The Objective
Publicidad
Economía

Los bancos alejan el fantasma de los impagos: baja un 5% el crédito en riesgo de morosidad

Las principales entidades disminuyen en 7.000 millones su cartera de financiación en vigilancia especial pese a la crisis y el fin de las carencias en los ICO

Los bancos alejan el fantasma de los impagos: baja un 5% el crédito en riesgo de morosidad

Los bancos españoles se muestran optimistas pese a la incertidumbre reinante, la crisis de los precios y el fin de las carencias en los préstamos avalados por el Estado. Las principales entidades no solo están disminuyendo los créditos impagados, sino que han rebajado el volumen de financiación con riesgo de entrar en morosidad a pesar de inestabilidad, alejando así el fantasma de las insolvencias.

Desde que comenzó la pandemia, en marzo de 2020, el volumen de dinero en vigilancia especial concedido por el sector no había parado de crecer. Hasta ahora. En el primer semestre, esta exposición se ha reducido en un 5% (4,8%, en concreto) en el primer semestre del año, según los datos recabados por THE OBJECTIVE

El Santander, BBVA, Caixabank y el Sabadell, en conjunto, han recortado estos préstamos que, aunque están al corriente de pago, tienen altas probabilidades de incurrir en insolvencia próximamente. En total, el stock en vigilancia especial de los cuatro mayores bancos de nuestro país alcanza los 138.654 millones tras haber mermado en 7.000 millones aproximadamente. Esto supone el 6,7% de la cartera, frente al 7,5% de cierre de junio de 2021.

El Sabadell, una excepción entre los mayores bancos

Tan solo el Sabadell ha registrado un alza en la financiación en vigilancia especial de entre estos bancos. El grupo catalán ha seguido aumentando esta partida ante un probable deterioro en su saldo crediticio. Lo ha hecho en 800 millones (un 6,6%), hasta los 13.144 millones en todas las geografías en las que opera. Así, tras este alza, cuenta el 7,7% de los préstamos con una atención extrema en su evolución.

El Sabadell, sin embargo, ha podido en los seis primeros meses del año rebajar los créditos que presentan ya impago en un 8,2%, hasta los 5.232 millones. Esto se debe en parte a que el comportamiento de la financiación ICO ha sido positiva en general, tal y como preveían su directivos, a pesar de que entre abril y junio venció periodo por el que las empresas solo pagaban por los intereses.

El 6% de sus préstamos ICO se encuentra en situación de morosidad, el doble que hace un ejercicio, después de que el 86% de los clientes haya empezado a abonar también las cuotas por el principal. De estos últimos, explica el Sabadell, únicamente el 3% muestra impagos de más de diez días.

Al fin de las carencias en la financiación avalada, cuyas consecuencias se reflejarán del todo a partir de septiembre, se unido como factor de preocupación por parte del mercado y los analistas la crisis de los precios por la escalada de la inflación y el temor a una recesión económica. No obstante, los bancos se muestran confiados en que el impacto será limitado y mejor de lo estimado al inicio de la pandemia.

La entidad más pesimista es BBVA, que no descarta un periodo de depresión en nuestro país a finales de este año y principios del siguiente. Y por ello, ha elevado sus provisiones para hacer frente al impacto de la guerra de Ucrania. Si bien, BBVA ha menguado los préstamos en vigilancia especial en cerca de 1.800 millones (un 5,2%) en el primer semestre de 2022, hasta los 32.341 millones. Aun así, el 8,4% de toda su financiación esta clasificada en esta partida, por encima de la media. El grupo que preside Carlos Torres ha conseguido, del mismo modo, mantener estable la cartera de impagados en torno a los 14.600 millones.

Más abrupto ha sido el descenso que ha realizado el Santander en su stock de extrema atención por riesgo de insolvencia futura. El banco liderado por Ana Botín ha disminuido en casi 4.000 millones el importe de dinero prestado con probabilidad elevada de morosidad. Tras el ajuste, del 5,8%, el volumen de estos créditos asciende a los 63.772 millones.

A diferencia del resto de bancos competidores, el Santander sí ha incrementado los impagos totales. Lo ha hecho en 876 millones en todos los mercados donde opera, aunque su tasa de mora ha bajado del 3% como consecuencia del crecimiento de los saldos por la subida de la actividad.

Caixabank, el que más rebaja el riesgo de impagos

Por último, Caixabank ha achicado la financiación en vigilancia especial en algo más de 2.000 millones, hasta los 29.400 millones. Esto significa una caída del 6,4%. De esta manera, es la entidad que experimenta el mayor achicamiento en las posibilidades de deterioro de su cartera crediticia de entre sus bancos competidores.

El grupo catalán gestionado por Gonzalo Gortázar, de igual manera, ha mermado el volumen de préstamos en impago en un 9,5%, hasta un total de 11.104 millones. Como en el Sabadell, la evolución de las líneas ICO han sido claves. Caixabank subraya que solo el 3,7% del saldo presenta problemas insolvencia una vez que el 85% del total otorgado ha culminado ya el periodo de carencia. La entidad agrega que el 23% de los clientes, además, ha amortizado o cancelado dichas líneas, con lo que este riesgo se ha reducido en dicha proporción.

Los analistas temen que la crisis de los precios y la subida de los tipos de interés conlleve un aumento de los impagos en los bancos en los próximos meses. El mayor miedo existe ahora en el segmento de las hipotecas y en el consumo, aunque todavía persisten nubarrones en los créditos avalados por el Estado.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D