The Objective
Publicidad
Economía

La subida del bono alemán a 10 años al 1% dispara el coste de financiación en Europa

Los expertos advierten del inminente endurecimiento del crédito para pymes, autónomos y familias porque el BCE no podrá evitar una subida de tipos este año

La subida del bono alemán a 10 años al 1% dispara el coste de financiación en Europa

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde. |Europa Press.

El bono alemán a 10 años alcanzó el 1% de rendimiento durante la mañana de este viernes, una subida que anticipa el escenario avanzado por THE OBJECTIVE de subida del coste de financiación del endeudamiento de empresas, familias y Estados.

Además, evidencia la incertidumbre creciente sobre la evolución económica –a merced de la inflación en tasas récord y de la intensidad y duración del conflicto bélico en Ucrania– y también sobre la política, a las puertas de las elecciones francesas de este domingo.

A mediodía del viernes, el bono alemán -considerado el más seguro- se situaba en el 0,93% y se movía en máximos no vistos desde 2015, lo que anticipa, según los expertos, una financiación más cara para todos los agentes económicos. Mientras, el interés del bono español supera el 1,9% y cotiza en máximos desde 2017.

Ese aumento del coste de financiación inminente -derivado del agravamiento de indicadores de riesgo y de los cambios de rumbo en la política de los bancos centrales- afectará a Europa y especialmente a las economías más endeudadas de la eurozona, como la española, que registró en febrero un aumento del 1,17% respecto a enero, hasta alcanzar el máximo histórico de 1,442 billones de euros, con lo que supera el 119% del PIB, según los datos avanzados este viernes por el Banco de España.

La deuda española se enquista en el 115%

Se trata de un grave problema para sostener el servicio de un pasivo público que se enquistará en los próximos años en el 115% del PIB, según vaticinios del Fondo Monetario Internacional (FMI) de esta misma semana.

Como explica el economista Javier Santacruz, «los costes de financiación de la deuda están subiendo más rápido de lo previsto por la incertidumbre existente y los mensajes que otros bancos centrales, como la Reserva Federal, están lanzando». No en vano, la política del Banco Central Europeo (BCE) y la Fed difieren en tiempo y forma y en su comunicación a los mercados.

En este sentido se pronuncia el director de estrategia de la firma de asesoramiento independiente Nextep Finance, Víctor Alvargonzález, para este diario, que la institución que preside la francesa Christine Lagarde es más lenta que la Reserva Federal a la hora de adaptarse a circunstancias económicas sobrevenidas.

Incertidumbre y más coste de financiación

Por otra parte, sobre el alza del coste de financiación, Santacruz añade que en la actual coyuntura «destaca especialmente la enorme subida de este viernes de los bonos a dos años de Francia y Alemania, ya que es donde los inversores colocan la mayor parte de la incertidumbre de los próximos años, y revelan un movimiento preventivo ante el resultado de las presidenciales francesas y los problemas internos de la coalición que gobierna Alemania».

El economista y profesor de Deusto Business School Mario Cantalapiedra explica a TO, que esa subida del bono alemán supone un encarecimiento de la deuda pública y hace cada vez más difícil que el BCE aguante 2022 sin subir los tipos de interés

La cada vez más plausible y próxima subida de los tipos por parte del BCE, prosigue Cantalapiedra, se traslada a las empresas y ya se está detectando un encarecimiento y un endurecimiento -ambas cosas- de la financiación bancaria a pequeñas empresas y autónomos. Algo que el experto califica de preocupante, ya que muchas empresas no se han recuperado todavía del impacto de la pandemia y mantienen ratios de endeudamiento elevados.

Financiación más cara para pymes y autónomos

Por ello, concluye Cantalapiedra que el endurecimiento de las condiciones –del que avisó el eurodiputado español Luis Garicano en entrevista exclusiva con THE OBJECTIVE-, puede complicar la viabilidad de muchas compañías y eleve las dificultades para pymes y autónomos, base del tejido productivo español.

Del mismo modo, el endeudamiento de las familias para consumo o financiación de la vivienda se expone también a subidas de cada vez mayor inminencia.

El economista jefe de Tressis, Daniel Lacalle, redunda en estos argumentos, al explicar que el bono alemán y todos los bonos de la eurozona lo que están descontando es que el Banco Central Europeo ya está confirmando que no solamente sube tipos sino que deja de comprar bonos en junio. Por tanto, obviamente está subiendo el tipo exigido porque los inversores perciben que la inflación va a ser mayor durante más tiempo y por lo tanto están teniendo pérdidas nominales y reales en los bonos. 

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D