Con casi 3.000 tigres, India duplica los ejemplares de esta especie en peligro

Mundo ethos

Con casi 3.000 tigres, India duplica los ejemplares de esta especie en peligro
Foto: Frida Bredesen

La población de tigres salvajes en India ha crecido un 30% en cuatro años según un nuevo censo y ya alcanza casi los 3.000 ejemplares. Este felino es objeto de una campaña de movilización internacional para evitar su extinción. El número de estos felinos en India se ha duplicado desde 2006, año en el que la cifra había caído hasta los 1.411 tigres. A pesar de la recuperación, la cifra no ha alcanzado todavía la de 2002, cuando vivían en territorio indio unos 3.700 ejemplares, según estimaciones.

Según el censo, elaborado el año pasado, en India hay 2.967 tigres salvajes frente a los 2.226 del anterior recuento en 2014. El gigante del sur de Asia es el país con la población más importante de tigres salvajes. «Es un logro histórico para India”, ha señalado el primer ministro indio, Narendra Modi, al presentar en Nueva Delhi los resultados del informe All India Tiger Estimation Report 2018. “Reafirmamos nuestro compromiso para proteger al tigre», ha concluido. 

Según las estimaciones, a principios del siglo XX el planeta contaba con más de 100.000 tigres salvajes. Sin embargo, la población de este felino cayó en 2010 a 3.200 ejemplares a escala mundial, y tres subespecies desaparecieron por completo. “Quince años atrás había graves preocupaciones por el declive de la población de tigres”, ha confesado el primer ministro. “Era un gran desafío para nosotros, pero con determinación logramos nuestros objetivos», ha añadido.

Para mantener el control de la población, India hace un recuento de tigres cada cuatro años. Para ello, investigadores colocan unas 26.000 cámaras fotográficas en zonas donde se sabe de la presencia del animal. Tras esto y con la ayuda de programas informáticos, analizan las 350.000 imágenes tomadas para identificar a cada animal. 

Desde las laderas del Himalaya hasta regiones aisladas del noreste, pasando por las planicies del norte del país, India cuenta con unas cincuenta reservas destinadas a preservar este animal.