The Objective
Publicidad
España

La CUP amenaza al Govern con una consulta contra los Juegos Olímpicos

El Gobierno de Pere Aragonès advierte del riesgo de que su inicial apuesta para celebrar una votación sobre este evento deportivo pueda ser impugnado

La CUP amenaza al Govern con una consulta contra los Juegos Olímpicos

Los diputados de la CUP en el Parlament. | TO

A la espera de que el Gobierno de la Generalitat decida presentar o no candidatura para los Juegos Olímpicos de invierno, la CUP ha pasado al ataque y amaga con celebrar consultas ciudadanas con el fin de que la población tumbe este proyecto que el Gobierno central quiere que compartan Aragón y Cataluña en 2030.

La formación anticapitalista, así como Catalunya En Comú, se han opuesto a que, en un contexto de «emergencia climática», se contemple que las localidades fronterizas con los Pirineos acojan este evento deportivo. De hecho, el apoyo de los de Ada Colau a los presupuestos de la Generalitat iba condicionado a no aceptar proyectos como el hotel-casino Hard Rock o los Juegos Olímpicos. Pero ERC y Junts per Catalunya, socios del Govern, no tienen una posición unánime al respecto.

En medio de esta ambigüedad del Ejecutivo de Pere Aragonès, la CUP quiere que cumpla con su promesa de celebrar una votación en aquellas localidades implicadas. La consejera de Presidencia, Laura Vilagrà, afirmó el pasado 21 de enero que se convocaría una consulta en el Alto Pirineo y en Arán, con el fin de que hasta 63.000 personas pudieran expresar su opinión sobre los Juegos Olímpicos. Y se mostró favorable a presentar una candidatura que no fuera incompatible con los criterios de «sostenibilidad» y de respeto al territorio.

Sin embargo, este anuncio de consulta contradecía un informe interno del Departamento de Acción Exterior, destapado por el diario Ara, sobre las «dificultades» legales para celebrar dicha consulta. Por esta razón, este miércoles la consejera de Acción Exterior, Victòria Alsina, no supo concretar en el Parlamento cuándo iba a celebrarse esta consulta ni cuál sería la pregunta de la votación y se limitó a afirmar que están evaluando «todos los encajes posibles» para llevarla a cabo.

Jurisprudencia del Constitucional

El gran escollo es que a raíz del procés, la jurisprudencia del Tribunal Constitucional complica la posibilidad de consultar a la población de forma general y su resultado no puede ser vinculantes. Cabe recordar que Vilagrà sostuvo que los resultados serían «vinculantes», pero la ley 10/2014 en la modalidad de consultas no referendarias estipula que los resultados de los procesos de participación ciudadana «no son vinculantes para la administración convocante».

El Govern no quiere verse en la tesitura de que se impugne la votación sobre los Juegos Olímpicos y que se vuelve a situar en el debate público la posibilidad de desobedecer a los tribunales que tanto les pasa factura entre su electorado más radical.

Por contra, la CUP quiere llevar al límite a sus socios independentistas. Sobre todo después de que la presidenta del Parlament, Laura Borràs, no aceptara el voto delegado de Pau Juvillà y se consumara la retirada de su acta por petición de la Junta Electoral. Pese a las declaraciones conjuntas a favor de la «soberanía del Parlament» y contra la «injerencias» de la Junta Electoral, tanto ERC como Junts per Catalunya acabaron por obedecer al órgano administrativo.

Consulta alternativa sobre los Juegos Olímpicos

A este respecto, este miércoles la líder de la CUP en la Cámara catalana, Dolors Sabater, ya avanzó que, en su opinión, la propuesta de votación de Govern «no era una forma honesta y rigurosa de preparar un proceso participativo».

En la misma línea, los presidentes de los consejos comarcales del Solsonès, el Ripollès y Berguedà se reunieron este miércoles para consensuar una respuesta conjunta después de haber quedado fuera de la consulta sobre la candidatura de los Juegos Olímpicos.

Uno de los que ha cogido la batuta ha sido el alcalde de Berga, Ivan Sánchez. En las redes sociales abundaba en la idea de organizar una «consulta en paralelo» desde el propio consistorio. El municipio tiene 17.000 habitantes y su edil no acepta verse excluido de la consulta del Govern si es que finalmente se celebra.

El principal temor de los anticapitalistas es que no se delegue a la población esta decisión. Es decir, que ERC y Junts acaben adoptando una posición favorable a los Juegos sin abrir un debate. Ambos partidos que conforman el Govern tienen corrientes internas contrarias a presentar candidatura, pero sus cúpulas mantienen una posición más abierta ante la posibilidad de acoger este evento mundial. Incluso si es fuera de las fronteras catalanas: conjuntamente con Aragón.

Como informó este medio, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, aplazó una reunión con el presidente de la Generalitat por la diferencia de criterios en esta materia. En cambio, recibió a una delegación de Societat Civil Catalana favorable a que ambas regiones trabajen de forma unida en una futura candidatura de los Juegos. Con varios frentes abiertos, con la CUP por un lado, y Aragón por el otro, el Govern no tendrá más remedio que posicionarse sobre este asunto. Y cuanto antes mejor.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D