The Objective
Publicidad
Economía

Los bancos aún venden hipotecas a tipo fijo más baratas que a un interés variable

Las entidades, a pesar de apostar en su guerra comercial por los préstamos vinculados al euríbor, ofrecen financiación menos costosa a tasas inalterables

Los bancos aún venden hipotecas a tipo fijo más baratas que a un interés variable

Los bancos comercializan aún hipotecas a tipos fijos que resultan más baratas que los préstamos para vivienda a intereses variables, a pesar de que en los últimos meses han encarecido sustancialmente las primeras y han centrado la guerra comercial en las segundas. Pero no todas las entidades ofrecen a los clientes precios más atractivos en los créditos con la misma cuota de por vida.

Según los datos de la banca recabados por THE OBJECTIVE, el Santander y el Sabadell venden, entre otros, las fijas a un coste por debajo de las variables para el mismo importe, requisitos y plazo de vencimiento. Una diferencia que será más amplia si el euríbor sigue con su escalada, rompiendo nuevos pronósticos en los próximos meses.

El mercado da por hecho que el euríbor continuará con su remontada y avanza que a finales de este ejercicio o principios del próximo estará por encima del 3%. En la actualidad, la cotización diaria de este indicador que sirve para el 70% de las hipotecas en España se coloca en torno al 2,8%.

Cuotas fijas por debajo del coste de las hipotecas con euríbor

Por ejemplo, el Santander concede 150.000 euros de financiación para hipotecas a 30 años, cuya cuota para los usuarios es de 631 euros a partir del séptimo mes de vida y hasta el vencimiento en las fijas (552 euros en los seis primeros meses) en el mejor de los casos, mientras que es de 639 euros transcurrido un semestre en las variables (552 euros al comienzo). Una cuota, eso sí, que dependerá de la evolución del euríbor en la segunda opción.

El banco cántabro, para conseguir estos precios, reclama la domiciliación de una nómina superior a los 600 euros, un uso mínimo de las tarjetas de crédito, la contratación de un seguro de hogar por importe de 200 euros y otra póliza de vida de 300 euros. Todos estos productos elevan en sus hipotecas fijas el tipo de interés TAE (que incluye todo tipo de gastos y comisiones) al 3,49% y al 3,65% en las variables, al aplicar un diferencial sobre el euribor del 0,87%.

Por su parte, el Sabadell pone a disposición de los clientes hipotecas fijas con un importe de 150.000 euros cuyo pago mensual puede llegar a ser de 617 euros a partir del segundo año (620 en el primero) y de 627 euros (521 euros), respectivamente, en los préstamos a intereses variables. En ambas alternativas el plazo de amortización es también 30 años.

En el caso de la entidad de origen catalán las exigencias para lograr estas cuotas son la nómina y la formalización de seguros de vida, hogar y protección de pagos. El TAE en las fijas alcanza el 3,65%, mientras que en las variables es ligeramente superior, del 3,67%, con un diferencial sobre el euríbor del 0,75% .

Antes de la guerra de Ucrania todos los los bancos comercializaban hipotecas con intereses inferiores al 2% tanto en una modalidad como en otra. Desde el estallido del conflicto los tipos han ido remontando y las entidades, por norma general, han elevado las tasas hasta los niveles del Santander y el Sabadell, salvo excepciones, y han puesto el foco de la batalla comercial en las variables, que pueden llegar a ser más rentables en el medio y largo plazo, con una bajada de los diferenciales.

Sin embargo, el subidón del euribor ha neutralizado el abaratamiento de los préstamos que están vinculados a este indicador. Así, BBVA rompió el mercado en septiembre al lanzar hipotecas con el euribor más un 0,6%, siendo este el diferencial más económico.

Esta nueva política de potenciar la contratación de las fijas, en el caso de Bankinter y de otras, ha llevado a que éstas sean más caras que las variables. Por ejemplo, Bankinter ofrece en las primeras 150.000 euros a 25 años con una cuota mensual inalterable desde 746 euros mensuales y una tarifa de 705 euros en las vinculadas al euríbor (582 euros el primer año). Para ello, Bankinter exige la nómina, un seguro de vida y otro de hogar. El TAE con estas características se sitúa en el 4,06% en el primer caso frente al 3,43% en el segundo -con un diferencial del 0,75%).

Las condiciones que están imponiendo los bancos para conceder hipotecas se han endurecido de manera radical y lo seguirán haciendo. Al igual que en el resto de Europa como consecuencia de la política monetaria del BCE, que ha llevado el precio oficial del dinero al 1,25% y esta semana lo elevará aún más para contener la inflación.

Los expertos consultados por ese periódico señalan que a final de año el coste de las nuevas hipotecas podría llegar a los niveles de la pasada crisis financiera, sobre todo aquellas que se contraten a tipos fijos. Estos podrían alcanzar el 5% y entonces sí sería más ventajoso formalizar los préstamos a intereses variables, siempre y cuando el euríbor no se aproxime al 4%.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D