The Objective
Publicidad
España

El Gobierno desoye al Supremo y mantiene la estatura mínima para las mujeres en la Policía

El Ministerio del Interior aplaza hasta 2023 la supresión del límite de estatura en las convocatorias de plazas para la Policía Nacional

El Gobierno desoye al Supremo y mantiene la estatura mínima para las mujeres en la Policía

Mujeres policías en el 40 aniversario de su acceso al Cuerpo. | Polícia Nacional

Las mujeres que midan menos de 1,60 metros no podrán ser policías. Al menos, de momento. El Tribunal Supremo anuló en julio el requisito de la estatura mínima requerida para hacer las pruebas de acceso a la Policía Nacional al considerarlo discriminatorio. A pesar de la sentencia, el Gobierno no asegura que la supresión sea efectiva en la próxima convocatoria, que se publicará en unas semanas. Así se desprende de una respuesta parlamentaria ofrecida a Compromís a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE. El Ejecutivo argumenta que no puede cambiar las condiciones de ingreso hasta que modifique la normativa en vigor, que data de 2007.

«La Dirección General de la Policía Nacional suprimirá el requisito de estatura mínima para acceder al Cuerpo, una medida que podría estar implantada en la próxima convocatoria de pruebas prevista en 2023», explica la respuesta parlamentaria, enviada el 11 de agosto. El texto no menciona el proceso que se iniciará en las próximas semanas, por lo que muchos aspirantes temen que se demore su aplicación. Los sindicatos apuntan que la resolución se estaba retrasando con la intención de que el Consejo de Ministros lo eliminara.

Aspirante a policía

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo justificaba hace apenas un mes que el mínimo impuesto a los hombres, 1,65 metros, es menos exigente que la estatura que se pide a las mujeres para ingresar en la Policía Nacional. De hecho, el porcentaje de féminas que no alcanza la altura exigida es mucho mayor (25%) que el de los varones (3%). La sentencia estimó el recurso de una mujer que fue excluida del proceso selectivo en 2017 porque medía 1,56 metros.

La afectada llevó el caso hasta el Consejo de Ministros, que desestimó la petición. Fue entonces cuando decidió ponerlo en manos del Supremo. La aspirante reclamó que se anulara el requisito establecido en el artículo 7.c del Reglamento de los procesos selectivos y de formación del Cuerpo Nacional de Policía. Entendía que los límites fijados no concuerdan con las estaturas media actuales de los hombres (1,74) y mujeres (1,63) que superan la mayoría de edad en España.

La mujer argumentó que, para que exista igualdad, la estatura mínima exigida a las féminas debe ser de 1,54 metros. Así lo consideró también el Tribunal Supremo, que anuló dicho requisito por discriminatorio. En febrero, meses antes de la sentencia, el Gobierno ya anunció que suprimiría el requisito para acceder a la escala básica. El Ministerio del Interior destacó en un comunicado que mantendría la altura mínima para ingresar en determinadas unidades especiales, como la UIP, la UPR y el GEO, en las que la talla «afecta» a la operatividad.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, destacó entonces que la medida contribuía a romper «uno de los techos de cristal» que impedía el acceso de la mujer al Cuerpo. Y señaló: «La actual regulación es más restrictiva para ella. Su límite está solo dos centímetros por debajo de la estatura media, mientras que en el caso de los hombres el margen llega hasta los nueve». Sin embargo, el Gobierno no prevé modificar de inmediato la normativa que la regula, cuya última actualización es de 2007. Las aspirantes del proceso del próximo año, cuya convocatoria se publicará en las próximas semanas, deberán seguir midiendo 1,60 metros.

«Un anacronismo»

Un senador de Compromís, Carles Mulet, preguntó hace semanas al Gobierno por qué no se había aplicado la medida en la convocatoria de este año y cuándo preveía hacerlo. La respuesta, a la que ha tenido acceso este diario, apenas arroja luz. El Ejecutivo sostiene que suprimirá el requisito de la altura, pero no garantiza que esté implantado en las pruebas del próximo año. Para eso, reconocen, es necesario modificar la normativa vigente que rigen los procesos selectivos, tal y «como establecen los principios básicos del Derecho».

«El Gobierno se comprometió a principios de año a acabar con este requisito. Ha tenido tiempo de sobra para modificar la normativa para que en la próxima convocatoria no se deje a personas en fuera de juego», subraya Mulet. El senador de Compromís afirma que le contactó una opositora a la que le faltan dos centímetros para alcanzar la altura exigida. «A día de hoy, nadie le sabe explicar si va a poder participar en las pruebas de acceso. Está en una especie de limbo».

Una agente de Policía Nacional durante un registro en el barrio ceutí de El Príncipe. | Foto: Antonio Sempere (EP)

Mulet destaca que este requisito «es un anacronismo». En su opinión, la estatura mínima se puede entender en funciones concretas, pero no para una policía científica, donde «poco importa que mida un centímetro más que menos». Afirma que le cuesta mucho entender que el Ejecutivo reconozca una situación anómala y que no tome medidas de inmediato. «¿En qué inseguridad jurídica quedan las próximas convocatorias si ya existe un precedente?», se pregunta.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ya falló en 2017 que era discriminatorio exigir la misma altura para hombres y mujeres. El mes pasado, el Supremo consideró que no basta con establecer marcas mínimas diferentes si no se tienen en cuenta las diferencias de estatura media de cada sexo de la población española. Los magistrados subrayaron que la Administración debe demostrar la existencia de razones objetivas para una diferencia de trato, algo que no hace el preámbulo del reglamento. Las primeras mujeres ingresaron en la Policía Nacional en 1979. En la actualidad son 11.218 y representan el 16,3% del Cuerpo.

Cambio de requisitos

Muchas se quedaron por el camino por ser más bajas de lo requerido. El límite se ha modificado en varias ocasiones desde 1995. Entonces la estatura mínima para los hombres era de 1,70 metros, mientras que la de las mujeres se fijaba en 1,65. Las quejas impulsaron una modificación en 2006, cuando a las aspirantes femeninas se les redujo hasta los 1,60 metros «al existir una clara desproporción» con la altura exigida a los varones. El requisito para los opositores masculinos se mantuvo, pero solo un año. En 2007 estos pasaron al actual 1,65 porque la talla anterior impedía «el ingreso a un número apreciable de aspirantes».

El sindicato Jupol considera que la estatura mínima no deber ser un impedimento para acceder al Cuerpo, aunque «es importante para ciertas unidades». No les extraña que el Gobierno aún no haya modificado la normativa, a pesar de que anunció en febrero que eliminaría este requisito. «Interior acostumbra a tirar balones al aire, pero no cumple nada». Carlos Morales, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), afirma que ve con buenos ojos eliminarlo «cuanto antes, aunque puede resultar un problema para ciertas especialidades». No obstante, cree que no dará tiempo a cambiar la normativa en la convocatoria de este año.

No es el único cambio que se espera. Cinco días antes de que el departamento que dirige Marlaska anunciara la eliminación del requisito de la estatura mínima, informó que la prueba de ortografía dejará de tener carácter eliminatorio en las próximas convocatorias de acceso. La disposición se publicó en el Boletín Oficial del Estado el 9 de febrero. Donde no tiene visos de cambiar la normativa de estatura es en la Guardia Civil, advierte Mulet. En este Cuerpo, se mantiene la altura mínima para sus aspirantes: 1,60 metros para hombres y 1,55 para mujeres.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D