The Objective
Publicidad
España

Rubiales confirma que su salario anual aumenta si Real Madrid y Barcelona participan en la Supercopa

El presidente de la RFEF ha acusado a los medios de haber actuado falsariamente y en su contra y ha asegurado que el acuerdo con Arabia Saudí es completamente legal y sin que exista un conflicto de intereses

Rubiales confirma que su salario anual aumenta si Real Madrid y Barcelona participan en la Supercopa

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales. | María José López (Europa Press)

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha negado que la organización pagara comisiones a la empresa del central del F.C. Barcelona Gerard Piqué, Kosmos Holding, y ha asegurado que las cantidades pactadas estaban acordadas con el Gobierno de Arabia Saudí. Por ende, y tras asegurar que no hay ningún tipo de delito, el mandatario ha rechazado dimitir y ha asegurado que mantendrá su puesto.

Rubiales, que ha asegurado que el contrato publicado ya no está operativo desde hace tiempo y que en la Asamblea del año 2020 se aprobó una nueva relación con las autoridades saudíes que no obligaban a jugar la competición en el país, ha defendido la «limpieza de la operación» y ha afirmado que parte de su salario depende de la posición en liga «de ciertos clubes de categoría», lo que viene en relación a lo ventajoso que le supone una mejor posición de Real Madrid o Barcelona al aumentar de esta forma los ingresos de marketing de la competición y, por ende, los emolumentos que recibe.

Durante la rueda de prensa en la Ciudad del Fútbol concedida junto a su mano derecha, el secretario general de la organización, Andreu Camps, Rubiales (en un tono muy duro con la prensa, a quienes ha acusado de «alevosía») ha tachado las informaciones de «falsedades» y ha pedido centrar las informaciones a lo que ha calificado como un robo ilegal de su móvil y su privacidad y a quien no ha querido responsabilizar directamente a nadie a pesar de haber deslizado una posibilidad.

El presidente ha explicado que su ausencia en estos días se ha debido a la necesidad de negociar con las autoridades de Arabia Saudí la comparecencia al ser un contrato confidencial. En su declaración, ha afirmado que durante los cuatro años de su mandato ha sufrido repetidos ataques en su contra con el objetivo de desestabilizarle y retirarle del puesto y ha reprochado a los medios beneficiarse de este tipo de informaciones. Durante su comparecencia, ha afirmado de que teme que cualquier día «le metan un fardo de cocaína en el maletero» para inculparle de crímenes.

No hay conflicto de intereses, según Rubiales

Rubiales ha afirmado que su relación con Piqué y como su empresa está destinada a ayudar al central a poder tener una vida después de su carrera y ha pedido que más jugadores sigan su ejemplo en lograr lo que ha calificado como un «acuerdo ejemplar» que ha permitido salvar al «fútbol modesto».

El presidente ha negado exista un conflicto de intereses con el central y la competición al no ser la RFEF quien paga al jugador, sino las autoridades árabes: «Si la relación económica es entre Arabia y Kosmos, no hay conflicto de competencias». Esta es la decisión, según ha señalado, por la que decidió no consultarlo siquiera con los órganos competentes. La presencia del defensa, según ha explicado, se debe a que la RFEF «no llegaba a Arabia» y fue necesario contactar con quien sí lo hacía.

Sobre las declaraciones del Gobierno con respecto a lo «ético y lo estético» de la operación, Rubiales ha rechazado entrar en el fondo del asunto y ha afirmado que no se le puede reprochar ninguna acción irregular al haber seguido todos los filtros existentes en la Federación. «Cada uno tiene su moral y su ética», ha espetado.

La presencia del central en la Selección, desvelada esta mañana, ha sido otra de las cuestiones sobre las que se ha defendido. Rubiales ha afirmado que esto es algo normal y que más jugadores le llaman habitualmente para lograrlo.

Un escándalo con la Supercopa como telón

Las declaraciones de Rubiales llegan como respuesta a las filtraciones de las conversaciones que mantuvo con el defensa del F.C. Barcelona Gerard Piqué para negociar un cambio de sede y de formato para la Supercopa de España con un gran beneficio para ambos. Por un lado, el central ganaría 24 millones de euros en concepto de ‘comisión de éxito’ para su empresa Kosmos Holding por haber mediado con el régimen saudí; por el otro, el máximo mandatario del fútbol español aumentaría enormemente su salario al ser este variable y dependiente de los ingresos que registre el órgano.

En las últimos días se han conocido otros puntos de la operación, como el intento de acercar a Don Juan Carlos I al entramado para así obtener unas mejores relaciones con los dirigentes saudíes, muy próximos al emérito, o incluso la existencia de un segundo contrato con Qatar que contaba con condiciones más ventajosas para la Federación y sin penalizaciones según los participantes pero del que no formaba parte Gerard Piqué al no ser necesaria una mediación.

El defensa catalán presionó al presidente para que aceptara la oferta de Arabia Saudí en lugar de la Catarí, que ya había sido firmada en preacuerdo y que finalmente fue rechazada con el consecuente beneficio para Kosmos Holding.

Entre las medidas anunciadas por el presidente, se encuentra la exigencia de una rectificación de todas las informaciones y de las acusaciones de «pelotazos» económicos.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D