Separatistas y constitucionalistas, pendientes de la intervención de Puigdemont en el Parlament

Política y conflictos

Separatistas y constitucionalistas, pendientes de la intervención de Puigdemont en el Parlament
Foto: Ives Herman| Reuters

A la espera de lo que diga esta tarde en el Parlament el presidente catalán, Carles Puigdemont, cuando comparezca para valorar los resultados del referéndum de autoderminación del 1 de octubre declarado ilegal por el Tribunal Constitucional y, en su caso, dar cumplimiento a las leyes de desconexión con una declaración unilateral de independencia, la soberanista Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha convocado a los ciudadanos a concentrarse en las proximidades de la sede de la Cámara regional. El gobierno central, por su parte, asegura tener todo preparado para tomar las medidas oportunas.

El presidente Puigdemont, que a las 10.00 horas celebra la reunión semanal de su gabinete, no ha revelado si anunciará la aplicación de la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república aprobada en septiembre, anulada por el Tribunal Constitución, que establece las bases para la creación de una Cataluña independiente. Algunos medios apuntan que Puigdemont se mostrará a favor de iniciar un proceso de separación del resto de España con unos plazos y una propuesta de diálogo, mientras que otros afirman que el president declarará la independencia de Cataluña.

Desde la ANC, su presidente Jordi Sánchez, a quien la Audiencia Nacional investiga por un presunto delito de sedición, aseguraba este lunes a través de una carta publicada en redes sociales que «el pueblo ha hablado y ha dicho sí a la independencia, que las peticiones catalanas e internacionales de diálogo son muchas, y todas se han encontrado con la intransigencia del Estado, que las sanciones desorbitadas y las peticiones de prisión, así como la represión de nuestra libertad política convierten la declaración de independencia en la única salida«. Ante esta situación, la ANC ha convocado a las 18.00 horas una concentración en el Paseo de Lluís Companys, donde está el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que desde este lunes vigila la Policía Nacional junto a los Mossos, situado en las proximidades del Parque de la Ciudadela.

Los Mossos ya han anunciado que, «por motivos de seguridad», el Parque de la Ciudadela «estará cerrado al público durante todo el día de hoy».

Separatistas y constitucionalistas, pendientes de la intervención de Puigdemont en el Parlament 1

Desde primeras horas, los mossos mantienen cerrado el acceso al Parque de la Ciudadela. | Foto: Gonzalo Fuentes / Reuters

El gobierno central, preparado

«Si este señor declara unilateralmente la independencia, habrá que tomar medidas«, dijo el lunes la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, sin especificar si el ejecutivo pondrá en marcha la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que prevé la suspensión del gobierno autonómico, o declarará el estado de emergencia.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha indicado este mismo martes que «todo» lo que ocurra en Cataluña depende del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. «En estos momentos estamos en los minutos finales, todo depende del señor Puigdemont, y yo lo que espero es que vuelva el sentido común, no solo por el conjunto de Cataluña, sino por el conjunto de España y de Europa», ha declarado a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) que se celebra hoy en Luxemburgo, informa Efe. «Esto no es un asunto de independencia sí o no, es un tema de rebelión del Estado de derecho«, ha puntualizado De Guindos.

En medio de la tensión y descalificaciones entre los gobiernos de Carles Puigdemont y de Mariano Rajoy, cada vez son más las voces que apelan al diálogo. A las manifestaciones multitudinarias celebradas el pasado fin de semana se han sumado en las últimas horas políticos e instituciones defendiendo una salida negociada a la crisis institucional más grave en España desde el restablecimiento de la democracia en 1978.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, son algunos de los políticos que este lunes han pedido abrir un proceso que evite la ruptura definitiva. Frente a estos llamamientos, el portavoz de la CUP, partido antisistema que sostiene al gobierno autonómico en el Parlament, Benet Salellas, ha manifestado que «la única forma de poder asumir un escenario de diálogo y de mediación con el Estado es poder hacerlo como iguales» tras proclamar la secesión.

En el plano económico, desde la semana pasada se suceden los anuncios de empresas establecidas en Cataluña que han optado por trasladar sus sedes sociales fuera de la comunidad autónoma, ante la incertidumbre política y inseguridad jurídica que plantearía una hipotética declaración unilateral de independencia.