The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Holanda

Un banco holandés niega el crédito a las tabacaleras por motivos éticos

The Objective
Última actualización: 2 Ene 2019, 5:45 pm CEST
Foto: LEONHARD FOEGER | Reuters

El tercer banco más grande de Holanda, el ABN Amro, ha informado a través de un comunicado que está intensificando su lucha contra el tabaquismo y que a partir de ahora no extenderá el crédito a los clientes de la industria tabacalera. Por el momento "se respetarán los contratos existentes, pero no se renovarán ni se firmarán nuevos contratos", según ha declarado un funcionario de ABM Amro al diario holandés Trouw.

Además, Verhaar ha asegurado que el ABN tiene intención de presionar al sector financiero holandés para que más bancos sigan su ejemplo.

La decisión del banco, con sede en Ámsterdam, ha llegado después de que se anunciara su nueva asociación con la Fundación Nacional del Corazón en la lucha contra el tabaquismo, que mata a unas 20.000 personas cada año en un país con una población de 17 millones de habitantes, según ha publicado DutchNews.nl.

“Nuestro valor fundamental es que todo el mundo tiene derecho a estar sano”, ha comentado Marianne Verhaar, directora de relaciones institucionales y organizaciones benéficas del banco. “La actividad central de la industria tabacalera no es compatible con nuestros valores”, ha aclarado a la agencia de noticias AFP. “Por lo tanto, hemos elaborado una moratoria a la hora de extender el crédito a los productores de tabaco.”

El movimiento también ha detenido cualquier nueva inversión en la industria del tabaco, lo que convierte al ABN en el primer banco en tomar una iniciativa semejante en Holanda, según ha informado . “La medida podría tener un gran impacto. Esto significa que otros bancos y fondos de inversión también tendrían que tomar una posición al respecto“, ha expresado el diario Trouw.

El banco, que tiene más de seis millones de clientes en todo el mundo, se ha puesto abril de 2018 como fecha límite para cambiar su política sobre el tabaco. La Organización Mundial de la Salud atribuye más de siete millones de muertes en todo el mundo al consumo de tabaco cada año. En España en torno al 30% de los adultos fuman y gastan una media de 282,39 euros en tabaco, según la Encuesta Nacional de Salud de 2016.