Cristina Cifuentes, absuelta en el 'caso Máster' por falta de pruebas

Política y conflictos

Cristina Cifuentes, absuelta en el 'caso Máster' por falta de pruebas
Foto: Mariscal

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes en el caso Máster, en el que estaba acusada de inducir la falsificación del acta de su trabajo de fin de estudios, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

En contexto: la Audiencia de Madrid resuelve que no se ha probado que la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes «impulsara, sugiriera o presionara» para falsificar el acta de su trabajo de fin de máster, aunque destaca las «incongruencias» de su actuación como alumna, «incompatibles» con una estudiante normal. La fiscalía pedía para Cifuentes tres años y tres meses de cárcel.

«Las sospechas legítimas que pudieran existir no se han convertido en prueba suficiente para justificar la responsabilidad de Cristina Cifuentes. Ni consta la presión inductora, ni el dominio del hecho, por lo que no se le puede imputar el delito», afirma la Sección 15 de la Audiencia, que ha absuelto a Cifuentes del caso Máster.

Según el tribunal, «de lo actuado no ha resultado probada ninguna participación» de la expresidenta en la falsificación, por la que sí han sido condenadas la profesora y asesora de la Comunidad de Madrid Teresa Feito a tres años de cárcel, y la docente Cecilia Rosado a un año y seis meses, tras reconocer en la vista oral que había colaborado en la falsificación del documento. Los jueces han aplicado a Rosado la atenuante de confesión y miedo insuperable y, subsidiariamente, una atenuante muy cualificada por su colaboración con la justicia.

El tribunal indica, en cambio, que Cifuentes, como alumna del máster, «ha revelado un conjunto de incongruencias, relevantes e incompatibles con la actuación regular de un estudiante de posgrado». Esto es porque, señala la sentencia, «ha reconocido que nunca fue a clase ni mantuvo contacto con ningún profesor» y se limitaba a entregar trabajos. Sobre su defensa del trabajo de fin de máster, afirma que «incluso de haberse producido, hubiera sido en extremo inexplicable» porque en 2012 ella figuraba como no presentada en la asignatura.

El pasado 29 de enero, la defensa de Cifuentes renunciaba a la prueba que demostraba que la expresidenta madrileña tenía previsto en su agenda ir a defender su Trabajo de Fin de Máster (TFM) en 2012, pues el tribunal exigía que todas las partes tuvieran acceso íntegro al pendrive aportado y esto, según su letrado, vulneraría los derechos de su defendida.

En su declaración del 22 de enero, la expresidenta de la Comunidad de Madrid se defendió así: «Yo no defendí el trabajo, lo entregué y expliqué las líneas generales. Fue un acto muy general, había dos o tres personas y no se celebró en un aula, sino en un despacho».

Respecto a la tercera acusada, Cecilia Rosado, profesora de la URJC, que en la vista oral reconoció haber colaborado en la falsificación del documento,Notica en ampliación.