El aeropuerto de El Prat de Barcelona pasará a llamarse Josep Tarradellas

Energía y medioambiente

El aeropuerto de El Prat de Barcelona pasará a llamarse Josep Tarradellas
Foto: Manu Fernandez

El Consejo de Ministros ha decidido que el aeropuerto de El Prat pasará a denominarse Josep Tarradellas,  en homenaje al primer presidente de la Govern de Cataluña que volvió a España del exilio tras la muerte de Franco y se presentó en el balcón del palacio de la Generalitat diciendo su famosa frase: Ja soc aquí (ya estoy aquí). Así lo han afirmado fuentes del Gobierno a la prensa. El aeropuerto en su cuenta de Twitter ha lanzado una encuesta al respecto:

Sánchez ya había avanzado que en esta reunión se aprobarían iniciativas para Cataluña en materia de infraestructuras, inversiones y alguna de carácter «simbólico». En este último ámbito se enmarca la decisión de cambiar la denominación del aeropuerto de El Prat. Además, se han aprobado diversas autorizaciones de contratos de obras en carreteras de Cataluña por valor de unos 112 millones de euros.

Crítica de Puigdemont 

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha criticado la decisión de que el aeropuerto de El Prat pase a denominarse Josep Tarradellas y ha sostenido que «les pides la gestión (al Gobierno) y te imponen un cambio de nombre».

 

«La queja por el aeropuerto no era por el nombre. Era y es por la gestión. Les pides la gestión y te imponen un cambio de nombre. Les pides decidir el futuro y te imponen el 155», ha afirmado Puigdemont en su cuenta de Twitter.


Homenaje del Gobierno a Tarradellas

Josep Tarradellas fue presidente de la Generalitat desde 1936 hasta 1937. Tarradellas, que tuvo que abandonar España en 1939, fue presidente de la Generalitat en el exilio hasta 1977, año en el que llegó al aeropuerto del Prat tras haber estado exiliado 38 años.

Días después, saludó a la multitud desde el balcón del Palacio de la Generalitat con la siguiente frase: «Ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí!». Muchos le han dado importancia al hecho de que el saludo alude, con su “ciudadanos de Cataluña” a todos los habitantes de Cataluña, y no sólo a los nacionalistas, como podría haber parecido de haber utilizado la palabra “catalanes”.

Tarradellas, de ERC, era un nacionalista contrario a la independencia y creía en una “Cataluña… que propulse el progreso (…) del Estado español”, según afirmó al diario ABC en una entrevista en 1977. Esta ideología, contraria al concepto de países Catalás, hizo que fuese criticado por muchos nacionalistas. Dejó la Generalitat cuando Jordi Pujol fue elegido presidente en 1980.