The Objective
Publicidad
Lifestyle

Entrenar en grupo: cuatro razones por las que es mejor hacer deporte acompañado

Menos estrés, más orden en el tipo de ejercicios y, sobre todo, menos aburrimiento pueden ser claves en compartir rutinas deportivas

Entrenar en grupo: cuatro razones por las que es mejor hacer deporte acompañado

Dos personas montando en bicicleta | ©Freepik.

La cuesta de enero y los buenos propósitos de hacer deporte pueden irse por el sumidero si nos falta constancia, pero también si no tenemos apoyos como para tener cierta continuidad. La evidencia de la falta de apoyo a la hora de hacer deporte puede ser un valor diferencial si, al entrenar en grupo, nos valemos de ciertas compañías para que no caigamos en el desánimo.

Como es lógico, las ventajas de hacer deporte, ya sea solo o acompañado, son muy similares, pero es en el refuerzo del grupo cuando podemos maximizar algunas ventajas que van aparejadas al propio deporte, mientras que otras tienen más que ver con un componente psicológico. También, dentro de la misma lógica, comprender que la forma de hacer deporte en grupo puede ser sustancialmente distinta.

Lo que también es plausible es comprender que los estudios que se han realizado vinculados a las ventajas de entrenar en grupo son generalmente observacionales, por lo que tampoco hay beneficios clínicos que se pueden obtener del deporte en grupo. Sabemos que mejora el sueño y el estado de ánimo, además de fomentar un mejor apetito sexual a costa del incremento de la testosterona que suele ir aparejado al deporte, como ya te contamos en THE OBJECTIVE.

Hay ejemplos, como una investigación realizada sobre estudiantes de Medicina, en la que sometidos a distintos ejercicios, ya fuera en grupo o individuales, que comprobaba que los que habían realizado ejercicio en grupo tenían menores niveles de estrés percibido y habían mejorado también sus niveles de salud mental.

Varias personas reunidas para entrenar en grupo pilates
Tanto indoor u outdoor, cualquier formato de entrenar en grupo reporta beneficios. | Freepik.

De hecho, ciertos estudios además apuntan a la forma en la que el impacto del ejercicio en grupo es superior a cuando se realiza de manera individual. Especialmente sucede con el ejercicio sincronizado donde, además, se refuerzan evidentes vínculos sociales, la tolerancia al dolor e incluso el propio rendimiento deportivo.

Entrenar en grupo: beneficios físicos y psicológicos

Varias personas hacen bicicleta al entrenar en grupo
Montar en bici, levantar pesas o correr pueden vincularse a ese entrenar en grupo. | Freepik

Es una hipótesis que defiende este estudio de la International Journal of Sport and Exercise Psychology, valorando el ejercicio en grupo de varios remeros, donde la tolerancia al dolor aumentaba en las personas que habían remado en grupo, independientemente de que fuera con conocidos y amigos o con desconocidos. Todo apunta en este caso a una mayor liberación de endorfinas, conocidas como las hormonas del bienestar, a través de esa sincronización entre sí a la hora de hacer ejercicio.

Otra de la forma de apuntar a estos beneficios de entrenar en grupo se vinculan al uso de ciertas estrategias de dinámicas de grupo, especialmente cuando se hacen clases de fitness en grupo. Entre esas evidencias, también es conveniente recordar que estos objetivos de grupo se pueden asociar a los objetivos compartidos entre los distintos miembros del grupo, aunque no tiene por qué pasar en todos los ejercicios de fitness, aunque sí es cierto que también puede variar el tipo de deporte o práctica que se haga, como el spinning o el power yoga.

Además, como sucede con el entrenamiento personal, algunas de estas sesiones al entrenar en grupo permiten que nos centremos más en el esfuerzo del propio deporte, lo cual aumenta la motivación, también vinculada a una mayor competitividad.

En un sentido parecido, entrenar en grupo también puede ser más divertido al compartir conversaciones o consejos con el resto de personas que nos rodean, al contrario de lo que podría pasar con sesiones solitarias, tanto al aire libre como en deporte indoor. A ello debería sumarse el sentimiento de camaradería y pertenencia al mismo grupo, lo cual también fomenta una mayor adherencia a seguir las rutinas de entrenamiento.

Parecido es el ejemplo a la hora de esa constancia cuando podemos encontrar unas rutinas y estructuras más fijas al ejercitarnos, lo cual es más fácil cuando tenemos una rutina más consistente o mejor estructurada que permitirá tener mejores resultados o, al menos, comprobar que se están consiguiendo los objetivos. Especialmente cuando se combinan este tipo de sesiones que estén muy enfocados a determinados logros como podría ser mejorar el entrenamiento de fuerza o para perder peso y adelgazar.

Un grupo de personas haciendo deporte en grupo
Los beneficios de entrenar en grupo son tanto físicos como psicológicos. | Freepik.

A partir de ahí se pueden además realizar ciertas valoraciones sobre la conveniencia de distintos tipos de entrenamiento que pueden estar más enfocados a la pérdida de peso si realizamos trabajo de fuerza o, en según qué casos, buscar las mejores horas del día para hacer deporte, que también van a depender del tiempo que tengamos.

Aún así, es necesario comprender que los beneficios advertidos de entrenar en grupo van a estar también vinculados a un concepto especialmente psicológico que haga menos tediosas las rutinas de gimnasio o incluso de salir a correr, que pueden ser más llevaderas en aquellas personas que no tienen demasiado afianzadas ciertas costumbres deportivas.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D