The Objective
Publicidad
España

IU y CCOO salen al rescate de Yolanda Díaz para evitar que pinche en su puesta de largo

Alberto Garzón y Unai Sordo movilizan a sus cuadros y militantes para que acudan a la presentación de Sumar en el Matadero de Madrid

IU y CCOO salen al rescate de Yolanda Díaz para evitar que pinche en su puesta de largo

Yolanda Díaz y Alberto Garzón. | Europa Press

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha prometido a la vicepresidenta Yolanda Díaz movilizar a sus militantes para que acudan este viernes al estreno de la plataforma Sumar, embrión del nuevo proyecto político de la gallega. IU se ha volcado en ayudar a Díaz. Fuentes de este entorno revelan cómo desde hace días el partido está presionando a los cuadros (concejales, asesores, representantes públicos) para que acudan al acto, aunque Garzón y otros dirigentes como Ada Colau no participen. Todo ello para evitar que el primer día de Díaz como candidata in pectore del espacio de Unidas Podemos sea un pinchazo. También los cuadros de Comisiones Obreras han sido avisados.

Desde hace varios días IU se ha movilizado para ayudar a Yolanda. Además de los mensajes internos a los militantes y cuadros, también en las redes sociales el partido de Garzón ha difundido varios mensajes aconsejando a sus simpatizantes acudir al centro del Matadero de Madrid. Lo mismo ocurre entre las filas sindicales de Comisiones Obreras. El sindicato liderado por Unai Sordo busca movilizar a los suyos para llenar el foro.

El pasado 2 de julio IU habló claro al respecto: «Damos la bienvenida y llamamos a nuestra militancia a participar en el proceso de Sumar, encarnado por Yolanda Díaz, que es la persona que mejor representa la protección de las familias trabajadoras en nuestro país», afirmaba Garzón en el canal oficial de Twitter.

Perfil bajo de Podemos

En Telegram, otra red social muy usada por los militantes de IU, se han ido rebotando la convocatoria del acto de Díaz. Un respaldo muy importante para una formación que podría quedar diluida en otra iniciativa que, al menos de entrada, se inspira en renovar toda la izquierda alternativa al PSOE. Podemos, de hecho, ha adoptado un perfil mucho más bajo. Ningún dirigente ha impulsado Sumar en sus canales. «Para Podemos, Sumar no existe en las redes», comentan desde la formación morada.

Sobre lo que puede ocurrir el próximo viernes hay opiniones discordantes. Algunos sostienen que existen «expectativas» y mucho interés por el arranque del periplo político de Díaz como candidata a las elecciones generales. Otros, sin embargo, sostienen que el equipo de asesores de la gallega está preocupado. Temen que el viernes se vea un escaso apoyo popular (problema tal vez ahora resuelto por el empujón de IU y CCOO) y detectan a nivel de redes sociales menor seguimiento de lo esperado. Algo parecido también reflexionan en Podemos.

El día elegido para el estreno de Sumar, este viernes 8 de julio, tampoco ayuda. Las altas temperaturas empujan a muchos ciudadanos a alejarse de la ciudad. En la capital además son días de fiestas por el Orgullo y por el festival de música MadCool. Más de una fuente ha cuestionado de hecho esta fecha como adecuada para el arranque del proyecto de Díaz.

Polémica instrumental

Que exista preocupación al efecto silla vacía en el primer acto de Díaz lo demuestra también la polémica muy instrumental activada por el gasto militar. El pasado lunes Díaz amenazó al PSOE y exigió convocar una reunión extraordinaria de seguimiento del pacto de coalición. Los socialistas la ningunearon. De hecho, todavía se tiene que cerrar el día de la reunión, mientras que el decreto ya ha pasado por el Consejo de Ministros. Pero el ruido ha servido para ganar los titulares en la prensa durante un día. 24 horas después, todo se desinfló.

Aun así, las fuentes consultadas sostienen que tan solo activando a los cuadros y afiliados de IU y Comisiones Obreras, la política gallega logrará la foto que tanto espera. A nivel nacional, IU mantiene alrededor de 20.000 afiliados y unos 60.000 simpatizantes. Madrid es una ciudad con más presencia de cuadros y militantes, a pesar de la ruptura con la federación madrileña en pleno auge de Podemos, en la que se alejaron unos 5.000 afiliados. Los afiliados y los de Comisiones Obreras deberán poder permitir a Díaz llenar el Matadero.

Lo cierto es que para Díaz comienza una nueva etapa de su vida política. Después de haber hecho crecer a IU en Galicia, haber logrado pactos inéditos con los nacionalistas y después haberlos divididos gracias a su pacto con Podemos y las Mareas, arranca ahora un proyecto muy personal que aspira a reactivar lo que queda de la izquierda alternativa al PSOE. No será una tarea fácil.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D