The Objective
Publicidad
España

González: «Ayuso ha reventado el PP para que no nos fijemos en los contratos de su familia»

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Mercedes González, habla del escándalo Ayuso en esta entrevista con THE OBJECTIVE

A punto de cumplir un año al frente de la Delegación del Gobierno, Mercedes González alterna su discurso institucional con el discurso partidista, que utiliza en tanto que líder de la recién creada Agrupación socialista Madrid Ciudad, para batallar con el PP, ya sea frente a su amigo, José Luis Martínez-Almeida o frente a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

Lleva en su memoria grabadas a fuego las escenas y las sensaciones vividas durante el ‘Tamayazo’, que hizo descarrilar las aspiraciones y la superioridad numérica de los partidos de la izquierda de Madrid, tras una oscura maniobra de supuesta compra de votos que nunca llegó a demostrarse, pero que permitió a Esperanza Aguirre hacerse con la presidencia de la Comunidad. Por eso, se armó de paciencia hasta ver, años después, como la expresidenta Aguirre abandonaba definitivamente la política, mientras sus más estrechos colaboradores iban entrando en prisión por diversos escándalos de corrupción. En esta ocasión, aconseja paciencia también a todo el mundo, porque quizás dentro de un tiempo se sepa la realidad de la crisis del PP, que empezó con una tormenta entorno a la figura de Isabel Díaz Ayuso y el contrato de su hermano. Con el alcalde, en cambio, no disimula la buena relación personal que les une, aunque, en lo político, no desperdicia la ocasión para dedicarle un zasca detrás de otro, exigirle explicaciones por el presunto caso de espionaje a Ayuso, con empresas municipales como telón de fondo, o bien destacando lo que considera que ha sido la metamorfosis de Almeida, de «alcalde de todos» a «alcalde macarra».

Como delegada del Gobierno, ultima los protocolos de actuación el próximo 8-M, frente a los colectivos de mujeres que este año se manifestarán divididos. Las discrepancias entre los colectivos feministas son –en su opinión– el efecto provocado por la irrupción de Vox en nuestras vidas. También espera que la UE distribuya el número de refugiados ucranianos por Europa y señala que ella actuará y ayudará en todo lo necesario, de acuerdo con la función que el Ejecutivo le vaya marcando.

Pregunta.- Cientos de miles de personas abandonan Ucrania huyendo de la guerra. España tendrá que acoger a esos refugiados ¿Está la Comunidad de Madrid preparada para afrontar esa llegada, que puede ser masiva?

Respuesta.-De momento han llegado las 106 personas que vivían en Ucrania y decidieron volver a España, en una operación coordinada por Sanidad y Exteriores, en la que esta Delegación del Gobierno también ha estado implicada. Para los refugiados, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha ofrecido el Hospital Zendal  y el alcalde, José Luis Martínez Almeida, como muchos alcaldes de España, también ha dado un paso al frente. España es un país solidario y todos estamos conmovidos con lo que está pasando. Yo espero que vuelva la cordura y toda esa gente no tenga que salir.  

P.- Pero son muchos los que han salido ya y los ataques de Rusia no remiten…

R.- Pues la UE distribuirá y España será país receptor. Lo que sí espero es que no nos pesen tantos años de deterioro de los Servicios Sociales tanto en la Comunidad, como en el ayuntamiento de Madrid; no sólo hay que hacer una acogida, sino un seguimiento posterior de todas esas personas, su integración social. Son personas que vienen con lo puesto y espero que el ayuntamiento dimensione bien la situación y organice la introducción y la integración en nuestro país.

P.-¿Espera que este 8-M, las manifestaciones por el día de la mujer sean menos conflictivas, al menos en su planificación?

R.- La planificación previa está siendo tranquila, pero toda la polémica que está envolviendo a la mujer viene del nacimiento y posicionamiento de un partido político que niega la igualdad de la mujer. Por eso, desde que Vox entró en nuestras vidas, el 8-M se convirtió en arma arrojadiza contra la mujer. La manifestación del 8-M de 2020, fue polémica, porque se celebró unos días antes de que se decretase el Estado de Alarma y se desató una polémica absurda, como si las mujeres fuésemos brujas que propagamos el virus; el año siguiente también hubo polémica, porque mi antecesor en el cargo de Delegado del Gobierno decidió prohibirla y ofreció una concentración. 

P.- ¿Cómo se presenta en esta edición?

R.- Ahora la pandemia ha traído distintos usos y determinadas concentraciones genéricas, que antes se concentraban en la capital, se están diseminando. Hay concentraciones en diferentes municipios, en distritos, pero la gran manifestación, que siempre ha organizado la comisión 8-M, que este año será de Atocha a Colón, aunque, desgraciadamente, una parte del movimiento feminista se ha disgregado de esa convocatoria y las mujeres caminaremos separadas el 8-M.

