The Objective
Publicidad
Lifestyle

Disfunción eréctil: tratamientos y fármacos para un problema que aparece a partir de los 40

En total, se calcula que entre el 10 y el 50 por ciento de la población de entre 40 y 70 años sufre algún grado de disfunción eréctil

Disfunción eréctil: tratamientos y fármacos para un problema que aparece a partir de los 40

La disfunción eréctil es un problema relativamente común, aunque apenas se hable de ello. Este fenómeno se produce cuando el hombre presenta dificultades para lograr o mantener una erección.

Esta anomalía sexual es más común a medida que se envejece, pero no hay por qué alarmarse, pues no es parte natural del envejecimiento. De hecho, puede presentarse en hombres más jóvenes, y por ello conviene examinar detenidamente cuáles son las causas para poner en marcha el tratamiento más adecuado, ya sea médico o psicológico.

En total, se calcula que entre el 10 y el 50 por ciento de la población de entre 40 y 70 años sufre algún grado de disfunción eréctil.

¿Qué causa la disfunción eréctil?

Las causas que hay tras una disfunción eréctil pueden ser numerosas. El urólogo Josep Auguet nos detalla las más comunes:

  • Causas de origen vascular (la sangre no llega con suficiente ‘intensidad’ al órgano sexual masculino y ello produce una falta de rigidez peneana),
  • farmacológicas (fármacos que dificultan la erección),
  • psicológicas (problemas que nos impiden el deseo sexual para activar los mecanismos que tiene el cuerpo para generar una erección),
  • post-quirúrgicas (ciertas operaciones pueden dañar ciertos nervios que son los responsables de la erección como el caso de los pacientes pos operados de cáncer de próstata),
  • enfermedades neurológicas o vasculares (como la diabetes), entre otras.
pene 3

Los fármacos que hay en el mercado actual

La disfunción eréctil tiene solución. «Desde la irrupción de la viagra (sildenafilo) en los años 90, se han introducido una batería de fármacos tanto orales, tópicos o inyectables que, junto con un correcto diagnostico del origen de la disfunción y un trabajo sobre la esfera psicológica del paciente, pueden revertir una situación que afecta de manera importante en la calidad de vida de nuestros pacientes», cuenta a THE OBJECTIVE Josep Auget.

«Los tratamientos que tenemos para la disfunción eréctil deben individualizarse según cada paciente. Por una parte debe trabajarse la esfera psicológica del varón y muchas veces debe hacerse pareja: identificar problemas personales, laborales o de cualquier índole para intentar darles la vuelta. En este sentido, los psicólogos especialistas en el área sexual son muy importantes», añade.

Por otro lado, a nivel farmacológico existen muchas opciones que nos detalla el urólogo:

  • fármacos orales a demanda (se toman de manera esporádica),
  • fármacos orales diarios (como quien se toma una pastilla para la tensión),
  • tópicos (geles que se aplican a nivel peneano) o
  • inyectables (también aplicados en la base del pene). Hay mecanismos de vacío o elementos físicos (como el anillo peneano) indicados en ciertos tipos de disfunción. Por último, la opción quirúrgica tiene su papel en pacientes no respondedores a medicación u otras terapias con la implantación de una prótesis de pene que soluciona de manera definitiva la disfunción eréctil.

¿Qué supone psicológicamente para un hombre tener problemas de impotencia?

Como ha desvelado Auget, abordar la disfunción eréctil desde el plano psicológico es fundamental para encontrar una solución, si así se desea. Aroa Ruíz, tutora del Programa de Experto en Inteligencia Emocional del IEPP, nos cuenta cómo afecta desde el punto de vista psicológico al hombre el hecho de padecer esta anomalía:

  • Baja autoestima y sentimientos de culpa y vergüenza. «Esto tiene mucho que ver con las presiones de la sociedad sobre ‘cómo tiene que ser un hombre’, sobre todo cuando existe una idea de masculinidad frágil que sólo se sujeta en cuestiones como el rendimiento sexual, poniendo toda su valía en ese punto», asegura Ruíz.
  • Afecta el estado de ánimo: sienten pena, tristeza, rabia, ira y frustración.
El pene: mito vs. realidad | Further | The Objective | Noticias exclusivas  y opiniones libres en abierto

¿Qué sucede si la disfunción eréctil es de origen psicológico?

Una vez que los profesionales médicos han descartado causas físicas, se procede a valorar las causas psicológicas, entre las cuales el estrés y la ansiedad son las principales.

«El estrés, por una parte, hace que disminuya el deseo sexual y, por otra, hace que fisiológicamente nuestra energía no esté focalizada en la excitación, sino en resolver lo que nos está estresando», afirma Ruíz.

Al respecto, un estudio realizado por la Universidad de Atenas demostró que el estrés es, sin duda, una de las causas que está detrás de la disfunción eréctil, y que su abordaje en las intervenciones psicológicas es fundamental en el tratamiento de esta anomalía.

¿Terapia de pareja para solucionar el problema?

Aroa Ruiz recomienda «realizar una terapia individual, con el objetivo de trabajar los síntomas psicológicos como ansiedad, estrés o presión, que pueden estar manteniendo el problema. Esto se trabaja como parte de un todo, teniendo en cuenta el contexto de la persona (en qué momento de su vida está, qué problemas tiene, qué le estresa y qué no… considerando la parte sexual como un área más)».

Por otro lado, «realizar terapia de pareja puede ser muy positivo. La pareja deberá aprender a afrontar juntos la infertilidad de la pareja, pues al fin y al cabo es algo que afecta a las dos personas, aunque el problema físico sea de uno de los dos. Si las prioridades como pareja están bien definidas, existen opciones. Los casos de parejas felices sin hijos, son cada vez más frecuentes».

Terapia en tiempos de confinamiento, por Jordi Bernal
Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D