The Objective
Publicidad
España

Mañueco, a la defensiva ante Tudanca e Igea: «El que se la juega soy yo, no Pablo Casado»

El presidente en funciones de Castilla y León constata que PSOE y Ciudadanos «van de la mano» para un acuerdo postelectoral

Mañueco, a la defensiva ante Tudanca e Igea: «El que se la juega soy yo, no Pablo Casado»

Francisco Igea, Alfonso Fernández Mañueco y Luis Tudanca

El presidente en funciones de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha abierto la posibilidad a que haya un cambio político en la región tras el 13-F, al constatar que PSOE y Ciudadanos «van de la mano» para un acuerdo postelectoral. Además, se ha mostrado a la defensiva cuando Luis Tudanca (PSOE) se ha dirigido a su rival para decirle que le habían utilizado en las elecciones «para resolver la batalla entre Ayuso y Casado». Unas palabras que han incomodado al candidato del PP: «El que se la juega soy yo en Castilla y León, no Pablo Casado», ha dejado claro ante un hipotético revés.

«Ya lo hemos visto que van de la mano con la reforma laboral. Puede haber un gobierno similar al de España y ya sabemos lo que significa que los socialistas gobiernen con sus socios», ha alertado Mañueco en el bloque de los pactos políticos tras el 13-F, el más interesante de los cinco que hubo en el segundo debate televisivo de la campaña y en el que apenas hubo réplicas entre los candidatos.

El candidato de los populares ha prometido gobernar «sin hipotecas desde el diálogo y la moderación» y ante las acusaciones de sus rivales, el citado Tudanca y el naranja Francisco Igea, de que su intención es pactar con Vox, Mañueco ha insistido en su oferta «a las personas de Castilla y León» para dirigir un Ejecutivo «centrado».

Además, ha echado en cara al candidato de Ciudadanos que dinamitase el pacto de gobierno de la anterior legislatura y se ha comprometido a dirigir un Gobierno «en solitario, fuerte, sin egos, que sea capaz de hacer frente a los chantajes» que le puedan llegar desde el Ejecutivo central de Pedro Sánchez, quien ha vuelto a salir a colación en varias ocasiones del debate.

Tudanca ve nervioso a Mañueco

Tudanca ha olido sangre ante las palabras de Tudanca. «Por eso están nerviosos», ha incidido en el tramo final del debate cuando ha planteado una disyuntiva a los electores: «O gobierna PP con Vox, o gobierna el PSOE con un cambio» que, en su opinión, está «al alcance de los dedos» y es «imparable».

El candidato del PSOE ha adelantado que dialogará «hasta la extenuación» con otras fuerzas políticas cuando pase el 13-F, pero ha excluido expresamente a Vox. «Nunca hablaré ni negociaré con la extrema derecha», ha subrayado Tudanca, quien ha abogado por «dejar atrás un régimen» que lleva 35 años en el poder. «No voy a defraudarles», les ha dicho a los espectadores en el ‘minuto de oro’ final.

contactophoto 0661042261
Los tres candidatos a su llegada al plató del segundo debate / EP

Igea, por su parte, ha ofrecido su apoyo a un Gobierno «centrado, estable» en el que, incluso, ha abogado por una gran coalición como en Alemania a la que Ciudadanos se sumaría a los dos grandes partidos. En este sentido, ha pedido a Mañueco y Tudanca un compromiso de que no repetirán elecciones ni se caerá «en el frentismo, en las trincheras», pero no ha obtenido respuesta de sus rivales.

El candidato naranja sí que ha hecho énfasis en que Ciudadanos negociará tras el 13-F para «sacar a los polos, a los extremos» de la ecuación del nuevo Ejecutivo y ha vuelto a reiterar su veto a que Mañueco vuelva a repetir como presidente de Castilla y León.

