The Objective
Publicidad
Sociedad

Radiografía de la Europa sin mascarillas: el Sur se queda solo con su uso en interiores

La mayoría de los países europeos prescindieron de ella con una incidencia mucho más alta que España. Solo Italia, Portugal y Grecia siguen con esta medida

Radiografía de la Europa sin mascarillas: el Sur se queda solo con su uso en interiores

Europa Press

El 20 de mayo de 2020 el Gobierno aprobaba el decreto-ley por el cual las mascarillas comenzaban a ser obligatorias debido a la crisis sanitaria ocasionada por la covid. 23 meses y seis olas después, los tapabocas están a punto de pasar a la historia. Eso sí, España será uno de los últimos países, junto a Portugal, Grecia e Italia (que prevén su eliminación en mayo), en deshacerse de ellas.

Esta semana la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunciaba el fin de las mascarillas en interiores –salvo excepciones–. De esta forma, el próximo 20 de abril, tras Semana Santa, nos podremos desprender –al menos, de momento– de este complemento que ha sido una de las medidas más icónicas de la pandemia.  

Sin embargo, esta decisión, que llega casi dos años después de la primera ley que la hizo obligatoria para la población mayor de seis años, ya lleva semanas e inclusos meses implantada en algunos de los principales países europeos a pesar de tener una incidencia acumulada mucho más alta que España, donde la IA lleva estacada desde hace semanas en torno a los 450 casos.

Incidencia disparada y sin mascarilla

Francia, uno de los últimos países en dejar el cubrebocas atrás, presentaba el mismo día de su retirada –14 de marzo– una IA de 1.191 contagios. Alemania, donde ya se puede ir de compras sin ella, registra una altísima tasa de covid y la incidencia acumulada a siete días se sitúa en 1.394 nuevos contagios.

De hecho, excepto Suecia -con una  IA a 14 días de 283 casos- la mayoría de países que han dejado a sus ciudadanos libres de mascarillas desde hace ya semanas tienen una incidencia mucho más altas que España. El caso más significativo es el de Países Bajos, donde el día que se suprimió el uso de la mascarilla –15 febrero– los contagios repuntaban más allá de los 7.000 por 100.000 habitantes. Dinamarca y Noruega también decidieron decir adiós al cubrebocas con incidencias desorbitadas, ambos en torno a los 3.000 contagios. Y Finlandia superaba los 1.000 el último día de su uso obligatorio.

De esta forma, España, junto a Italia (1.644), Grecia (2.581) y Portugal (1.651), será de los últimos países en eliminar esta medida el próximo 20 de abril, a pesar de que nuestro país lidera la vacunación en Europa (92,5%), la ocupación de camas UCIS por pacientes COVID no llega al 5% y la incidencia acumulada lleva estancada desde hace semana en los 400 casos.

mascarillas1
Imagen: EP

Hasta 15 países europeos, sin mascarilla en interiores

Así, después de que el número de casos en Europa comenzase a descender de nuevo en las última semanas tras un repunte a principios de marzo, hasta un total de 15 países europeos han ido anunciando desde el pasado 27 de enero el fin de esta medida o su relajación en determinadas situaciones para controlar la pandemia y dejarla atrás cuanto antes.

Reino Unido fue el primero en dejar atrás este complemento pandémico. El 27 de enero (con una incidencia que rondaba los 2.000 casos) eliminaba las restricciones esenciales contra la covid-19 y pese a su cifra récord de contagios –en la última semana se reportó más de 79.000, según la Oficina Nacional de Estadística– el Gobierno no se plantea volver atrás.

Suiza la suprimió el 1 de abril con 2.749 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días; al igual que Hungría, Polonia y Rumanía, aunque en estos tres países la IA no ha superado los 400 puntos en las últimas semanas y la tendencia es a la baja. Y en Bélgica, con una incidencia que superaba los 700 el 8 de abril, cuando se suprimió, hoy supera los 1.200 casos y da por superada la pandemia.

Irlanda e Islandia también habrían prescindido de la mascarilla antes que España.

«Precaución y responsabilidad»

La fecha para la retirada de la mascarilla en interiores ha dividido a las comunidades autónomas. Mientras que Andalucía pide esperar «unos meses», Madrid exigió quitarla hace un mes y Cataluña ha dado un paso más y amenaza al Gobierno con retirar las mascarillas en interiores de forma unilateral antes de Semana Santa.

No obstante, los técnicos coinciden en que, en una primera fase, la prenda debe seguir usándose en los centros sanitarios, residencias y transporte público. También hay consenso en que desaparezcan en las escuelas, comenzando por los más pequeños, pero no está claro si deben mantenerse en espacios laborales.

Por su parte, los expertos consultados por THE OBJECTIVE llaman a la «precaución» y a la «responsabilidad» y advierten que, aunque las cifras de ingresados en hospitales y UCI ha descendido, «el virus sigue circulando» y habrá que estar «muy atentos a ver qué pasa». «Lo único es recomendar que las personas de cierta edad o vulnerables por otro motivo, la sigan llevando», advierten.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D