The Objective
Actualidad

Los científicos desmienten el mito: el consumo de huevo no eleva los niveles de colesterol

Un nuevo estudio científico asegura que comer más de un huevo al día es beneficioso para el corazón

Los científicos desmienten el mito: el consumo de huevo no eleva los niveles de colesterol

Huevo.

La revista científica The American Journal of Medicine ha publicado un nuevo estudio cuyos resultados desmienten el famoso mito de que comer huevo eleva los niveles de colesterol. De hecho, las conclusiones indican todo lo contrario: comer más de un huevo al día puede ser beneficioso para el corazón ya que ayuda al correcto funcionamiento del riego sanguíneo y de las arterias principales.

El estudio englobaba más de 23 investigaciones acerca del impacto que tenía en la salud un consumo de huevo durante más de 12 años en una población de más de 1.400.000 individuos.

El análisis sugería que un consumo mayor de huevos, es decir, más de uno, no está asociado con un aumento del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, sino todo lo contrario. Está asociado con la reducción del riesgo de enfermedades coronarias.

Huevos duros en tostadas
Huevos duros en tostadas

Esto se debe al alto valor proteico del huevo. Un huevo contiene 113 kcal aproximadamente y presenta proteínas de alta calidad. Apenas contiene hidratos de carbono y de las grasas que presenta buena parte son monoinsaturadas que están concentradas en la yema del huevo. Es un alimento muy rico en hierro, zinc, fósforo, calcio, ácido fólico, potasio y vitaminas de tipo A, D, E, B3 y B12.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un lípido que se encuentra de forma natural en las células humanas. Aunque también se encuentra en algunos alimentos como en la carne o en los productos lácteos. Esta sustancia cerosa y parecida a la grasa es esencial para que el organismo funcione correctamente.

Podemos distinguir entre el colesterol bueno conocido como HDL, que ayuda a eliminar el colesterol malo del torrente sanguíneo depositándolo en el hígado que es el órgano encargado de su supresión. Y, el colesterol malo, conocido como LDL cuya acumulación en arterias favorece el padecimiento de enfermedades cardíacas.

¿Qué factores afectan a los niveles de colesterol?

Estos son los factores que influyen en gran medida sobre los niveles negativos de este indicador:

Recomendaciones para mantener unos niveles saludables

 Para mantener unos buenos niveles de colesterol hay que prestar especial atención a los factores que alteran precisamente estos niveles.

En primer lugar, hay que disminuir el consumo de grasas saturadas de la dieta. Esto ayudará a reducir el nivel de colesterol en sangre. Los alimentos que tienen un alto porcentaje de grasas saturadas son, especialmente, los productos procesados como la bollería industrial y los fritos en aceites de baja calidad.

En segundo lugar, es muy recomendable mantener un peso saludable. El sobrepeso es un factor de riesgo de enfermedad cardiaca.

Además, hacer ejercicio físico diariamente ayuda a mantener los niveles en el rango adecuado. Caminar es un ejercicio cotidiano, accesible y seguro que permite abandonar el sedentarismo y mantener el cuerpo en forma sin hacer un gran esfuerzo.

Caminar por el bosque
Caminar

Aún así, si los cambios en el estilo de vida no soy suficientes, existen medicamentos que bajo prescripción médica pueden solventar el problema. Eso sí, mantener hábitos saludables es clave para que estos funcionen.

Huevos y salmonelosis

Un consumo más elevado de huevo, eleva la posibilidad de sufrir salmonelosis, una enfermedad asociada al consumo de este alimento. Por ello, es de vital importancia conocer técnicas para manipular los huevos sin correr el riesgo de padecer esta enfermedad.

Bacterias
Bacterias Salmonella | Pixabay

Los huevos frescos, aun los que tienen cáscaras limpias y sin ninguna imperfección, contienen la bacteria conocida como Salmonella. Existen regulaciones para impedir la contaminación de los huevos en la granja y durante el transporte y el almacenamiento, pero los consumidores también tienen un papel importante para prevenir las enfermedades vinculadas con los huevos.

Consejos para prevenir una infección por salmonelosis

  • A la hora de comprar huevos, hay que comprobar que ninguna cáscara este rota ni rayada.
  • No colocar los huevos en la puerta del frigorífico para evitar las variaciones constantes de temperatura. Si dejamos los huevos en la puerta, aparecerán gotas por condensación. Si el agua está contaminada es muy probable que atraviese la cáscara ya que funciona como una barrera porosa. Y finalmente, se acabará contaminando el interior del huevo.
  • Colocar los huevos en su caja original dentro del frigorífico para evitar contaminar otras superficies (como las hueveras que incorporan algunas neveras)
  • Lo ideal es colocar la caja de huevos en las baldas superiores del frigorífico donde la temperatura se mantiene constante.
  • Es importante lavarse las manos y los utensilios que hayan entrado en contacto con el huevo para evitar que contaminen otros alimentos o superficies.
  • En caso de tener que lavar los huevos, hay que hacerlo inmediatamente antes de cocinarlo. La cáscara al ser porosa, absorberá toda la suciedad del exterior al enjuagarlo con agua. Por ello, hay que limpiarlo y automáticamente después, abrirlo.
  • Cascar los huevos con una o dos manos evitando dar un golpe previo al estilo de los chefs y expertos de alta cocina o cascarlo en la encimera, pero colocando una servilleta o papel de cocina que evite que la cascara toque la encimera directamente.

Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D