The Objective
Publicidad
España

El Gobierno entrega datos confidenciales del espionaje a Sánchez a la Audiencia Nacional

También le darán las de los demás ministros tras la denuncia presentada por la Abogacía del Estado por el caso Pegasus

El Gobierno entrega datos confidenciales del espionaje a Sánchez a la Audiencia Nacional

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. | Eduardo Sanz (Europa Press)

El Consejo de Ministros ha acordado entregar a la Audiencia Nacional la información confidencial relativa al espionaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los ministros Fernando Grande-Marlaska y Margarita Robles y al intento fallido contra el ex embajador de Marruecos Luis Planas, actual titular de Agricultura. De esta forma el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) podrá formar parte de la investigación emprendida por el juez José Luis Calama.

Esta información, adelantada por el diario La Información, apunta a que los agentes de los servicios secretos, en especial los del Centro Criptológico Nacional, puedan compartir la información que conozcan sobre el espionaje a los teléfonos de los altos cargos del Gobierno con el objetivo de resolver quién o qué estaba detrás del robo de varios gigas de información a pesar de las afirmaciones del Ejecutivo que señalan que es imposible «al 99%» el nombre de los responsables.

La Moncloa asegura que este no es un proceso excepcional y forma parte de un trámite formal de acuerdo a la ley que ha sido acordado en el consejo presidido en esta ocasión por la vicepresidenta Nadia Calviño. Para que la Audiencia Nacional pudiera continuar con la investigación, era necesario recibir este permiso especial que desde el Gobierno desvinculan de un intento de recomponer las relaciones con ERC y los socios nacionalistas que forman parte del bloque de la investidura. Por el momento, no se conoce la fecha para un encuentro con Pere Aragonès, el primer paso deseado por el presidente Sánchez para conseguir la confianza perdida.

Los informes del CNI

En esa resolución, el instructor aportó detalles sobre la denuncia inicial presentada el por la Abogacía del Estado, según la cual, tras el análisis de los dispositivos móviles del jefe del Ejecutivo y de la titular de Defensa realizados por el CERT el pasado 30 de abril, «se ha tenido conocimiento de que los mismos fueron objeto de varias infecciones por la herramienta Pegasus, ‘software’ espía de dispositivos móviles, entre los meses de mayo y junio de 2021».

Los informes del Centro Criptológico Nacional sobre los móviles de Sánchez y Robles ponían de relieve que «el dispositivo móvil del presidente del Gobierno analizado fue infectado por Pegasus en dos ocasiones (el 19 de mayo de 2021 y el 31 de mayo de 2021)», mientras que el de Robles habría sido infectado en junio de ese año.

En sendos casos, recogía Calama, los informes fijaban que «se produjo exfiltración de información«, pero actualmente ninguno de los dos teléfonos presenta «indicadores conocidos de infección en curso de Pegasus».

Una crisis enmarcada en el conflicto con Marruecos

La primera de las intrusiones en el móvil de Sánchez se habría producido en el contexto de la entrada masiva de unos 10.000 inmigrantes en Ceuta entre el 17 y 18 de mayo que precisamente llevó a Sánchez a visitar este segundo día la ciudad autónoma, así como Melilla, con el ministro de Interior.

Además, el 18 de mayo fue cuando Marruecos llamó a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaicha, la que se había convocado en Exteriores para protestar por los acontecimientos en Ceuta. El mismo día 19, Sánchez estaba en una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

La segunda habría tenido lugar cuando el presidente del Gobierno se encontraba con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, en Alcalá de Henares con motivo de la XIII Cumbre Hispano-Polaca. Ese día, Marruecos publicó un comunicado en el que indicó que la crisis diplomática estaba motivada por la postura del Gobierno respecto al Sáhara, no por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Calama abrió diligencias previas el pasado 26 de abril, apuntando a posibles delitos de descubrimiento y revelación de secretos, tras la denuncia presentada por la Abogacía del Estado por la infección de los móviles del presidente del Gobierno y la ministra de Defensa, una denuncia que fue ampliada posteriormente tras confirmarse también la infección del teléfono de Grande-Marlaska con este ‘software’ espía.

El caso Pegasus y el supuesto fallo de seguridad en el teléfono de varios miembros del Ejecutivo fue la razón por la que desde la parte socialista se apostó por cesar a la entonces directora del CNI, Paz Esteban. A pesar de que la versión de este despido ha variado en repetidas ocasiones, ahora la investigación puede ayudar a determinar qué falló en los procesos de los dispositivos y así depurar las responsabilidades y encontrar culpables.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D