The Objective
Publicidad
Consumo

Los peligros de las páginas para ligar

Algunos sitios de contactos no son seguros y muchos usuarios acaban topando con ciberdelincuentes que practican lo que se ha venido en llamar sextorsión

Los peligros de las páginas para ligar

Yogas Design | Unsplash

Cientos de miles de personas recurren a diferentes páginas de Internet para ligar o encontrar pareja, lo cual no siempre resulta una buena idea. Aunque existen webs y aplicaciones que ofrecen garantías, muchas otras no solo no lo hacen, sino todo lo contrario, y pueden provocar un roto a cualquier usuario confiado. No es la primera vez que la Policía Nacional advierte sobre algunos de estos sitios de contactos y sus prácticas fraudulentas, que tienen en la extorsión telefónica a uno de sus principales aliados, aunque hay muchas otras prácticas delictivas.

Las app de contactos funcionan todas de manera similar. Cada usuario crea una cuenta y contacta con otras personas bien de manera gratuita o pagando. Suelen dar ambas opciones y aunque muchas presumen de ser gratuitas, para avanzar hay que pagar. La opción «gratis» solo posibilita algunas funciones básicas y para progresar hay que hacer siempre algún desembolso que te convierta en usuario aventajado, que se traduce en más operativo. A cambio, la app tendrá acceso a múltiples funcionalidades de tu dispositivo, como la cámara, el micrófono, la localización GPS, el almacenamiento e incluso el monedero electrónico, con lo cual los riesgos aumentan notablemente gracias al confiado usuario que solo se fija en sus avances en la página y no en que su privacidad puede verse afectada. Instalar un software supone un riesgo y mayores opciones de vulnerabilidad y más posibilidades de que los delincuentes puedan robar información e incluso instalar malware en los dispositivos para acceder a ellos a demanda.

Sextorsión

Esa pérdida de privacidad expone a los usuarios y cuanto más usen la app o el sitio web y más elementos incluyan, mayores posibilidades de toparse con problemas. Además de la extorsión telefónica que, como decíamos, es la práctica fraudulenta más común para los ciberdelincuentes que buscan a sus víctimas entre este público que anhela contactar con otras personas, los chantajes están a la orden del día, sobre todo por parte de estafadores que se valen de perfiles falsos para ganarse la confianza de otros y después reclamarles dinero. A estas prácticas se las conoce como sextorsión y hay de muchas clases. Una de las más habituales puede darse tanto entrando a sitios específicos como sin buscar nada y pasa por recibir una comunicación, bien de la plataforma que se está utilizando o bien por email, en la que te comunican que te han grabado masturbándote con la cámara de tu dispositivo y para evitar que se difundan las imágenes has de pagar.

Si lo recibes por email, con obviarlo y eliminarlo es suficiente para olvidarte de ello, pero si es desde una app de contactos con la que ya has establecido una relación, puede conllevar más dudas y más víctimas. En el caso de usuarios gais, se les suele extorsionar con airear su orientación sexual y sus prácticas entre sus contactos profesionales, más que entre sus familiares, pero el chantaje es el mismo. Algunas de estos extorsionadores suelen mostrarse muy persistentes y no dudarán en amenazar a sus víctimas una y otra vez hasta añadir a sus actividades delictivas el acoso digital. La sextorsión juega con la vergüenza de las víctimas y su temor a que personas próximas se enteren de su interés por el sexo. Por esta misma razón, muchas veces no se presentan denuncias.

Anuncios falsos

La Policía Nacional ya advirtió el pasado año de que durante 2021 había apreciado un considerable aumento de casos de extorsión telefónica en los que se utilizaba sobre todo WhatsApp, al menos medio centenar de situaciones delictivas relacionadas con anuncios falsos en páginas webs de contactos con mujeres que ofrecen servicios sexuales a cambio de dinero. El cuerpo policial alertaba sobre todo de páginas de contactos como Pasión.com y Navarsex.com, repletos de anuncios falsos donde no llegaba a consumarse ninguna cita, pero sí se demandaban diferentes cantidades con la finalidad de lograrlas. No importa si se buscan contactos con la opción de ligar u obtener servicios profesionales. Se puede topar igualmente con prácticas delictivas similares, solo que en el caso de la opción de pago tanto la víctima como sus estafadores ya tienen claro que habrá un desembolso de dinero.

Los delincuentes contactaban con las víctimas días o semanas después de que éstas se hayan interesado por los anuncios -por teléfono o correo electrónico- y les informaban de que «por haber hecho perder el tiempo a las chicas con las que has contactado, has contraído una deuda económica con ellas». Tras este primer susto comienza una intimidación telefónica para atemorizar a la víctima con su supuesta deuda cumulada y que acceda a pagar una «compensación económica». Para ello, incluso emplazan a hacer un ingreso en efectivo en un cajero, a llamar desde allí para obtener un número de cuenta donde volcar la cantidad, pero igualmente se han solicitado pagos por otras vías. En todo caso, acceder a un primer pago supondrá que te soliciten hacer más, algo que la Policía desaconseja en todos los casos e invita a contactar con el cuerpo antes de considerar la posibilidad de pagar.

