The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Brasil

El Amazonas se quema: los incendios forestales en Brasil aumentan un 83% en un año

Foto: Vinicius Mendonca | AP

Los focos de incendios forestales en Brasil han aumentado un 83% en comparación con el año 2018, según los datos divulgados por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios con ayuda de imágenes de satélite.

Entre enero y las tres primeras semanas de agosto se registraron 71.497 focos de incendio en Brasil, el mayor número para este periodo en los últimos siete años. Del total de incendios, más de la mitad se han repartido por la Amazonía, la mayor selva tropical del mundo.

La extensión de los incendios en la región ha obligado a algunos estados amazónicos, como Amazonas y Acre, a declarar la situación de emergencia o de alerta ambiental debido a que el humo multiplica las enfermedades respiratorios de la población y afecta al tráfico aéreo. En la última semana, los focos de incendios han afectado a 68 áreas protegidas por ser reservas ambientales o indígenas, principalmente en la Amazonía, según los datos del INPE.

En 2019, Brasil lidera el ranking regional de focos de incendios, seguido de Venezuela, con 26.453, y de Bolivia, con 16.101.

Este aumento de los incendios se asocia principalmente a la deforestación, según el Instituto de Pesquisa Ambiental de la Amazonía (Ipam). “El número de focos de calor registrado en la Amazonía ya es un 60% superior al de los últimos tres años y ese pico tiene relación con la deforestación y no con una sequía más fuerte como podría suponerse”, ha denunciado la organización. “El fuego es normalmente usado (por colonos y hacendados) para limpiar el terreno después de la deforestación”, añade.

Estas cifras han sido publicadas semanas después de que se conociera el alarmante dato de que las áreas de deforestación en la Amazonía brasileña cubrían en julio un espacio un 278% mayor que en el mismo mes del año 2018, una tendencia puesta en duda por el presidente del país, Jair Bolsonaro.