The Objective
Publicidad
Gente

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, revela los secretos de su actual físico

José Luis Martínez Almeida se propuso hace un año cuidarse y adelgazar, y lo está logrando gracias a una rutina física y un régimen popular

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, revela los secretos de su actual físico

José Luis Martínez Almeidaalcalde de Madrid desde junio de 2019, es un completo desconocido para la mayoría. Su carácter templado y su reservada vida privada han convertido al político del Partido Popular en un misterio sin resolver. Suele mostrarse siempre cercano con los medios pero siempre guarda en su más estricta intimidad su lado sentimental.

Desde que el madrileño, de 46 años, comenzó en su actual puesto de trabajo, no se le conoce pareja. Eso sí: suele ser definido como uno de los «solteros de oro» de España, a pesar de que él siempre ha negado tener compañera íntima. No obstante, y aunque él diga en público que no liga, es de sobra conocido que a Almeida no le faltan citas con unas y con otras, pero ninguna de estas quedadas va más allá. Quizá por falta de tiempo o quizá porque ninguna de ellas le haya despertado un interés especial.

Sea como fuere, Almeida, hoy por hoy, está soltero, por eso aprovecha su tiempo libre para disfrutar con sus amistades y para cuidarse.

Respecto a esto último, ya habló en una ocasión en una entrevista del pasado año, en la que dijo que estaba adelgazando porque había empezado a hacer ejercicio y un régimen particular. Ahora, en una nueva entrevista, esta vez para la revista Elle, ha dado más detalles.

Almeida revela los secretos de su físico: así se cuida el alcalde de Madrid

Aunque su trabajo en el Ayuntamiento de Madrid le provoque, en ocasiones, «sufrimiento y tensión», él sabe perfectamente cómo compensarlo para que no le pase factura. Al menos eso es lo que ha dicho él mismo a la mencionada publicación femenina: «Para relajarme me refugio en mis aficiones: lectura y deporte».

Y sobre todo en el deporte, pues desde hace un año Almeida luce un físico más delgado: «Ahora estoy haciendo tres o cuatro días entrenamiento personal, y otros dos me voy a correr al Parque del Retiro».

Además de hacer ejercicio, tanto por su cuenta como con el entrenador personal, el alcalde se salta una de sus comidas. En concreto, la cena. Así, Almeida nunca hace su última comida del día. En su lugar, bebe agua: «Me he acostumbrado a cenar solo una botella de agua», dijo el pasado año.

Es decir, que la última comida que hace Almeida a diario es el almuerzo, pues el agua tiene cero calorías. Así, Almeida consigue estar 16 horas sin comer. Este método se conoce como ayuno intermitente, y es de los más efectivos para perder peso rápido y ganar en salud.

Almeida

Más delgado con el ejercicio y el ayuno intermitente

Cuando uno quiere adelgazar, como era el plan de Almeida, y además estar en forma, es tan importante el ejercicio como una correcta alimentación. El alcalde ha elegido llevar a cabo el ayuno intermitente, y no ha sido el único, pues se ha convertido en el modelo de alimentación más famoso de los últimos tiempos. Cada día, son más los humanos del primer mundo que se suman a este patrón, que consiste en no ingerir ningún alimento durante determinadas horas del día.

Esta estrategia tiene numerosos beneficios para la salud y para adelgazar (a no ser que nos hinchemos en las horas que podemos comer). Otro de los puntos fuertes del ayuno intermitente, y que lo hace tan famoso en todo el mundo, es que no conlleva apenas esfuerzo, por lo que es complicado que uno acabe abandonando el plan que se ha propuesto, como sí sucede con dietas demasiado restrictivas.

Almeida en una imagen reciente
Almeida en una imagen reciente

Los métodos comunes de esta tendencia incluyen ayunos diarios de 16 horas o de 24 horas durante dos veces por semana. El más seguido es el que sigue Almeida, el de 16 horas, que consiste en ayunar durante ese tiempo y comer normalmente durante las ocho horas restantes del día.

Este ayuno intermitente 16:8 es el más flexible de todos, ya que podemos elegir cualquier ventana de ocho horas para consumir alimentos. Hay personas que eligen no desayunar: hacen su última comida del día a las 22 horas de la noche, y ya no ingieren nada (agua y café solo sí, por ejemplo) hasta las 14 del día siguiente; y las hay, como el alcalde de Madrid, que deciden no cenar nada y no ingerir alimento alguno hasta el desayuno de la jornada posterior.

Almeida Ayuso
Almeida con Ayuso

Los estudios han demostrado que si interrumpimos la ingesta de alimentos durante 16 horas, conseguimos varias cosas:

  • Reducción del número de calorías que ingerimos.
  • Modificar los niveles hormonales para facilitar la quema de grasa, como aumentar la liberación de noradrenalina, una hormona que facilita la pérdida de peso.
  • Disminuir el azúcar en sangre, lo que facilita que el cuerpo utilice la grasa para funcionar.
  • Acelerar el metabolismo del 3,6 al 14%, según varios estudios.
  • Perder un 3-8% de nuestro peso en un periodo de 3-24 semanas, según un estudio de 2014.
  • No perderemos tanta masa muscular como la causada por dietas demasiado restrictivas, tal y como demostró otra investigación.

No sabemos si algún profesional le ha recomendado este patrón alimenticio a Almeida o si ha decidido iniciarlo por él mismo, pero lo que es evidente es que esto, junto con las sesiones de ejercicio que realiza, no han podido estar mejor elegidas.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D