Un roto de 7.000 euros

Estas prácticas suelen tener sus picos de casos durante los meses de primavera y verano. El buen tiempo es un reclamo añadido y en 2021 los meses de mayor actividad fueron agosto y septiembre. Las cantidades de dinero solicitadas a las víctimas pueden variar mucho, aunque serán más y más siempre que se vaya accediendo a las peticiones de los ciberdelincuentes. Cuando éstos obtienen algo, lejos de cesar, exprimirán a la víctima al máximo y le sacarán todo lo que puedan. Si caes una vez, siempre habrá más reclamos para que sigas pagando.

El denominador común de la inmensa mayoría de las estafas tiene como blanco a hombres que han accedido a páginas de contactos y se han interesado por alguien, aunque luego no se consumara una cita. Pero no hay un perfil definido y las estafas han afectado hasta ahora a todos los segmentos de edad, incluidos los más jóvenes. Los pagos de estas extorsiones suelen rondar los 1.000 euros, si bien hay al menos una víctima que denunció el pasado año que se vio «obligado» a hacer varios ingresos en distintas cuentas bancarias por un valor total de 7.000 euros. El primer pago lo realizó de una manera aún «cordial», pero todos los demás los hizo bajo coacciones y amenazas de que sus allegados o sus compañeros de trabajo se acabaran enterando de sus actividades e incluso pudieran recibir imágenes comprometidas.

Cuidado con Tinder

Más allá de ser una página de contactos, Tinder es la página ‘oficial’ de ligoteo más utilizada en España, seguida por Badoo, que se le parece. Su fama la precede y sus usuarios la eligen porque se huye del compromiso y se apuesta sobre todo por citas esporádicas y sexo, o al menos eso afirman la mayoría de sus usuarios. Tinder acumula cientos de miles de usuarios y por ello también es blanco de los delincuentes Abundan los perfiles falsos de mujeres espectaculares, que empiezan a interesarse por alguien, entablan conversación y le exponen algún gran ‘negocio’ con el que obtener dinero rápidamente. Lo cierto es que los que caen suelen acabar en páginas webs falsas que buscan datos hasta llegar a las cuentas bancarias, cuyo número también te pedirán sin que sea después posible recuperar la ‘inversión’.

Aunque las víctimas de estas prácticas relacionadas con los contactos suelen ser hombres, también las estafas han afectado hasta ahora a muchas mujeres, especialmente en Tinder. En esta red social se ha hecho muy popular el ya bautizado como «timador de Tinder» o «estafador de Tinder», protagonista de una estafa millonaria por la cual se interesó Netflix. Shimon Hayut, alias Simon Leviev, niega los hechos y acusa a sus víctimas de mentir, pero ha llegado incluso a timar hasta a su guardaespaldas, Piotr Kaluski. Hayut se ganaba la confianza de multitud de chicas haciéndose pasar por un millonario israelí y ofreciendo a las mujeres vuelos en jets privados y estancias en hoteles de lujo. Después les comentaba que sus «enemigos» le  estaban buscando y les pedía ayuda en forma de miles de euros para huir sin ser detectado. Hasta llegaba a mandar fotos ensangrentado para tratar de darle veracidad al asunto. Antes de caer, este hombre se hizo con millones de euros -unos diez en los últimos diez años- de sufridas chicas que pretendían ligar con él. En España se han dado denuncias de agresión sexual por parte de mujeres que habían quedado con alguien a quien conocieron en Tinder, como el de una mujer de Inca (Mallorca) que fue violada en primavera de 2021 por un hombre con el que entabló conversación.

Conviene ser selectivo 

Evidentemente no es lo mismo acceder a páginas de contactos desinteresados que de pago, aunque los timos pueden venir en ambos casos. Hay páginas y aplicaciones que ofrecen garantías y otras donde brillan por su ausencia. En todo caso, lo de siempre: cuanta más información aportemos de nosotros mismos, más vulnerables seremos y más fácil será que nos timen. Las app de citas en demasiadas ocasiones tienen fallos de seguridad que pueden afectar a la privacidad. Hay webs de contactos confiables, pero ojo, porque eso no exime de que algún ciberdelincuente pueda tratar de hacer su agosto también en ellas. Recordemos que todas tienen una parte gratuita, pero para ‘triunfar’ se hace indispensable pagar. Entre las webs de citas mejor valoradas se encuentra Meetic, que promete que encontrarás «el amor con la persona realmente adecuada para ti» o eDarling, «el sitio de los solteros exigentes». OurTime apuesta por los contactos entre mayores de 50 años «con tus mismos intereses», como Solteros50, que incluye la opción de las citas por videollamada. Solteros con nivel también presume de las citas mediante videollamada y habla de «solteros intelectuales» entre su oferta, mientras que Contactos rápidos se vende como «la única web de citas de solteros para ganarse tu corazón» y Quiero rollo apuesta por su sencillez como aval para alcanzar el éxito.

Hay hasta sitios de citas ‘por sectores’: para mayores, para jóvenes, para estudiantes, universitarios, profesionales de distintos ámbitos e incluso sitios donde se exige ser creyente. Así que conviene ser selectivo y tener precaución en todos los casos. En cuanto a los precios por los servicios, son similares y ofrecerá más garantías siempre un sitio con muchos usuarios satisfechos. En cualquier caso, aunque la página sea fiable, ojo con los datos que se nos requieran otros usuarios que, en principio, andan ahí por la misma razón que nosotros, porque siempre podrían complicarte la vida.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D