Jaime Mariño Chao

Publicaciones recientes

Eclipse de yo
Eclipse de yo

Eclipse de yo

Cada año, por estas fechas, me eclipso. No sé realmente por qué pero se me oscurece el ánimo, sopla un viento frío en el páramo de mis esperanzas y todo se vuelve como de un color plata sin brillo.

Hillary Piñeiro
Hillary Piñeiro

Hillary Piñeiro

Dicen que los servicios secretos manejan unos cuestionarios especiales mediante los cuales se puede detectar a los espías extranjeros. No me refiero a los espías con gabardina que están adscritos a algún servicio de la embajada en cuestión, sino a esos agentes duramente entrenados para infiltrarse entre nosotros desde muy jóvenes y vivir como uno más. Sí, como Philip y Elizabeth en la serie The Americans.

Paula Sueiro
Paula Sueiro

Paula Sueiro

Cada jueves debo escoger una foto para escribir sobre ella. Las suelo colocar en damero, en formato pequeño, y pasar la mirada sobre ellas, unas veinte o veinticinco. Normalmente alternan entre Rajoy, Iglesias, una ballena, un carro de combate, tormentas, Donald Trump, algún actor famoso, el Dalai Lama, Cristiano Ronaldo y salpicón variado de curiosidades. Las miro y las vuelvo a mirar, hasta detectar alguna de ellas que me transmite algo llamativo, especial o emocional. Una que establezca un nexo conmigo.

El corcho de las lamentaciones
El corcho de las lamentaciones

El corcho de las lamentaciones

En mi casa, en una pequeña habitación que hace las veces de estudio y a la que llamo camarote, tengo mi propio muro de las lamentaciones. Se trata de una plancha de corcho en la que voy pinchando papelitos. Cada uno de ellos contiene un pequeño texto que describe unas veces un estado de ánimo, otras un suceso, un anhelo o, mayormente, un fracaso. El corcho está repleto, a reventar, no cabe ni un papel más.

Turno de noche
Turno de noche

Turno de noche

Durante años trabajé en el turno de noche de un hotel de Santiago de Compostela. El sueldo era escaso, pero a cambio podía tener todo el tiempo del mundo para leer, lo que por aquel entonces era una de mis mayores prioridades.

Carta a don Alonso Quijano
Carta a don Alonso Quijano

Carta a don Alonso Quijano

Querido y admirado señor Quijano, disculpe vuestra merced que le escriba sin haber sido invitado a ello. Me ha animado el hecho de, al parecer, haberse descubierto que Villanueva de los Infantes podría ser el famoso “lugar” de la Mancha que vio nacer la que llaman su locura, pero que yo sé que es pasión por la justicia, ansia de valer a los débiles y amor por hacer grandes hazañas que recordarán por siempre los tiempos venideros.

Soñando dieces
Soñando dieces

Soñando dieces

“Messi recoge el balón en la parte derecha de la defensa, pegado al banderín de córner de su propio campo, señoras y señores qué emocionante está el partido, en la frontera del minuto noventa y con el cero a cero todavía en el marcador, si nada sucede nos iremos a la prórroga en este evento único en la ya centenaria historia del fútbol, avanza Messi, sigue Messi, la pulga atómica levanta la cabeza y cede a su izquierda a Platini, ahí está el francés, qué elegancia, qué clase, el garçon de oro del fútbol europeo que envía el cuero con un taconazo sutil a Del Piero, caracolea Del Piero, gana unos metros, aunque la presión de los defensores le hace retroceder el balón para Zico, recibe el brasileño, le pone ritmo al partido, sabor, samba, suavidad amarilla, protege el balón del acoso de la defensa y lanza un cambio de sentido kilométrico a la posición de Pelé, de brasileño a brasileño y tiro porque me toca, ahí tenemos a Edson Arantes do Nascimento, un talento inmenso, Pelé deja a Maradona con un pase con el pecho que hace rugir a las bancadas, recibe Maradona, a ver que inventa el Pelusa, la mima, la esconde, que sangre fría, juega como si estuviera todavía en el potrero del Buenos Aires de su infancia, Maradona entrega a Zidane, la esfinge olfatea el horizonte y encuentra un pase magistral para Totti, atención a Totti, controla Totti, se intuye el peligro, quedan 30 segundos para que se cumpla el tiempo reglamentado, pasa a Ronaldinho que hace un control orientado perfecto, Ronaldinho mira al área y sonríe, sí amigos, sonríe, algo ha visto el mago que nosotros no hemos visto, parece que se detiene el tiempo, se escucha el latido de los corazones, saca un centro templado al corazón del área pequeña y en el punto de penalti surge alguien de la nada, improvisa un remate prodigioso y gol gol gol gol gol goooooool, extraordinario remate de un jugador salido de no se sabe dónde pero que ha enganchado un remate lleno de clase y que se ha colado por la escuadra en el último segundo, todos rodean al jugador y no somos capaces de identificarlo, pero ahora asoma ya entre los abrazos de sus compañeros ¡qué gran sorpresa! se trata de ***&%$.”

Las islas de los Reyes Magos
Las islas de los Reyes Magos

Las islas de los Reyes Magos

Amanece el 7 de febrero de 1568 para dos naos españolas perdidas en la inmensidad del océano Pacífico. Se encuentran totalmente solas a 7.000 millas de puerto, llevan 80 días navegando y están al límite de sus fuerzas.

De un zorro gris a Marilyn Monroe
De un zorro gris a Marilyn Monroe

De un zorro gris a Marilyn Monroe

El zorro gris o isleño es una especie en peligro de extinción, que solo vive en unas islas situadas frente a California: el archipiélago de Santa Bárbara. Hasta principios del siglo XX, cuando una de las islas comenzó a poblarse, los zorros vivían tan ricamente, ocupados en sus cosas, alcanzando una población de 1.300 ejemplares aproximadamente. Sin embargo, a finales del siglo XX, ese número había descendido a solo 100, y entraban ya en alerta roja. Ahora, tras un estricto programa de conservación, parece que han remontado un poco el vuelo y, con más de 800 ejemplares, su supervivencia como especie se acerca a estar salvada.

Mariano, llámame
Mariano, llámame

Mariano, llámame

Soy un visitante asiduo del 1.600 de Pennsylvania Avenue, un lugar al que acudo casi cada día y siempre encuentro contenidos de gran interés. Me refiero a la Casa Blanca, claro. Lamentablemente tengo que decir que mis visitas, por el momento, son virtuales; es decir, a través de la página web, pero no descarto ser invitado en breve, quien sabe.

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D