Igea ha justificado ese compromiso con una frase. «No podemos aceptar la mentira ni de la deshonestidad», le ha dicho a su rival del PP en uno de los momentos más tensos del debate antes de advertirle de que «la ola va para abajo» a tenor de las encuestas, pues «el tren acaba de atropellarle».

«¡Ya tardaba en salir Sánchez!»

El segundo debate ha sido, en realidad, el primero en el que han estado los tres juntos ante las cámaras ya que Igea salió del confinamiento por coronavirus el pasado sábado. El candidato de Ciudadanos ha estado más centrado en mirar a sus rivales y a los papeles que en dirigirse a los telespectadores, mientras que Tudanca titubeó en los primeros compases para luego ir cogiendo confianza a medida que el debate entraba en su parte final. El cabeza de cartel del PSOE fue el más directo -e ilusionante- en el ‘minuto de 0ro’.

Mañueco, por su parte, repitió el guión del primer debate a la hora de dejar inicialmente a sus rivales que le lanzasen los ataques para luego contrarrestar con firmeza -y los puños cerrados- en los siguientes cruces de reproches. Por ejemplo, Tudanca e Igea le acusaron de no haber apoyado la reforma laboral convalidada esta misma semana en el Congreso de los Diputados, a lo que el presidente en funciones de la región rebatió con la subida de la luz, de la gasolina o del IPC a niveles «récord» por culpa del Gobierno de Pedro Sánchez.

«¡Ya tardaba en salir Sánchez!», ironizó Igea antes de reconocer que no sabía si por el PP «se presentaba Ayuso, Casado o usted (Mañueco)» a los comicios del domingo. Además, le preguntó al candidato del PP qué pensaba hacer para que bajase el precio de la luz y le conminó a centrarse en las competencias autonómicas.

«Si todo esto iba tan bien señor Mañueco, ¿por qué convocó elecciones?, ¿por qué dejó a la Comunidad sin presupuestos?»

Francisco Igea

Tudanca reivindicó a Sánchez por haber sacado adelante «dos acuerdo históricos» en pensiones y en reforma laboral que el PP no ha apoyado. «¿Por qué no creen en el diálogo social?», le preguntó el candidato socialista a un Mañueco sin respuesta. Igea lamentó, a renglón seguido, que los populares se opongan a todo lo que venga del Gobierno de la nación. «Sánchez, Sánchez y Sánchez. Estos tres días cada vez que lo dice, se le oye más bajito», dijo en tono jocoso el líder de la formación naranja en la región.

Mañueco replicó con acusaciones al Ejecutivo de Sánchez por marginar y ningunear a Castilla y León con los fondos europeos mientras Tudanca «traiciona a su propia tierra», a lo que el candidato del PSOE se ha revuelto con un «ya basta» para recordar que Castilla y León es la quinta comunidad que ha recibido más dinero de la UE en las últimas semanas.

Además, el cabeza de cartel de los populares subrayó que ante la «ineficacia» del Gobierno de Sánchez, el PP de Castilla y León respondió con un salvavidas a las empresas, pymes y autónomos a través de ayudas directas y de financiación a los trabajadores en dificultades. «Tenemos que bajar los impuestos, es la recuperación de las familias», insistió Mañueco.

contactophoto 0661042262
Igea, Mañueco y Tudanca ya iniciado el primero de los cinco bloques del debate / EP

Tanto Tudanca como Igea coincidieron en reprochar a Mañueco la «irresponsabilidad» de haber adelantado las elecciones a mitad de legislatura y sin haber aprobado el presupuesto de 2022 en el «momento más decisivo de la historia» de la región, a juicio del primero.

«Si todo esto iba tan bien señor Mañueco, ¿por qué convocó elecciones?, ¿por qué dejó a la Comunidad sin presupuestos para poder prometer sólo en campaña?», le tomó el relevo Igea mirando a la cara a Mañueco, quien no se dio por aludido y reivindicó los buenos resultados en la evolución del empleo en Castilla y León, que roza ya el millón de ocupados en términos EPA.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D