The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Teodoro León Gross

El éxito del CIS (Centro de Invenciones Socialistas)

«Tezanos tiene un talento colosal. Quizá no, como él hubiera esperado, en el campo de la demoscopia; pero sí en el humor»

Opinión
El éxito del CIS (Centro de Invenciones Socialistas)

José Félix Tezanos.|Europa Press

A Tezanos se le quiere cuestionar su éxito al frente del CIS. Qué injusto. Este país cainita que no perdona el genio, envenenado por el pecado capital de la envidia –esa «hiel sempiterna del español terrible, que acecha lo cimero con su piedra en la mano», como escribía Cernuda– era previsible que regatease a Tezanos sus méritos, tratando de ningunear su talento portentoso. Resulta injustísimo. Tezanos tiene un talento colosal, brillantísimo. Quizá no, como él hubiera esperado, en el campo de la sociología o de la demoscopia; pero sí en el humor. Ahí acumula días de gloria como pocos. Vete a comparar, por ejemplo, el chiste del búlgaro de Eugenio o el mono con pelliza de Chiquito con la encuesta de Castilla y León. Venga ya, a pastar, pecadores de la pradera.

El verdadero éxito de Tezanos es precisamente haber sacado el CIS del ámbito áspero y triste del academicismo formal, afligido por las metodologías exigentes, y haberlo llevado al territorio de la brocha gorda, de las chanzas descaradas. Este país necesita reírse y pocas cosas como el CIS. Hoy Tezanos es uno de los reyes de la memecracia. Cada oleada suya da para una batería de carcajadas impagables. En el espacio de la política, donde todo o casi todo es gris tedioso, sus encuestan brillan como las mejores noches de Gila. Ahora este cómico ejemplar acaba de publicar una encuesta sobre Castilla y León capaz de provocar un descojone colosal en una región tan reticente al humor, entre el noventayochismo y la mística abulense. Es muy grande.

El truco de Tezanos es equivocarse siempre. Ese es un recurso humorístico infalible, que han ensayado casi todos los cómicos aunque no siempre con el mismo éxito. En su caso, el golpe consiste en dar siempre ganador al PSOE. Llega a ser tronchante. Incluso en las elecciones en que arrasó Ayuso, dio al bloque de la izquierda cinco arriba. También en las elecciones en que el PSOE perdió el poder en Andalucía después de cuatro décadas. Siempre ganador PSOE, por mal que vaya. Qué tío tan cachondo. Su humor desafía la lógica. Ahora ha vuelto a hacerlo. Naturalmente un acierto podría estropear su personaje, pero no hay riesgo de que suceda. Hoy por hoy, el gran cachondeo nacional es preguntarse cuánto margen de triunfo dará Tezanos a la derrota del PSOE.

Este cómico cambia preguntas, rompe series históricas, reparte escaños al buen tuntún, el 100% de sus porcentajes no suma 100, sus indicadores tienen menos sentido que el limpiaparabrisas de un submarino… es un catálogo delicioso de recursos. Algunos sociólogos, con tecnicismos cenizos y una irritante falta de sentido del humor, lamentan que haya hundido ese Centro único de gran prestigio, dejándose llevar por la melancolía del rigor académico, por la nostalgia de las poderosas series históricas que nutrían tesis doctorales. Esos talibanes no son capaces de ver que la aportación sociológica de Tezanos es mucho menos interesante que su aportación cómica. Después de Gila, de Eugenio, de Chiquito, el humor español estaba huérfano, pero aún nos queda él. Tezanos de pronto va y te saca una encuesta con la que te cueces de risa hasta partirte el culo. El Gobierno debería darle más presupuesto para manipular.

«No soy adivino», ha dicho Tezanos en su penúltimo chiste. Te tronchas. Su gran éxito no es la manipulación, por supuesto, sino haber convertido en chiste nacional esa manipulación. Lejos de escandalizar, genera memes. Lejos provocar indignación moral, desata las carcajadas. El coladero de las tezanadas da para tragar incluso que Iglesias tenga los datos con antelación, servidos en bandeja y cocinadas. Y venga jijijaja. A Tezanos habría que darle una estrella Michelin: lo suyo no es cocina sino alta cocina. Jijijaja. Y así todo. Chiste va, chiste viene, y él sigue ofreciendo encuestas manipuladas buscando el bandwagon effect o efecto arrastre para alimentar la respuesta gregaria vendiendo el atractivo del caballo ganador, que siempre es el PSOE. Este es el exitazo de Tezanos. Mientras el país se descojona, él sigue manipulando encuestas a cargo de los que se ríen.

Únete a la discusión
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D