The Objective
Publicidad
España

Sánchez ultima una gira por Iberoamérica en medio de los ataques de Podemos a Felipe VI

El presidente del Gobierno planea realizar el viaje tras el Consejo de Ministros del 23 de agosto. Ecuador, única escala asegurada por el momento

Sánchez ultima una gira por Iberoamérica en medio de los ataques de Podemos a Felipe VI

Pedro Sánchez tras su última reunión con el rey Felipe VI en Palma. | Isaac Buj (EP)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene previsto realizar una gira de varios días por Iberoamérica tras el Consejo de Ministros del próximo 23 de agosto, según desvelan fuentes gubernamentales a THE OBJECTIVE. Un viaje que se está ultimando en medio de los ataques de ministros y dirigentes de Podemos a Felipe VI por la polémica colombiana en torno a la espada de Simón Bolívar.

A día de hoy, la única escala segura en la gira de Sánchez es Ecuador, donde gobierna el conservador Guillermo Lasso. Este país andino acogerá la próxima cumbre iberoamericana en 2024. En una región polarizada como Iberoamérica, la diplomacia española suele buscar en este tipo de viajes presidenciales un equilibrio entre gobiernos de corte bolivariano y aquellos que estén situados en la órbita liberal-conservadora.

Sánchez ya pasó por Chile, Colombia, Bolivia, Costa Rica y Cuba en 2018. En enero de 2019 estuvo en México, al inicio del mandato de Andrés Manuel López Obrador, y con la llegada de la pandemia del coronavirus, las salidas del jefe del Ejecutivo a Iberoamérica se paralizaron. En junio de 2021 se retomaron las giras con un viaje a Argentina y, de nuevo, Costa Rica.

La polémica en torno al gesto del rey Felipe VI, que no se levantó al paso de la urna con la espada de Bolívar durante la investidura como presidente colombiano de Gustavo Petro, amenaza con abrir una nueva brecha en el Gobierno. Aunque la parte socialista del Ejecutivo intentó este martes quitar hierro al asunto tachando la polémica de «intrascendente», desde el lado ‘morado’ aprovecharon para marcar terreno propio en un asunto, el de la Jefatura de Estado, que ya ha traído de cabeza a la coalición en más de una ocasión. Destacados políticos de Podemos siguieron insistiendo en criticar lo que tachan de «desplante» y «falta de respeto».

Podemos afea a Sánchez el «desplante» del Rey

El más incisivo fue el portavoz de la formación ‘morada’ en el Congreso, Pablo Echenique, quien lanzó al aire la pregunta de si la acción que ha levantado la indignación en su partido no estaría refrendada por los socios de Gobierno. «El Ministro Bolaños ha dicho que el desplante de Felipe VI a la espada de Bolívar no tiene trascendencia. Sin embargo, fue el único jefe de Estado que no se levantó y se vio en todas las TV del mundo. La pregunta es si esa decisión estaba refrendada por el Ministro de Exteriores», planteó en Twitter.

El dirigente de Podemos pareció ignorar que el presidente de Argentina, Alberto Fernández, tampoco se levantó ante la espada del libertador, tal y como desveló THE OBJECTIVE después de que el exjefe de Gabinete de Pablo Iglesias, el argentino Pablo Gentili, subiese a las redes sociales un vídeo del acto.

Echenique incluso planteó que el gesto del Rey, de no haber sido aprobado por José Manuel Albares, podría haber sido inconstitucional. «En el artículo 64 de la Constitución Española pone que Felipe VI no puede tomar la decisión personal de insultar al pueblo colombiano sin consultarlo previamente al ministro competente. Lo dejo por aquí para que los ‘constitucionalistas’ lo tengan a mano», apuntó.

Sánchez Rey Ermua
Pedro Sánchez y Felipe VI en un acto en Ermua con Íñigo Urkullu y Meritxell Batet.

Por su parte, Iglesias cargó contra los miembros del PSOE que no condenaron este hecho por «beneficiar a la ‘(ultra)derecha’». «En 2003 el gesto de Zapatero, como jefe del PSOE, ante la bandera de EEUU, fue un mensaje político. Que ministros del PSOE quiten hoy trascendencia al mensaje político del Jefe del Estado frente a la espada de Bolívar, es una cobardía indigna que solo ayuda a la (ultra)derecha», aseveró.

Precisamente, diplomáticos del Ministerio de Asuntos Exteriores consultados por este diario mostraron su sorpresa ante el silencio en esta polémica de Albares, quien acompañó al monarca en el acto de Bogotá, y pusieron en duda que el embajador español en Colombia, Joaquín de Arístegui, avisase a Felipe VI de la eventual aparición de la reliquia de Bolívar durante la ceremonia.

«Es grave. Se está poniendo en peligro el futuro papel del Rey y de la princesa Leonor en las tomas de posesiones, que históricamente habían sido siempre un gran instrumento de la política exterior española en Iberoamérica y un gesto muy apreciado», subrayó una antigua embajadora en la región a este diario.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D