The Objective
Publicidad
España

El Congreso impide corregir un error del PP que salva la reforma laboral

El Ejecutivo ha logrado que Ciudadanos y PDeCAT apoyen la convalidación del decreto ley sin necesidad de modificarlo, algo que pedían ERC, Bildu y PNV

El Congreso impide corregir un error del PP que salva la reforma laboral

Pedro Sánchez, Yolanda Díaz y María Jesús Montero aplauden en la sesión plenaria en la que se ha aprobado | EP

El Gobierno ha conseguido sacar adelante la reforma laboral… gracias a un error. Los votos fallaron y los tres diputados de margen que tenía el Ejecutivo (176 frente a 173) se esfumaron gracias a la ruptura de la disciplina de voto por parte de los dos diputados de UPN, Sergio Sayas y Carlos García Adanero, que han votado en contra, saltándose la directriz de la dirección de UPN en Navarra.

Así las cosas, la reforma laboral habría decaído (174 síes frente a 175 noes) de no ser por un diputado del PP, Alberto Casero, quien se ha equivocado en la votación telemática que había solicitado por motivos de salud. Gracias a ese error, el Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la reforma laboral que el Gobierno acordó con los agentes sociales y que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 28 de diciembre por 175 votos a favor y 174 en contra.

Una aprobación in extremis que ha sido celebrada con júbilo por la bancada del Ejecutivo y los grupos de PSOE y Unidas Podemos, después del error de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, quien había proclamado la derrota ante la confusión de Pedro Sánchez, Yolanda Díaz y Nadia Calviño. «El PP nos ha salvado votando en contra de su propia reforma», exclamaba incrédulo un alto cargo en conversación con THE OBJECTIVE.

PP y Vox recurrirán ante el TC el incumplimiento

Sin embargo, la polémica esta servida. El PP denuncia una «cacicada del Congreso» por tratarse de un error que el diputado había comunicado e incluso se había personado en la cámara baja, pese a estar enfermo, para comunicarlo a la mesa del Congreso e intentar votar de forma presencial, algo que no permite el reglamento. Fuentes de la dirección del PP y Vox aseguran que el reglamento del Congreso se ha incumplido, motivo por el cual anuncian su voluntad de recurrir la decisión ante el Tribunal Constitucional. El punto cuarto de las resoluciones del Congreso sobre las votaciones telemáticas del año 2012 estipula lo siguiente:

«Tras ejercer el voto mediante el procedimiento telemático, la Presidencia u otro órgano en quien delegue, comprobará telefónicamente con el diputado autorizado, antes del inicio de la votación presencial en pleno, la emisión efectiva del voto y el sentido de éste». Algo que no se ha producido.

Fuentes parlamentarias explican a este periódico que esta comprobación previa dejó de producirse en 2020 con motivo del estado de alarma declarado por la pandemia, a través de dos resoluciones de la Mesa del Congreso: una el 19 de marzo de 2020, cinco días después del estado de alarma, y otra en octubre de 2021 cuando el sistema de verificación telefónico del voto telemático se sustituyó por un sistema de de auto verificación, ante la imposibilidad de que los nueve representantes de la Mesa «no podían comprobar 350 votos vía telefónica cuarenta y cinco minutos antes de una votación».

Las citadas fuentes parlamentarias explican además que el propio sistema telemático «tiene una doble verificación» en el que, cuando concluye las votaciones pantalla a pantalla, el propio sistema te obliga a confirmar nuevamente el sentido del voto con la pregunta de si se desea validar o repetir la votación efectuada.

Precedentes de errores en la votación

El Congreso se ha mostrado inflexible con el error del diputado del PP. Según adelantan fuentes parlamentarias a THE OBJECTIVE, en la reunión extraordinaria de la mesa al término del pleno, el secretario general de la cámara ha dado fe de que no se cumplían las condiciones para que se repitiera la votación dado que el voto se había efectuado correctamente en el sistema. Sin embargo, otros grupos de la oposición recuerdan que hay precedentes de repeticiones de la votaciones por errores en el voto telemático.

En julio de 2020 se repitió la votación del dictamen sobre la reconstrucción económica por el error de una diputada, aunque en este caso no se llegó a materializar el voto telemático en el sistema interno de votación sino que, habiendo sido solicitado, se realizó finalmente de forma presencial en el Hemiciclo. La explicación de la presidencia del Congreso fue que «la repetición se produjo porque, al eliminar el voto presencial, hubo empate. Y en caso de empate, el reglamento obliga a la repetición de la votación».

