The Objective
Publicidad
Economía

Telefónica y Vodafone eligen a sus proveedores de 5G 'real' con Ericsson y Nokia como favoritos

Huawei está a la espera de que el Gobierno publique su lista de suministradores de alto riesgo en el marco de la Ley de Ciberseguridad

Telefónica y Vodafone eligen a sus proveedores de 5G 'real' con Ericsson y Nokia como favoritos

Sede de Telefónica en Madrid. | Agencias

Las operadoras de telecomunicaciones ultiman los procesos para adjudicar los últimos contratos que les permitirán completar su mix de proveedores del 5G ‘real’ en España, el sistema stand alone con el que desarrollar su máximo potencial y poner en marcha ciudades y coches conectados y usos industriales. Según ha podido confirmar THE OBJECTIVE, Telefónica y Vodafone están realizando búsquedas que deberían cerrarse antes de que finalice el año.

El 5G que actualmente tienen los españoles en sus móviles es un avance respecto de las redes anteriores gracias al non stand alone y a las actuales redes 4G, pero no despliega todo el potencial de la tecnología, ni en cuanto a latencia, ni en velocidad. De esta manera, solo el 5G stand alone que se ha comenzado a desplegar tímidamente garantiza el futuro de esta tecnología dibujado por todos los analistas.

Estas búsquedas de proveedores tienen a dos grandes favoritos: Ericsson y Nokia; y con toda seguridad excluirán a Huawei. La operadora china está a la espera de que el Gobierno publique su lista de proveedores de alto riesgo que decidirá quién -y en qué tipo de infraestructuras- será vetado de las redes españolas de 5G, atendiendo a la Ley de Ciberseguridad aprobada hace tres meses.

Situación de Huawei

Este diario ya publicó que esta lista se dará a conocer con retraso porque todavía no se sortean todos los trámites administrativos y el dictamen del Consejo de Estado. Esta situación preocupa a las operadoras españolas, pero no influirá en la decisión que se tome definitivamente respecto de sus futuros proveedores. Dicho de otro modo, Telefónica, Vodafone y Orange prefieren excluir a suministradores asiáticos de sus redes más sensibles para evitar futuras penalizaciones con esta normativa.

Hasta ahora Telefónica, Orange y Vodafone han desplegado sus redes 5G basándose en un estándar non stand alone que utiliza la tecnología 4G como base. Esto ha supuesto que hayan mantenido los mismos proveedores que con sus actuales redes y que, en mayor o menor medida, los tres sigan trabajando con Huawei. Sin embargo, a medida que se vayan adjudicando los siguientes contratos, este suministrador desaparecerá del núcleo de las tres redes de manera progresiva.

El mejor ejemplo es Vodafone. La compañía ha sido históricamente una de las más activas en el uso de Huawei, pero tras la decisión de Reino Unido de restringir el papel de la empresa china en su 5G y de las nuevas directrices de la UE sobre los equipos de telecomunicaciones de la firma, en febrero del año pasado su CEO mundial, Nick Reed, indicó que retirará la tecnología de Huawei del núcleo de sus redes europeas.

Entorno ‘multivendor’

Las fuentes consultadas por este diario indican que el proceso de búsqueda de proveedores 5G stand alone podría cerrar en las próximas semanas y antes de que termine el verano. Estamos hablando de una adjudicación para todos los mercados de la compañía, incluida España, tanto para su red core como para el radio. Lo único claro es que Huawei no estará en la primera de estas redes. En el caso del radio se completará su actual mix de proveedores.

Las redes móviles de telecomunicaciones se basan en dos tipos de despliegues: el radio -transmisión pura de datos-, y el core, que almacena datos de red. Hasta ahora lo normal era que el core estuviese en manos de un solo proveedor y que diversificase el radio, pero con el 5G todas las redes serán multivendor (varios proveedores), y el grueso de la red se desplegará en el radio, que se llevará gran parte de la inversión. Esto supone que los próximos contratos que se adjudiquen podrían no ser exclusivos.

Es el caso de Telefónica. En verano pasado la operadora española adjudicó el radio stand alone a Ericsson y Nokia, las dos empresas europeas con mayor despliegue de 5G en el mundo, hasta el año 2026. Estos dos suministradores ya realizaron la misma labor en las redes de 4G de la compañía, por lo que su transición ha sido mucho más rápida y con mayor potencial de despliegue en menor tiempo.

Despliegue de 5G

En cuanto al core, a finales del año pasado se adjudicó parte de esta infraestructura a Ericsson, aunque buscan a otro proveedor para completar este mix multivendor con, al menos, otro suministrador. Desde la operadora indican a este diario que no hay prisas para la elección aunque se mantienen buscando opciones.

En Orange, a nivel mundial han dicho que Huawei no estará en su red core. De hecho, en España esta red se adjudicó a Ericsson y el core a está en marcha hace un par de años, aunque con proveedores de los que no ha trascendido su nombre. De esta manera, se mantiene el equilibrio logrado en las adjudicaciones de redes non stand alone.

A partir de estas adjudicaciones, los tres grandes esperan comenzar a desplegar todo el potencial del stand alone y convertir a 2023 en el año en el que se haría el mayor despliegue hasta la fecha. Un proceso que sin embargo no terminará de traer el 5G real a todo el territorio español.

En una reciente comparecencia Ericsson advirtió que los compromisos de inversión exigidos a las compañías de telecomunicaciones en las recientes adjudicaciones de espectro solo aseguran que el 5G real (de la banda de 3,5 GHz) llegará al 53% de territorio español en el año 2040.

Plan España Digital 2025

En el Plan España Digital 2025 sí se incluye el objetivo de llegar al 100% del 5G non stand alone, aunque con servicios limitados de esta tecnología que no permite desarrollar todo el potencial de sus casos de uso. Por ejemplo, sin stand alone no se podrían desarrollar proyectos -o al menos solo llegarán a la mitad del territorio- claves para España como el coche eléctrico conectado, o las ciudades inteligentes y las fábricas conectadas.

Es verdad que las grandes empresas siempre podrán poner en marcha sus propias redes privadas, por lo que los más afectados serán los usuarios de a pie de estas redes de telecomunicaciones de última generación que no podrán disfrutar de todo el potencial de esta tecnología.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D