Publicidad
Aloma Rodríguez

Tres repúblicas catalanas

«Tal vez todo esto sea de nuevo una maniobra de Iván Redondo, que disfruta entreteniéndonos, convertido en ‘showrunner’, feliz de que siempre entremos a su trapo»

Opinión

Tres repúblicas catalanas
KEVIN LAMARQUE Reuters

El encuentro entre Pedro Sánchez y Joe Biden se produjo, finalmente, en los pasillos de la sede de la OTAN en Bruselas. Apenas duró 45 segundos, que puede parecer poco, pero como señaló el guionista Daniel Castro, «han sido tres repúblicas catalanas». No en vano, Castro dirigió, escribió y protagonizó una película titulada Ilusión. En ese lapso de tres repúblicas catalanas al presidente Sánchez, según él mismo ha dicho y como recoge El País, «le dio tiempo a hablar sobre la necesidad de ‘reforzar los lazos militares’ entre los dos países, actualizando el convenio bilateral de defensa; sobre la situación de América Latina y el preocupante problema migratorio en Centroamérica; o sobre la agenda de la nueva Administración norteamericana, que ha servido a ‘inspiración’ a muchos progresistas». Puede que también charlaran, de manera más distendida, sobre sus planes de vacaciones veraniegas; o quizá lo hicieran pero no haya trascendido. Cuarenta y cinco segundos dan para mucho en realidad, lo sabe cualquiera que haya coincidido con su jefe en el ascensor.

Si hace unas semanas Iván Redondo citaba una frase de El ala oeste de la Casa Blanca, esta semana parece que la inspiración de su última jugada maestra es viene de Veep, la serie en la que Julia Louis-Dreyfus interpreta a Selina Meyer, una vicepresidenta que trata de superar el papel más bien simbólico de su puesto con más bien fallidos resultados. Todas las ideas de su equipo están encaminadas a remontar la popularidad de Meyer, la falta de escrúpulos parece una condición imprescindible y el éxito o fracaso de los planes se dirime en una especie de match point en el que siempre hay un spin doctor más.

El paseíllo con charla entre los dos presidentes de EEUU y España no tendría mayor trascendencia si no lo hubieran anunciado desde Moncloa; como todo, lo que ha sucedido es un desajuste entre las expectativas y la realidad. El periodista Rafa de Miguel señalaba que tenía más importancia la reunión mantenida entre Sánchez y Boris Johnson. Lo que hace pensar que, tal vez, todo esto sea de nuevo una maniobra de Iván Redondo, que disfruta entreteniéndonos, convertido en showrunner, feliz de que siempre entremos a su trapo.

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D