de administración con uno o dos sillones más y así diluir el peso de los accionistas rebeldes que llevan un año frenando el plan estratégico del Gobierno.

Poderes ejecutivos para Murtra

No obstante, hay muchas dudas de que se llegue a completar el cambio en el Consejo de Administración antes de la Junta del 22 de junio ya que materialmente es complicado comprar en el mercado un 8% de participación de la compañía en menos de un mes. Si esto no se consiguiera, los objetivos del Gobierno se postergarían y los deseos de que Marc Murtra adquiera poderes ejecutivos deberán esperar.

De hecho, en el orden del día de la Junta no se incluye un cambio en la estructura organizativa de la compañía. Recordemos que hace menos de un mes, la CEO Cristina Ruiz abandonó la compañía y fue sustituida por Luis Abril, aunque solo como director general y no como consejero delegado.

En estos momentos, Murtra sigue siendo presidente no ejecutivo, con un CEO (Ignacio Mataix) y un director general (Luis Abril), aunque el Gobierno quiere que su hombre fuerte tenga poderes ejecutivos cuanto antes para poder tener manos libres y llevar a cabo sus proyectos estratégicos dentro de la empresa tecnológica.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D