The Objective
Publicidad
Economía

Los bancos recuperan todo lo perdido en bolsa tras el estallido de la invasión de Ucrania

Bankinter lidera la remontada con una subida del 43% desde principios de marzo, mientras que BBVA y el Santander se quedan rezagados del resto

Los bancos recuperan todo lo perdido en bolsa tras el estallido de la invasión de Ucrania

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa | Bankinter

Los bancos se han repuesto ya del golpe posterior de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. En poco más de dos meses el sector financiero ha recuperado la práctica totalidad del terreno perdido en bolsa gracias a las mayores expectativas de ingresos por la remontada del euribor. En concreto, ha ganado 18.300 millones de capitalización con Bankinter a la cabeza, según los cálculos realizados por THE OBJECTIVE. Y con BBVA y el Santander muy rezagados. En los diez días posteriores al inicio de la guerra, el sistema español perdió 19.500 millones.

Desde principios de marzo, los bancos han venido elevando su capitalización al calor de una próxima subida de los tipos de interés. Incremento que ha sido confirmada por el BCE para julio y que ha devuelto al euribor al terreno positivo por primera vez en seis años.

Las entidades, con estas perspectivas, ha recibido el apoyo de los inversores y de los analistas y sus acciones están en tendencia alcista. Hasta el punto que Bankinter está muy cerca de batir máximos históricos. El conjunto de los seis bancos cotizados (Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell, Bankinter y Unicaja) valen ya casi 124.000 millones.

Bankinter se revaloriza un 43%

El mercado ha apostado, principalmente, por Bankinter, que ha avanzado nada menos que el 43% en las últimas semanas. Con ello su valoración se sitúa en 5.360 millones. Una cifra que es superior a la del Sabadell. Éste se ha disparado desde entonces un 39% y su cotización asciende a 4.600 millones.

En términos absolutos, por contra, ha sido Caixabank el que más ha avanzado desde el socavón de la invasión. El grupo catalán ha ganado 6.600 millones (un 32%) y el ritmo de mejora se ha acelerado con motivo del nuevo plan estratégico. Este proyecto incluye una remuneración para los inversores de 9.000 millones en tres años, incluida una recompra de títulos. A cierre de la sesión de este miércoles, Caixabank valía cerca de 27.150 millones.

El Santander y BBVA, en esta recuperación, se han quedado atrás, ya que las subidas que han registrado se limitan al 12% y el 9%, respectivamente. Mientras, Unicaja ha sellado un alza del 25% en el mismo periodo. Estos porcentajes colocan al grupo cántabro con un valor bursátil de 51.550 millones; al banco vasco, con 32.600 millones; y al andaluz, con 2.500 millones.

Los expertos y los inversores están apostando más por las entidades medianas, más focalizadas al negocio español, ya que son las que más se beneficiarán de una subida de los tipos en breve. De hecho, en los últimos años han sido las más penalizadas. Por ello, las casas de análisis han venido elevando los precios objetivos de las acciones de las primeras. En este sentido, Jefferies ampliaba ayer la valoración que podrían alcanzar Caixabank, Sabadell y Bankinter. Y recortaba la del Santander y del BBVA.

Hace uno días, desde Citi aventuraban más vientos de cola para los bancos debido no solo a la subida de los tipos de interés, sino a la recuperación del sector turístico y sus efectos sobre la economía. «Esto, si se confirma, podría ser positivo para las cotizaciones de las entidades españolas», indicaba.

El mercado da por hecho que el euribor llegará hasta una horquilla del 1,5%-2% a finales de 2023. Un factor que permitirá a los bancos obtener mayores ingresos. Hay que tener en cuenta que el 75% de la cartera de hipotecas del sector está vinculada a este indicador, por lo que en las próximas revisiones las cuotas de los clientes se encarecerán sustancialmente. Hasta la fecha, estas se han incrementado en 400 euros al año.

Estos incrementos se verán reflejados en las cuentas de resultados del sector en los siguientes meses. Unas cuentas que, por contra, podrían verse impactadas negativamente por un impulso más fuerte de los impagos crediticios. Tanto empresas como particulares podrían tener dificultades para afrontar sus compromisos financieros por la pérdida de poder adquisitivo ante una inflación las nubes y un menor crecimiento económico sobre lo esperado.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D