The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Internacional

La Unión Europea sospecha que Rusia busca anexionar «de facto» el este de Ucrania

Tras sus reuniones con Rusia, Borrell alerta que los más de 100.000 efectivos militares desplazados a la frontera no son una casualidad

La Unión Europea sospecha que Rusia busca anexionar «de facto» el este de Ucrania

Borrell en Brest con los ministros de Exteriores extranjeros.|Stephane Mahe (Reuters)

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha revelado las sospechas de la Unión Europea sobre Rusia, a quien acusa de buscar anexionar «de facto» el este de Ucrania a través de la violencia. Borrell ha explicado que el «masivo» desplazamiento de efectivos no tiene, a su parecer, otra razón más plausible que un posible conflicto militar.

«Habiendo visto la situación sobre el terreno, me preocupa cada vez más que las zonas no controladas por el Gobierno ucraniano se estén alejando más de Ucrania, impulsadas por los esfuerzos reforzados del Kremlin de alcanzar una integración de facto con Rusia», ha indicado Borrell en una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores y la Subcomisión de Defensa de la Eurocámara. «No entiendo tal concentración masiva de fuerzas sin tener esto en mente », ha agregado.

Borrell rechaza la minimización del problema de Rusia

Borrell ha informado a los eurodiputados sobre el resultado de las conversaciones mantenidas con Rusia en diferentes formatos la semana pasada (en bilateral con Estados Unidos, con la OTAN o con la OSCE) en el contexto de la preocupación por la concentración de tropas que lleva a cabo dentro y junto a Ucrania.

«De acuerdo a inteligencia, hay en la frontera (ucraniana) 100.000 grupos rusos y separatistas, como 60 batallones, de Crimea al Donbás», ha dicho Borrell en referencia a la península de Ucrania, que Moscú se anexionó en 2014, y a la región del este de ese país que desde entonces controlan separatistas prorrusos.

El jefe de la diplomacia comunitaria, que visitó la línea de contacto en Ucrania a principios de año, ha afirmado haber presenciado un aumento de la tensión por «la presión por el refuerzo militar ruso»: «Cuando amasas a 60 batallones en la frontera, es algo más que retórico», apuntó.

Mantiene la intención de expandir la OTAN

Borrell se ha dirigido a los eurodiputados, a quienes ha afirmado que las llamadas «garantías de seguridad» que Rusia ha pedido a los occidentales en las reuniones de la semana pasada son inaceptables y que el contenido de la respuesta que les ha solicitado «por escrito» Moscú «ya se sabe y es que no».

También ha añadido que la OTAN no puede aceptar las propuestas rusas de no expandirse más hacia el este «porque iría en contra de los principios en los que hemos basado la arquitectura de seguridad de Europa».

Borrell ha lamentado que aunque todas las partes han indicado en el proceso «voluntad de seguir la conversación», Rusia haya dicho que «no veía interés en seguir discutiendo porque hay demandas concretas sobre la expansión y presencia de OTAN en el este de Europa que no fueron aceptadas».

Sobre la seguridad en Europa, ha querido dejar claro que la UE está coordinada con Estados Unidos pese a que Rusia «no quiere hablar con nosotros» como parte de una estrategia para «dividir al mundo occidental».

Anuncia que estudiarán aplicar sanciones

El político español ha recalcado la importancia de llamar a Rusia a rebajar la tensión en la frontera con Ucrania y a aplicar los acuerdos de paz de Minsk para pacificar el este de ese país, pero también ha subrayado que «cualquier nueva agresión militar de Rusia contra Ucrania tendrá consecuencias y costes severos con medidas restrictivas que es mi labor como alto representante presentar al Consejo» de la Unión.

«Seguimos trabajando en preparación de sanciones, por si acaso», ha indicado, al tiempo que rechazó la noción de sanciones preventivas.

Aunque ha reconocido que pese a que en este momento la posibilidad de un ataque ruso militar a Ucrania no es el escenario más probable, ha aludido a que «hay otra forma de atacar», en referencia a los ciberataques. Lo hace en referencia al sufrido por el Gobierno ucraniano la semana pasada, cuando se observó un fuerte ataque de esa naturaleza a sus sitios web que «contribuyó a incrementar más la tensión de la situación».

«Hay muchos diferentes tipos de conflictos. Estamos trabajando en diferentes escenarios», ha comentado. En todo caso, ha señalado que la UE trabaja en propuestas para revisar si es necesario la arquitectura de seguridad europea.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D