The Objective
Publicidad
España

Aguirre afea a Casado que se haga el «remolón» con Ayuso y ve «acertada» la crítica de Aznar

La expresidenta madrileña recuerda a Génova que el partido ya fue condenado por el Tribunal Supremo por retrasarse en la anterior convocatoria

Aguirre afea a Casado que se haga el «remolón» con Ayuso y ve «acertada» la crítica de Aznar

Esperanza Aguirre en una foto de archivo

Esperanza Aguirre lamenta que el líder de su partido, Pablo Casado, esté haciéndose el «remolón» a la hora de convocar el congreso regional del PP madrileño cuando se tiene a «un activo estupendísimo» como es Isabel Díaz Ayuso, según afirma en declaraciones en exclusiva a THE OBJECTIVE después de que la Audiencia Provincial de Madrid haya dado carpetazo definitivo al último intento de la Fiscalía Anticorrupción de investigar a la expresidenta madrileña por las obras en el Hospital Puerta de Hierro.

«Me parece sorprendente que teniendo un activo estupendísimo como Isabel Díaz Ayuso, pues los que mandan en la (dirección) nacional, en lugar de unirse a ella… Además, Pablo Casado es el que la puso, gracias a él tenemos a Isabel Díaz Ayuso. Se están haciendo los remolones para convocar el congreso», constata Aguirre.

La ex ‘lideresa’ recuerda que el último congreso del PP madrileño fue «en el pleistoceno», concretamente en marzo de 2017. Así que ahora se van a cumplir cinco años de aquel momento que sirvió para aupar a Cristina Cifuentes a la presidencia de los populares madrileños, si bien un año después -en mayo de 2018- dimitió del cargo tras su polémica salida de la Comunidad de Madrid, dando paso a un presidente interino en la figura de Pío García Escudero.

Aguirre recuerda ahora a Génova que «el PP de Mariano Rajoy» ya fue condenado hace un año por el Tribunal Supremo al no convocar el anterior congreso del PP madrileño en 2015 «cuando tocaba», sino dos años después, por lo que ha insistido en que no se repita la misma situación.

Además, considera «muy acertadas» las palabras de José María Aznar hace una semana en Valladolid en las que dijo que hay que unir al centro-derecha y que, aunque es importante ganar las elecciones, la cuestión no es «ganar para que vaya no sé quién a la Moncloa», sino que la pregunta que hay que responder es «para qué» gobernar.

«En lugar de unirse a ella (Isabel Díaz Ayuso), se están haciendo los remolones para convocar el congreso»

Esperanza Aguirre

Unas palabras que provocaron revuelo interno en el PP en medio de la campaña electoral para las elecciones del 13-F en Castilla y León, y que llevaron al propio Aznar a tener que aclarar unos días después en La Cope que él apoya sin figuras que Casado llegue a La Moncloa.

En este sentido, Aguirre deja claro que ve «todavía más acertadas» la reacción que tuvo Ayuso a la polémica de Aznar cuando dijo en Espejo Público que el mensaje del ex presidente no iba con ella y que Aznar «no es un florero, es un político» que reunificó al centro-derecha al que aludió. «Si quieren un discurso de palabras vacías, que no le llamen», recomendó la actual presidenta regional. «Siempre habla de esta manera, invitando a la reflexión. No es cuestión de recaditos. Si tiene que decir algo a las claras, lo hace», dijo Ayuso de Aznar.

Aguirre, la más firme aliada de Ayuso

La expresidenta madrileña fue el pasado 30 de octubre la más firme aliada de Ayuso en la reunión de la Junta Directiva del PP de Madrid, en la que exigió que el congreso regional se convocase en enero a más tardar. «El primer semestre de 2022 empieza el 1 de enero», advirtió en varias ocasiones durante su intervención en el cónclave a puerta cerrada, según relataron varios asistentes a la reunión a este periódico.

Aguirre apremió a los presentes a zanjar ya el liderazgo del PP en la región. «Cuanto antes, mejor», insistió en línea con lo indicado por Ayuso, quien confirmó su decisión de presentarse a presidir el partido en Madrid cuando se convoque el congreso para ello, momento en el que pedirá «humildemente» el «apoyo y respaldo» de los afiliados y dirigentes.

La actual presidenta regional lanzó entonces un mensaje conciliador, al insistir en que no pretende «concentraciones de poder ni híperliderazgos» si ella preside el PP de Madrid. «Quiero que todo el mundo se sienta representado», subrayó en un intento por calmar a Génova y dar una imagen de unidad. «Haré todo lo que esté en mi mano para salir más fuertes todavía», señaló en la reunión, la más tensa de los últimos años.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D