Ricardo Dudda

La carga del refugiado

Los refugiados están atrapados en su condición de refugiados. No solo física, sino simbólicamente. Se ha convertido en su identidad, aunque no la han podido escoger. Es algo que ocurre con muchas minorías, consideradas en primer lugar parte de su identidad colectiva y luego individuos. En el intento de mostrar comprensión y solidaridad, muchos occidentales acaban atrapando a esas minorías en una sola identidad. Esto tiene como consecuencia que un refugiado, un negro, un latino, lleva la carga de ser siempre paradigma y representante del colectivo al que pertenece.

Opinión

La carga del refugiado
Ricardo Dudda

Ricardo Dudda

Periodista y miembro de la redacción de Letras Libres, columnista en El País y autor de "La verdad de la tribu". La corrección política y sus enemigos.

Los refugiados están atrapados en su condición de refugiados. No solo física, sino simbólicamente. Se ha convertido en su identidad, aunque no la han podido escoger. Es algo que ocurre con muchas minorías, consideradas en primer lugar parte de su identidad colectiva y luego individuos. En el intento de mostrar comprensión y solidaridad, muchos occidentales acaban atrapando a esas minorías en una sola identidad. Esto tiene como consecuencia que un refugiado, un negro, un latino, lleva la carga de ser siempre paradigma y representante del colectivo al que pertenece.

La noticia de la detención de un yihadista por parte de dos refugiados quizá sirva para que la ultraderecha deje de considerar a todos los refugiados como violadores y terroristas. La prensa lo ha vendido de esa manera, pero en la cobertura mediática del suceso hay algo incómodo: para poder ganarse la presunción de inocencia, un refugiado sirio en Alemania tiene que ser un héroe. El hecho sugiere que para poder ser aceptado y ganarse el respeto de la población alemana has de realizar un doble esfuerzo. Y no es un doble esfuerzo de asimilación, que es algo comprensible dada su procedencia y la cultura diferente de origen, sino de civismo e, incluso, heroicidad. Recuerda a los consejos de los negros americanos a sus hijos para evitar que se metan en problemas: sé doblemente bueno y no te pasará nada.

Un porcentaje ridículo de los refugiados es terrorista. Un porcentaje igual de bajo es violador. La noticia de la detención es curiosa y tiene mucho interés periodístico. También tiene una gran importancia simbólica, pero no debería sorprendernos que un refugiado sirio impida un atentado. Sorprenderse implica, en cierta manera, comprarle el relato a la ultraderecha xenófoba, que exige unos estándares morales superiores a alguien por el hecho de haber nacido fuera del país.

 

Contexto

    Más de este autor

    Para cuando vuelva el procés

    «Para cuando vuelva el procés, habrá que insistir en lo de siempre. Hay tres cuestiones centrales en el catalanismo que lo son también del independentismo, y que han protagonizado la actualidad en los últimos meses: la lengua, el Estatut y las infraestructuras.»

    Opinión

    Cancelar el debate sobre la cancelación

    «¿Está bien, es moral, es aceptable que en una democracia liberal una persona que tuitea una opinión polémica sea despedido de su empleo solo porque lo ha pedido una turba?»

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Guillermo Garabito

    España de vacaciones

    «Es agosto y que Pedro Sánchez se haya ido de vacaciones, acogiéndose a esta sacrosanta tradición nuestra de que pase lo que pase habrá verano, es una cosa que me resulta estupenda contra lo que, sorprendentemente, le ha parecido a todos los demás; incluso con oleada de rebrotes y todo»

    Opinión

    Víctor de la Serna

    De aquella bronca a una buena colaboración

    «En cierto modo Kamala Harris es una versión femenina de Barack Obama: familia burguesa de alto nivel cultural, su negritud es relativa ya que es hija de profesores universitarios extranjeros, india y negro, sin antecedentes dentro de la población descendiente de los esclavos»

    Opinión