David Bowie, la estrella que se apagó a principios de año

Cultura

David Bowie, la estrella que se apagó a principios de año
Foto: STEFAN WERMUTH| Reuters

En términos musicales, 2016 pasará a la historia -entre otras cosas- por la muerte de la leyenda del rock e icono estético de la segunda mitad del siglo XX, David Bowie. El artista británico moría el 10 de enero en Nueva York “rodeado de su familia después de una valiente lucha de 18 meses contra el cáncer”, según rezaba el comunicado emitido por sus allegados. Bowie moría a los 69 años, tan sólo dos días después de la publicación de su vigésimo quinto disco de estudio, titulado Blackstar.

David Robert Jones, nombre de nacimiento de Bowie, llegó al mundo en el Londres de 1947. Sus padres eran una acomodadora de un cine y un trabajador de una ONG. Su hermano mayor le introdujo en el mundo rock y David formó sus primeras bandas cuando era adolescente. Adoptó el apellido artístico de Bowie -para diferenciarse de Davy Jones, de los Monkees- y emprendió su carrera en solitario a mediados de los años 60. No fue hasta en 1969 cuando llegó su primer gran éxito: Space Oddity, incluido en su segundo disco de estudio.  Hunky Dory (1971) y The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders of Mars (1972) le catapultaron a la figura de leyenda global en la que se convirtió. Con la segunda mitad de los setenta llegó la llamada trilogía de Berlín, sus discos con Brian Eno, incluido el mítico Heroes (1977). En los ochenta abrazó el pop y bajó a la pista de baile, con éxitos como Let’s Dance (1983).

Colaboró con muchísimos otros artistas, ya sea encima del escenario o desde el estudio como productor. El tamaño de su leyenda se mide en las condolencias que se sucedieron durante los días posteriores a su fallecimiento: el mundo lloró durante semanas y en las redes sociales la pérdida de David Bowie.