The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

Injertan el 95% de la piel quemada de un paciente a través de la de su gemelo

Redacción TO
Última actualización: 23 Nov 2017, 10:05 pm CET
Foto: Gareth Watkins | Reuters/File

Un hombre con el 95% del cuerpo quemado, a causa de un accidente de trabajo, ha recibido con éxito un injerto de piel por parte de su hermano gemelo. Esta operación es una primicia médica mundial que se ha llevado a cabo en el hospital Saint Louis de París, tal y como ha informado France Info.

El hecho relevante en este caso es que el injerto de piel no ha sido rechazado tres semanas después de la operación, como ocurre con la de cualquier otra persona, ha indicado el equipo médico. Este está liderado por el profesor en cirugía plástica y reconstructiva Maurice Mimoun, y por el especialista en anestesia y reanimación Alexandre Mebaza.

La clave del éxito en esta cirugía está en la genética. Como los gemelos salen del mismo cigoto, comparten el ADN, lo que permite evitar ese rechazo, ha destacado Mimoun a la emisora francesa: "Es como si se tuviera un depósito de piel a disposición". A su vez, Mimoun se ha mostrado satisfecho al haber injertado un "95% de una piel quemada".

Todo comenzó hace poco más de un año, cuando Franck, de 33 años, sufrió quemaduras que afectaron a la casi totalidad de su cuerpo, incluida la cara, con la sola excepción de una parte de los pies y de la cadera. Una vez conocido el suceso, su hermano Éric se postuló rápidamente como donante y fue entonces cuando comenzó el procedimiento.

Para la operación, se ha extraído la piel del cuero cabelludo ya que en esa parte del cuerpo no queda marca y cicatriza rápidamente. A su vez, se ha extraído la piel de la espalda y de las piernas, hasta totalizar un 50 % de su cuerpo.

Una vez retirada la piel quemada, el equipo médico recubrió al paciente con la piel del donante, extendiéndola por todo su cuerpo. El cirujano ha destacado que ciertas zonas de la piel se recuperaron con facilidad debido a la rapidez del injerto.

El paciente ha estado cuatro meses bajo cuidados especializados en el centro de quemados del hospital Saint Louis. Actualmente, se encuentra residiendo en su casa, con posibilidad de caminar y con la prescripción de acudir a la rehabilitación continúa.