The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Open Arms viajará a países africanos para alertar del peligro de cruzar el Mediterráneo

The Objective
Última actualización: 17 Abr 2018, 3:16 pm CEST
Foto: Alessio Tricani | AP

La ONG Proactiva Open Arms ha decidido, tras la liberación de su barco incautado en Italia, seguir buscando un nuevo buque para “ir hasta los países de origen de los inmigrantes para advertir a los jóvenes del peligro de cruzar el Mediterráneo”, ha dicho el director de la organización, Óscar Camps.

Este nuevo proyecto llevará a la ONG española a distintos países de África, empezando por Ghana, donde llevarán testimonios de personas que han emprendido el viaje por mar. "Tenemos que abordar el origen del problema y buscar soluciones para evitar este trágico flujo migratorio", ha dicho Camps.

La ONG centrará su atención principalmente en las escuelas, pues han “visto muchos menores que hacen el viaje por el Mediterráneo” y consideran que es necesario advertirles de que “Europa les dejará morir”.

El desarrollo de esta actividad será paralelo a los rescates en aguas internacionales, que Open Arms ya ha vuelto a poner en marcha con la salida el lunes de la misión número 44 a bordo de la embarcación Astral.

Aunque la liberación del barco retenido en Italia “es una buena noticia”, Camps ha dicho que siguen preocupados, ya que “la investigación del fiscal de Catania continúa para encausarnos como organización criminal y seguirán investigando al capitán y a la organización para ver si cometimos algún delito”.

Simplemente se ha levantado la medida cautelar que mantenía incautada la embarcación, pero la investigación sobre el capitán, Marc Reig, y la jefa de misión, Anabel Montes, continuará durante al menos seis meses, ha destacado uno de los abogados de la ONG, Eduard Aguayo.

No obstante, ha mencionado también un aspecto positivo, y es que el juez italiano que desestimó la incautación cautelar de la embarcación también ha dado acogida en su decreto a muchos de los argumentos de Open Arms, como que Libia no es un país seguro para devolver a los inmigrantes y que la ONG actuó en todo momento según los que establece la normativa marítima.

Además, el juez “confirma que existieron amenazas por parte de la guardia costera libia hacia Open Arms” y que Libia tampoco dispone de los medios para coordinar la zona de rescate, ha explicado el abogado.

Ahora, la ONG seguirá en la búsqueda de un nuevo barco, pues desconocen las condiciones en que se encuentra el buque Open Arms, que permaneció retenido en el puerto italiano de Pozzallo desde el 18 de marzo hasta el lunes por las investigaciones de la fiscalía de Catania por supuestos delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, informa EFE.