En 2025 el 52% de los empleos actuales será realizado por robots

Economía y capital

En 2025 el 52% de los empleos actuales será realizado por robots
Foto: Mark Schiefelbein

En el año 2025 más de la mitad de los puestos de trabajo que hoy existen –el 52%– serán reemplazados por tareas que realizarán robots, según un estudio del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) que analiza el impacto de la automatización y de las nuevas tecnologías en este sector laboral.

Sin embargo, esta «revolución» robótica creará 58 millones de nuevos empleos netos durante los próximos cinco años, indica el informe, que se basa en entrevistas realizadas a ejecutivos y directores de recursos humanos de 20 países -desarrollados y emergentes- y 12 áreas industriales distintas que gestionan más de 15 millones de empleados en el mundo.

«En 2025, más de la mitad de todas las tareas realizadas en los lugares de trabajo las harán máquinas, frente al 29% actualmente», aseguran los investigadores de esta fundación con sede en Ginebra, conocida por organizar cada año el Foro de Davos.

Algunos sectores se verán más afectados que otros por la automatización. El informe prevé que, en 2022, podrían desaparecer 75 millones de empleos en sectores como la contabilidad, el secretariado, las fábricas de ensamblaje, los centros de gestión de clientes o los servicios postales.

En paralelo, los investigadores creen que se podrían crear 133 millones de empleos, esencialmente relacionados con la revolución digital, en campos como la inteligencia artificial, el tratamiento de datos, los programas informáticos o el marketing. Además los desarrolladores y los especialistas de nuevas tecnologías estarán muy buscados.

La industria aeronáutica, de viajes y de turismo tendrá «las necesidades más elevadas de reconversión para el periodo 2018-2025», según la investigación hecha en empresas de 12 sectores en 20 economías desarrolladas y emergentes.

«La escasez de calificaciones es preocupante en los sectores de las tecnologías de la información y la comunicación, los servicios financieros, y la minería y metales», apunta el estudio.

«Casi el 50% de las empresas prevé para 2022 una disminución de sus efectivos a tiempo completo por la automatización, un 40% anticipa en cambio un aumento global de sus efectivos y más de un cuarto espera que la automatización cree nuevos empleos», detalla el informe.

Las consecuencias concretas para los trabajadores son difíciles de predecir, pero los investigadores anticipan una «enorme perturbación (…) en la mano de obra mundial», con «cambios importantes en la calidad, la localización, el formato y la permanencia en las funciones».