Por contra, en noviembre de 2021 también se produjo un sonado error en las votaciones telemáticas. Fue el caso del ex ministro José Luis Ábalos, quien se equivocó en una de las votaciones y no se le permitió emitir nuevamente su voto, con lo cual rompió la disciplina del voto socialista.

Una votación accidentada

La reforma ha sido aprobada con gran confusión en el Congreso de los Diputados, ya que inicialmente la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, anunciaba que la reforma había sido derogada, para finalmente rectificar y anunciar que el «sí» había triunfado por un voto y que el real decreto se había convalidado. La confusión ha recorrido el arco parlamentario, una vez se han confirmado las dos rupturas de las disciplinas de voto de los diputados de UPN, lo cual evidenciaba que un diputado más no había seguido las indicaciones de su dirección parlamentaria.

Al revisar los pliegos de votación y darse cuenta del error, el PP ha informado de que su diputado había sufrido un error en el sistema informático del voto telemático, motivo por el cual decidió acudir presencialmente al hemiciclo, pero el reglamento le impide volver a votar. Los populares solicitaron urgentemente la convocatoria urgente de la Mesa del Congreso para analizar este suceso, pero en ella el secretario general de las Cortes ha invalidado sus argumentos.

Sin tramitación como Ley

Por otro lado, los apoyos del PDeCAT y Ciudadanos han permitido al Gobierno convalidar el decreto ley sin necesidad de modificarlo, algo que exigían tanto ERC como EH-Bildu para dar su ‘sí’ en la votación que ha tenido lugar este jueves en la Cámara Baja. Finalmente el PNV, que también estaba en contra de parte del texto y que ha estado negociando con el Gobierno hasta última hora, tampoco ha apoyado la reforma laboral.

De esta forma la convalidación del decreto ha salido adelante con 175 votos a favor: los 154 que suman PSOE y Unidas Podemos, nueve de Ciudadanos, cuatro del PDeCAT y Más País y uno de Compromís, Nueva Canarias, PRC, Teruel Existe y Coalición Canaria y un diputado del PP que se ha confundido y ha votado telemáticamente a favor.

Por su parte, en contra han votado el PP (88 diputados), Vox (52), Foro Asturias (uno) y Junts (cuatro), a los que parece que se han sumado los partidos que permitieron la investidura de Pedro Sánchez: Esquerra Republicana (13), EH-Bildu (cinco), la CUP (dos), UPN (dos) y el BNG (uno).

Las claves de la reforma laboral

Temporalidad

Una de las bases de la reforma laboral es la temporalidad. En concreto las empresas deberán motivar la causa que depara la contratación temporal con sus especificaciones concretas, su razón y una proyección de la duración prevista. A partir de ahora habrá dos tipos de contratos temporales: el de sustitución a otra persona de la plantilla y el de «circunstancias de la producción.

Sueldos

El nuevo texto descarta que las empresas puedan marcar sueldos por debajo del sector. Se ha reconocido la primacía apiclativa del convenio sectorial sobre el de empresa en materia salarial.

Subcontratación

El régimen de las subcontratas «será el de la actividad desarrollada, con independencia de su objeto social y forma jurídica». No obstante, se contempla, a priori, que prevalecerá el convenio de empresa sobre cualquier sectorial, salvo en materia salarial como está reflejado en el primer punto.

Sanciones

La nueva norma también pretende atajar el fraude laboral, desde cualquier aspecto de la economía sumergida, y prevé mecanismos para castigar la contratación de temporales de forma irregular o inadaptada a la causalidad. Las multas pueden ascender hasta los 10.000 euros.

Escudo social

La reforma recoge el mecanismo estructural de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) denominado Mecanismo RED. Se han arbitrado ayudas a las empresas en su factura de cotizaciones sociales y se liberan recursos para ayudar a las empresas que se acojan a ella en la cotización a la Seguridad Social, así como de fondos públicos para formación. Se podrán aplicar por causa cíclica o sectorial.

Formación

A partir de ahora hay dos tipos de contratos: formativo en alternancia y formativo para la obtención de la práctica profesional. Subirá la edad del postulante al umbral de los 30 años y la duración máximo podrá extenderse de los tres mese actuales hasta dos años.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D