The Objective
Publicidad
Jordi Bernal

La OTAN y un mundo sin posesiones

«Hay una izquierda que condona el chavismo pero que ante EEUU saca su discurso ‘flower power’»

Opinión
2 comentarios
La OTAN y un mundo sin posesiones

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden (i), es recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), a su llegada a una reunión en el Palacio de La Moncloa. | Eduardo Parra (EP)

Madrid se ha convertido en el particular Villar del Río berlanguiano de Bienvenido, Mister Marshall. Llegan los hombres fuertes de la OTAN y la capital se ha transformado en un verdadero Fort Apache dotado de todas las medidas de seguridad posibles. Nuria Usero Gómez informaba en estas páginas de que participan hasta 9.000 agentes tanto de la Policía Nacional como de la Policía Local de Madrid. También forman parte del dispositivo agentes de la Guardia Civil, Bomberos, sanitarios y miembros de Protección Civil. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, aprovechó la ocasión para ponerse estupendo y afirmó que, durante estos dos días, la ciudad será «el epicentro del mundo». Después, claro está, deberá volver a su nada desdeñable condición de «rompeolas de España».

También desde el PSOE sacaban pecho con la cumbre y albergaban la esperanza de que la OTAN se haga cargo del «marrón» de Ceuta y Melilla. Según explicaba el lunes el periodista Antonio Rodríguez en su crónica, el portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Felipe Sicilia, defendía que la cumbre servirá para incluir «por primera vez» a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla bajo el paraguas de la Alianza Atlántica, reivindicando que esta cita supondrá, bajo su punto de vista, que España «refuerce su papel de liderazgo». 

Y todavía con los pulmones hinchados, remachó Sicilia: «La cumbre de Madrid otorgará a España el papel internacional que merece y gracias a la cual se incluirá por primera vez a Ceuta y Melilla bajo el paraguas de protección de la Alianza Atlántica, por tanto es una cumbre muy importante para nuestro país».

El mismo día, sin embargo, el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, había negado que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla vayan a estar cubiertas de forma automática bajo el paraguas de la defensa colectiva del artículo 5 del Tratado de la Alianza Atlántica con el nuevo concepto estratégico que se aprobará durante la cumbre. En el documento de la OTAN se incluye la defensa de la «soberanía e integridad territorial» de los países miembros, aunque Ceuta y Melilla no aparecen citadas explícitamente. Como aclara Rodríguez en su información, «así que en caso de un ataque externo -en principio, Marruecos- contra ambas plazas norteafricanas, España debería convencer a los aliados para que le ayuden frente a la agresión pues la redacción del concepto estratégico no garantiza una respuesta automática de los aliados». Parece, pues, que las hinchazones de Sicilia no están demasiado justificadas. 

Por otra parte, en una cumbre de la OTAN no podían faltar nuestros queridos pacifistas de guardia. Esa izquierda capaz de justificar dictaduras como la castrista o golpes militares como el chavista, pero que, cuando se trata de Estados Unidos y sus aliados, saca en procesión la paloma de la paz y el discurso flower power. Para muestra las declaraciones de la coordinadora general de Podemos Euskadi y diputada de Unidas Podemos, Pilar Garrido, que aseguró también anteayer, en una entrevista a Radio Euskadi, a propósito del gasto militar que «todo ese dinero debe ir, y en este momento más, a gasto social». «Dediquemos todo ese dinero a sostener la vida de las personas dependientes, a ayudar a los jóvenes para que pongan en marcha su proyecto de vida, y se podría hacer una lista bastante larga para que esos 25.000 millones estén muy bien gastados«. Y repitió encantada la apuesta de Podemos por «la resolución de los conflictos de manera pacífica».

Cuando escucho el apolillado y demagógico argumentario podemita siempre me acuerdo de aquel verso de Elvis Costello sobre el Imagine de John Lennon: «¿No era un millonario el que nos había hecho imaginar un mundo sin posesiones?».

Únete a la discusión
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D