The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Condenan a los agresores de Alsasua a dos y 13 años de prisión sin cargos por terrorismo

Redacción TO
Última actualización: 1 Jun 2018, 7:34 pm CET
Foto: Unai Beroiz | AP

La Audiencia Nacional ha condenado a entre dos y 13 años de prisión a los ocho jóvenes acusados de agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) en octubre de 2016, e interpreta que en la actuación no existía el carácter terrorista que les imputaba la Fiscalía, más allá de la “notabilísima gravedad de los hechos”.

La sección primera les condena por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. Asimismo, descarta el componente terrorista, unos cargos que pedía la Fiscalía, porque no considera acreditado que las agresiones tuviesen una finalidad de este tipo, ni que se cumpla ningún requisito para condenarles por esos delitos.

En la sentencia, el tribunal aprecia las agravantes de abuso de superioridad y de odio y considera probado que los acusados actuaron movidos por la animadversión y menosprecio a la Guardia Civil y por motivos ideológicos, del mismo modo que descarta cualquier vinculación con ETA.

La sentencia detalla que las cuatro víctimas fueron rodeadas por un grupo de aproximadamente 25 personas, quienes les insultaban e increpaban para que se marcharan del bar en el que se encontraban. Poco a poco la tensión fue en aumento y comenzaron a propinarles golpes y patadas, quienes pasaron por “una especie de pasillo” en el que continuaron las agresiones.

El conflicto continuó en la calle, según se puede leer en la sentencia, hasta la llegada de la policía. Los dos agentes forales que acudieron se vieron intimidados y pidieron refuerzos, por lo  que se presentó allí la Unidad de Intervención de Antidisturbios de la Policía Foral. Una de las acusadas se dirigió entonces a la novia de uno de los Guardias Civiles agredidos y la amenazó con un escueto mensaje: “Esto os ha pasado por bajar al pueblo, cada vez que salgáis os va a pasar lo mismo”.

Si bien la sala ha descartado la motivación terrorista y los vínculos con ETA, ha rechazado igualmente el argumento de las defensas de que los hechos juzgados constituyeron “una pelea de bar o un pequeño incidente o discusión”, aludiendo a la “actitud de brutalidad adoptada por los acusados” y “el hecho de que las víctimas no fueran auxiliadas por ninguna persona presente en ese momento”.

Las familias de los condenados han anunciado que sus abogados ya trabajan en los recursos de la sentencia porque la consideran “una barbaridad”, aunque la Audiencia Nacional haya desestimado el delito de terrorismo.

Isabel Pozueta, la madre de uno de los condenados, ha señalado que la sentencia es “una venganza” que tiene “una intencionalidad de generar dolor”. “Estamos muy dolidos, pero vamos a seguir adelante”, ha dicho, y ha pedido a la sociedad que salga a la calle para decir “basta ya”. Tras estas declaraciones, ha anunciado una manifestación para el próximo día 16 en Pamplona.