The Objective
Publicidad
Política

Sánchez compara la protesta independentista con la del sábado por la unidad de España

El presidente del Gobierno no duda en situar «fuera de los valores constitucionales» la manifestación en la que estarán PP, Vox y Ciudadanos

Sánchez compara la protesta independentista con la del sábado por la unidad de España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habla en presencia de Emmanuel Macron este jueves en Barcelona. | Europa Press

Pedro Sánchez quiere reivindicar para sí mismo todo el espacio político del centro español y situar en los extremos cualquier protesta contra sus decisiones. El presidente del Gobierno ha comparado la protesta independentista de este jueves en Barcelona contra la Cumbre Hispano-Francesa con la manifestación del próximo sábado en Madrid contra la reforma del Código Penal y la unidad de España, advirtiendo de que, en su opinión, la «amplia mayoría» de la población está entre ambas, en el medio.

Así lo ha afirmado durante una comparecencia conjunta con el presidente francés Emmanuel Macron, tras celebrar la cumbre hispano francesa en Barcelona, donde han firmado el primer Tratado de Amistad y Cooperación entre ambos países. Ambos mandatarios han sido recibidos por los independentistas con una protesta, mientras que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, ha participado en la pero sin quedarse a escuchar el himno de los dos países alegando la presencia del Ejército en Cataluña.

«Creo que entre lo que ha sucedido hoy jueves y lo que va a suceder en Madrid el sábado es donde se encuentra la amplia mayoría de este país, tanto en Cataluña como en España, que es en la defensa de una España unida en su diversidad y eso es lo que reconoce a mi juicio la Constitución de 1978″, ha precisado el jefe del Ejecutivo español.

De hecho, al ser preguntado por la protesta de los independentistas en Barcelona -en la que además han abucheado e insultado al líder de ERC, Oriol Junqueras, que ha abandonado el lugar-, el presidente ha señalado que lo que «verdaderamente importa es que hoy la Constitución española se cumple en todos y cada uno de los territorios del país, también en Cataluña».

En este sentido, ha recordado que en la Constitución se reconoce el derecho a la manifestación pacífica en defensa de unos ideales, «de cualquiera -ha recalcado- incluso de ideales que van en contra de la Constitución como ha sucedido hoy en la ciudad de Barcelona». Y en este contexto, ha apuntado que el sábado se va a producir otra manifestación en Madrid «donde se va a reivindicar todo lo contrario», ha precisado, dejando claro que lo que hay que hacer es «respetarlo». Pero en su opinión, la «amplia mayoría» social se encuentra en el medio, entre una protesta y la otra.

Los convocantes de la manifestación del sábado, organizaciones de la sociedad civil a las que se han sumado partidos como Vox, Ciudadanos o el PP, defienden que la eliminación de la sedición y la reforma de la malversación son una situación de «involución democrática» y un «golpe» espoleado desde La Moncloa, que en las últimas semanas ha rematado esta reforma al Código Penal con el nombramiento del exministro de Justicia Juan Carlos Campo y la ex alto cargo del Ejecutivo Laura Díez como candidatos al TC. Además, han señalado que a estas razones se suman las excarcelaciones de delincuentes sexuales por la ley del solo sí es sí que el Ejecutivo aún no ha modificado a pesar de que se hayan alcanzado 190 reducciones de penas.

Barcelona como ejemplo de convivencia

En cualquier caso, Sánchez ha querido «romper una lanza» en favor de Barcelona, poniendo en valor el hecho de que el Tratado firmado hoy con Macron lleve el nombre de esta ciudad. Algo que, ha dicho, representa un «homenaje de respeto, consideración y admiración». De hecho, la ha definido como sinónimo de vanguardia, por lo que va a definir el Tratado para los próximos años; de europeísmo, no solo por que lo firmado define los intereses comunes entre Francia y España sino por el mensaje «inequívoco» que envía de fortalecimiento de la UE y de «convivencia». En este punto ha recordado las inversiones que se han anunciado en los últimos meses en Barcelona, entre ellos, las de la multinacional Cisco.

Según Sánchez todo esto tiene mucho que ver con la convivencia y la concordia y responde a las quejas que «con razón» ha tenido la ciudad durante muchos años de que el Estado no se había comprometido con ella ni en recursos, ni en visibilidad internacional ni en reconocimiento de sus instituciones. «Es lo que estamos haciendo», ha remachado.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D