The Objective
Publicidad
Economía

Máxima tensión en BBVA: se blinda con otros 135 millones por miedo a la recesión

Eleva su temor por la crisis de precios desatada tras la invasión de Ucrania y aumenta hasta 299 millones la hucha de provisiones para afrontar los efectos

Máxima tensión en BBVA: se blinda con otros 135 millones por miedo a la recesión

Sede de BBVA | BBVA

BBVA ha elevado sus miedos por la crisis de los precios desatada tras la guerra de Ucrania y ha decidido guardar en un cajón 135 millones adicionales para combatir los efectos. Un impacto que, en su caso, será en forma de impago de préstamos concedidos tanto a las empresas como a las familias.

Según los datos recabados por THE OBJECTIVE, el banco ha revisado en el segundo trimestre del año la estimación de pérdidas esperadas por el empeoramiento de la situación económica y ha aumentado la hucha de las provisiones para hacer frente a las consecuencias del conflicto bélico. Ya en el primer trimestre llevó a cabo una dotación especial por este motivo, siendo uno de los pocos bancos españoles es levantar un escudo tras la invasión ucraniana por parte de Rusia.

Tras el incremento, la reserva extraordinaria acumulada por BBVA asciende a 299 millones de euros. Un dinero que se ha asignado a la cartera de clientes considerados dudosos por razones subjetivas. Es decir, un colectivo que no presenta dificultades de pago ahora, pero que por su situación podrían entrar en insolvencia próximamente.

El grupo presidido por Carlos Torres ha actualizado sus estimaciones de deterioros tras el empeoramiento de la coyuntura debido a los efectos de la guerra de Ucrania, la subida de la inflación, el alza de los tipos de interés y el incremento de los precios de las materias primas. Un cóctel que, probablemente, llevará a Europa a la recesión, siguiendo así los pasos de EEUU.

BBVA, más pesimista que otros bancos

Los bancos españoles, a pesar de la incertidumbre reinante se muestran optimistas sobre la evolución de España y descartan de manera general una depresión de la economía española. Eso sí, ven un menor crecimiento a partir de otoño, una vez finalice la campaña turística de verano. BBVA, en cambio, se sale del optimismo general y abre la puerta a que en el primer trimestre de 2023 nuestro país entre en recesión técnica, de acuerdo con las palabras de su presidente Carlos Torres de hace dos semanas.

El servicio de estudios del grupo vasco, ante esta posibilidad, llevó a cabo recientemente una brusca revisión a la baja de sus previsiones de crecimiento de España para el conjunto del próximo ejercicio, al estimar un alza del PIB del 1,8% frente al 3,3% calculado anteriormente.

BBVA y Caixabank fueron los primeros bancos que decidieron apostar por una prudencia extrema a principios de ese año y empezaron a constituir un fondo de provisiones para afrontar las consecuencias de la invasión de Ucrania. Unos impactos que podrían llevar a perder al conjunto del sector 1.200 millones de euros y que podrían ser ahora superiores debido al empeoramiento del entorno. En marzo Caixabank dotó con 214 millones esta nueva hucha.

BBVA, en su informe semestral presentado hace unos días, señala que los «los riesgos son significativos» a nivel global y destaca que «una mayor persistencia de la inflación podría desencadenar subidas aún más severas de los tipos de interés y, por lo tanto, una recesión más profunda y generalizada». Un entorno que, a juicio de la entidad española, podrían conllevar no solo escenarios de volatilidad sino también una crisis financiera.

Hay que tener en cuenta que la inflación se ha mantenido en niveles récord tanto en Estados Unidos como en Europa. En España su nivel es el más elevado desde 1984 al alcanzar en julio el 10,8%. El BCE ya ha movido ficha para contener cuanto antes los precios en la zona euro y ha incrementado los tipos oficiales al 0,5%. Para septiembre materializará nuevas subidas, según lo avanzado por sus principales responsables.

Los bancos españoles no cuentan con una exposición elevada a Ucrania ni a Rusia, pero temen las consecuencias del conflicto en los denominados efectos colaterales surgidos por el conflicto a nivel global. La entidad con el mayor riesgo directo ambos países es el Sabadell, con una cartera de préstamos de unos 400 millones.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D