The Objective
Publicidad
Economía

Las placas solares están de moda: cada día se conectan 30.300 paneles fotovoltaicos a la red

Este año se prevén desplegar en España más de 2.000 MW de potencia en instalaciones de autoconsumo, lo que supone un 54% más que en el ejercicio precedente

Las placas solares están de moda: cada día se conectan 30.300 paneles fotovoltaicos a la red

El precio de la electricidad está disparando la instalación de placas solares. Al día se conectan a la red eléctrica en España una media de 30.300 paneles fotovoltaicos, lo que hacen alrededor de 909.300 al mes, según cálculos de Xavier Cugat, jefe de proyectos de plantas fotovoltaicas, en base a la potencia instalada en los últimos meses.

Según los datos recopilados por Cugat, en los últimos 12 meses se han instalado 4.085 megavatios (MW) de potencia y una placa fotovoltaica tiene una potencia de 550 Wp. Además, cifras facilitadas a THE OBJECTIVE por la Asociación de Empresas de Energías Renovables (Appa) adelantan que este año se prevén desplegar en España más de 2.000 MW de potencia en instalaciones de autoconsumo, lo que supone un 54% más que en el ejercicio precedente.

La derogación del conocido como ‘impuesto al sol’ en 2018, el nuevo marco legal con nuevas soluciones para los consumidores y los precios disparados de la energía tradicional durante el último año es lo que está favoreciendo el auge de los paneles fotovoltaicos, tanto para uso residencial como para grandes empresas.

Bajo esta coyuntura, los grandes de las distribución se han lanzado a la venta de placas solares. El Corte Inglés y la portuguesa EDP sellaron una alianza el año pasado para ofrecer soluciones, siguiendo los pasos de MediaMarkt, Fnac, Ikea o Leroy Merlin. Una de las últimas alianzas que se han conocido es la de Telefónica y Repsol a través de la firma Solar360.

Plantas fotovoltaicas para empresas

En el ámbito empresarial, la fórmula de contratación estrella es la de PPA on-site: el suministro de energía eléctrica se produce desde una instalación fotovoltaica montada ad hoc en las instalaciones del cliente y conectada a su red interior. El desarrollador renovable realiza la inversión, diseña, monta, opera y mantiene la instalación, mientras que la energía generada por los paneles es energía que el cliente deja de demandar de la red y el desarrollador la ofrece a un precio más competitivo. Cuando el contrato finaliza (8-15 años), la energía pasa a ser gratuita y la instalación pasa a ser propiedad del cliente.

En este sentido, numerosas empresas se han lanzado al autoconsumo y han firmado grandes proyectos con las principales energéticas del país. Destaca el reciente acuerdo firmado entre Endesa y Bridgestone. La compañía que dirige José Bogas desarrollará, a través de su filial Endesa X, para el fabricante de neumáticos la que será una de las instalaciones de autoconsumo más relevantes de España, con 9,2 megavatios (MW) de potencia y una inversión de más de cinco millones de euros.

Por su parte, Iberdrola y SABIC dieron la campanada a finales de julio de 2020 con el mayor proyecto solar fotovoltaico para autoconsumo on site del mundo. Con una inversión cercana a los 70 millones de euros, la nueva instalación renovable, que se situará en la planta de la multinacional petroquímica en Murcia, tendrá una potencia instalada de 100 MW y estará integrada por 263.000 módulos solares.

La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán también trabaja en este ámbito para empresas como Mapfre, Juver, Makro, Wallbox o Marqués de Riscal. También destaca la instalación, llave en mano, de Naturgy para Jevaso de una planta fotovoltaica compuesta por 100 placas de 99,9 Kw en la nave industrial de la textil en Arteixo (A Coruña).

De su lado, para instalar el sistema fotovoltaico en casa, tras comprobar que es viable, se debe realizar un diseño con el respaldo de un instalador autorizado y solicitar los permisos de acceso y conexión a la red a la compañía eléctrica, que debe aprobarlo. También hay que solicitar un permiso de obra en el ayuntamiento para llevarla a cabo y registrar luego la instalación en Industria para legalizarla de acuerdo a lo establecido en la normativa eléctrica, que obliga a utilizar equipos compatibles con certificación para su uso en España. El instalador debe registrarla, validarla y proporcionar el CIE.

No obstante, hay ya muchas comunidades autónomas que han eliminado el requisito de licencia de obras. De hecho, la eliminación de este permiso acaba con el problema de las esperas de hasta ocho meses que se estaban produciendo y que afectaban negativamente al despliegue de esta tecnología.

Alternativa más ventajosa al suministro tradicional

Desde el Gobierno destacan que el autoconsumo es una alternativa más ventajosa económicamente que el suministro procedente de la red puesto que disminuye directamente el término variable de la factura eléctrica.  Así, incitan a los usuarios a que consuman su propia energía a través de placas solares, sistemas eólicos o hidroeléctricos.

En la actualidad, hay ayudas enfocadas específicamente al autoconsumo y almacenamiento, además de energías renovables térmicas para el sector residencial. Estas se articulan a través de seis programas que se dirigen tanto a los diferentes sectores económicos (servicios y resto de sectores productivos) como a residencial, sector público y tercer sector. 

En principio se puso en marcha una dotación de 660 millones de euros, que se regionaliza a través de las comunidades y ciudades autónomas por todo el territorio nacional hasta 2023. Algunas regiones ya han agotado la primera asignación y el Gobierno ha ampliado el programa, que puede llegar a un total de 1.320 millones.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D