The Objective
Publicidad
Internacional

Rusia avanza en la toma del Donbás tras capturar la ciudad ucraniana de Limán

Esta urbe es un pérdida clave para Ucrania porque puede convertirse por sus conexiones en un nuevo punto desde el que organizar el resto de la ofensiva rusa

Rusia avanza en la toma del Donbás tras capturar la ciudad ucraniana de Limán

Soldados ucranianos patrullan un área cerca del frente en la región de Donetsk. | Anna Kudriavtseva (Reuters)

Tras más de tres meses de conflicto, Moscú parece cada vez más cerca de lograr sus objetivos y completar su conquista del Donbás. La ofensiva impulsada por el Kremlin y los separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk está poco a poco venciendo cualquier resistencia ucraniana en esta zona, especialmente desde que se recrudecieron los ataques en el este tras la renuncia a tomar Kiev. Sin ir más lejos, este mismo viernes, las fuerzas invasoras han logrado tomar la localidad de Limán, una ciudad clave del este de Ucrania.

Así lo ha confirmado, en su cuenta de Telegram, el Estado Mayor de la milicia separatista prorrusa de Donetsk, que indicó haber logrado «el control total» de Limán, con el apoyo de las unidades militares de la región separatista de Lugansk y de las fuerzas armadas de Moscú.

Aunque el ejército ruso en sí no ha emitido ninguna información, el propio Gobierno ucraniano dio ayer la localidad anoche por «estratégicamente perdida». Una pérdida clave porque Limán, que contaba con una población de unas 20.000 personas antes del estallido del conflicto, se va a convertir ahora en un nuevo punto desde el que organizar el resto de la ofensiva: por ahí pasa la principal carretera que enlaza con las otras ciudades del este del país, en particular Kramatorsk, la principal urbe de la parte de Donetsk que todavía sigue bajo control ucraniano.

Además, Limán es un importante nudo ferroviario al noreste de Sláviansk, tomada brevemente por los separatistas prorrusos en 2014, y de Kramatorsk, la capital de la región de Donetsk, que está bajo control de Ucrania. Esto supone que la conquista permite a las tropas rusas despejar el último obstáculo para avanzar hacia Sláviansk y Kramatorsk, en una maniobra para rodear Severodonetsk y Lysychansk, más hacia el este.

Tras fracasar en su intento de tomar Kiev y Járkov, Moscú centra sus esfuerzos en conquistar completamente el Donbás, una cuenca minera que comprende las regiones de Donetsk y Lugansk.

Posible cerco a Severodonetsk

Por otro lado el ejército ruso también está bombardeando Severodonetsk, cuyo gobernador advirtió que podría sufrir el mismo destino que Mariúpol, un importante puerto del sureste devastado tras semanas de asedio. Al menos cinco civiles murieron en 24 horas en la región: cuatro en Severodonetsk y uno en Komychuvakha, a 50 kilómetros de allí, ha apuntado el viernes el gobernador Serguéi Gaidai.

«Los habitantes de Severodonetsk han olvidado lo que es un alto el fuego de media hora», escribió Gaidai en Telegram. «Los rusos bombardean constantemente las zonas residenciales», ha asegurado. «Pensamos que las fuerzas rusas se han podido tomar la mayor parte del noreste de Severodonetsk, aunque hay todavía combates en marcha», ha explicado por su parte un alto responsable del departamento de Defensa de Estados Unidos.

El jefe de la administración civil y militar de Severodonetsk, Alexander Striuk, ha afirmado que todavía había entre 12.000 y 13.000 personas en la ciudad, que tenía 100.000 habitantes antes de la guerra. «Un 60% del parque de viviendas de Severodonetsk ha sido destruido. Un 85-90% de los edificios de la ciudad han sido dañados y necesitarán una restauración mayor», ha dicho citado por los medios ucranianos.

Bombardeos en Járkov

Más al norte, en Járkov, las sirenas antiaéreas volvieron a activarse en la madrugada del viernes. En la víspera, un bombardeo dejó nueve muertos y 19 heridos, entre ellos un bebé de cinco meses y su padre, dijo el presidente Zelenski. Los misiles cayeron en un sector residencial del barrio Pavlové Polé, según un periodista de AFP, que vio un joven fallecido y cuatro heridos trasladados al hospital, uno de ellos sin una pierna y un brazo.

Rusia había abandonado su ofensiva sobre esta ciudad para concentrar sus efectivos en el este y el sur de Ucrania y su población intentaba un difícil regreso a la normalidad, reanudando el servicio de metro. Pero las fuerzas de Moscú todavía mantienen posiciones al este de Járkov, mientras los ucranianos cavan trincheras alrededor de la ciudad e instalan bloques de hormigón, sacos de arena y controles ante un eventual nuevo asalto.

Ante esta situación, Ucrania ha vuelto a pedir a los países occidentales más armas. «Algunos socios evitan dar las armas necesarias por miedo a la escalada. Escalada, ¿en serio? Rusia ya está utilizando las armas no nucleares más pesadas, está quemando gente viva. Quizá sea el momento (…) de darnos MLRS (lanzacohetes múltiples)», tuiteó Mijailo Podoliak, asesor de la presidencia ucraniana.

Por su parte, el Kremlin, que según los analistas quiere consolidar sus avances en el sur y el este de Ucrania antes de cualquier solución negociada, rechazó el jueves un plan de paz de Italia. Entre otras cosas, la propuesta preveía un alto el fuego y la retirada de tropas bajo supervisión de la ONU, la entrada de Ucrania en la UE pero no en la OTAN y un estatuto de autonomía para el Donbás y Crimea bajo soberanía ucraniana.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D