Mercedes González cs 01
Mercedes González durante la entrevista | Carmen Suárez

P.- ¿Eso implica un problema de organización o de seguridad adicional?

R.- Madrid está preparado para afrontar dos manifestaciones, como tantas otras que se han venido celebrando. Lo importante no es que tengamos que distribuir fuerzas desde el punto de vista de la seguridad, sino la división de las mujeres, que es un error. Estamos en un momento muy importante, ante una amenaza real de aquellos que niegan la igualdad de la mujer y los problemas a los que nos enfrentamos. Con todas las discrepancias, que entiendo, no deberíamos ir al 8-M divididas. Deberíamos ir de la mano con nuestras diferentes posiciones, pero caminar unidas y reivindicar la igualdad y luchar contra el negacionismo, que niega que nos matan, o nos infligen violencia por ser mujeres. Los datos están ahí. todos los delitos bajan, excepto las riñas tumultuarias y los delitos que tienen que ver con la mujer, los abusos sexuales y la violencia de género. Solo en la ciudad de Madrid hay 32 denuncias diarias por violencia de género.

P.- ¿Este 8-M nos devuelve a la normalidad frente a la covid-19?

R.- No hay restricción de aforos, pero todos los asistentes tienen que mantener la distancia de seguridad y utilizar la mascarilla, si no pueden mantener la distancia de seguridad. 

P.- ¿Se ha coordinado con el Ayuntamiento para la celebración de esas manifestaciones?

R.- Sí. Siempre la hay. Primero nos reunimos con los dos colectivos que organizan la manifestación, la Comisión organizadora que tradicionalmente convocaba esta manifestación y también con la escisión que ha habido del movimiento feminista. Después hay una coordinación de todos los organismos y colectivos implicados (ayuntamiento, policía, SAMUR, Bomberos, etc.) que está completamente institucionalizado.

P.- ¿Nada que requiera la reunión entre el alcalde Almeida y usted?

R.- No… algunas veces sí lo hacemos. Por ejemplo, a la organización de la celebración del orgullo sí asistimos ambos, porque este año, además, coincide con la celebración de la Cumbre de la OTAN, no la manifestación, pero sí los actos de la semana. Creo que la última celebración del Orgullo atrajo a 3 millones de personas a Madrid…

P.- ¿Cómo sigue su relación con José Manuel Martínez Almeida? Porque sus inicios, cuando usted llegó a la Delegación del Gobierno, nos ofrecieron algún fuego cruzado digno del dúo Pimpinela… 

R.- Esa comparación la hice yo… por la famosa rueda de prensa. Mi relación con Almeida ha sido siempre buena. Viene de hace varios años: él era el nº 3 de la candidatura de Esperanza Aguirre y yo era la 4ª de la lista del PSOE y coincidimos en varios debates electorales. Almeida es una persona rápida y con sentido del humor. Luego ya la vida municipal nos llevó a que los dos coincidiésemos como portavoces de urbanismo, cada uno en su partido. La verdad es que fue muy enriquecedor ideológicamente, coincidir con él: era muy de derechas, como lo sigue siendo ahora y nuestros debates ideológicos, con todas las diferencias que teníamos, fueron enriquecedores. 

P.- Y ahora se vuelven a encontrar, él como alcalde y usted en la Delegación del Gobierno y como líder de la Agrupación Madrid del PSOE…

R.- Sí, el estuvo dos años de portavoz, cuando se fue Esperanza Aguirre, porque le salían ranas por todas partes y luego Pablo Casado le nombró candidato a alcalde y aunque tuvo los peores resultados en mucho tiempo del PP en el Ayuntamiento, consiguió ser alcalde. Nosotros siempre hemos mantenido una buena relación personal…

P.- ¿Y qué tal la relación política tras los últimos episodios? la negativa y concesión a cambio de los Presupuestos de la condición de hija predilecta de Madrid a Almudena Grandes o el reciente episodio no aclarado aún sobre la implicación del Ayuntamiento en el presunto espionaje a Isabel Díaz Ayuso…¿Han hablado recientemente?

R.- Sí, después de dejar su cargo como portavoz nacional del PP… creo que se está equivocando y lleva mucho tiempo equivocándose. Aunó un capital que es indiscutible y se convirtió prácticamente en el alcalde de España, con los acuerdos de la Villa, en una posición muy generosa. Conseguimos ponernos de acuerdo incluso con Vox y con un PP muy rancio en todos los temas de movilidad y sostenibilidad. Pero esos acuerdos debieron quedarse en un cajón, porque no hemos vuelto a saber nada de esos pactos. Creo que los acuerdos de la Villa fueron otra de las cosas que él utilizó para convertirse en alcalde de todos. Pero dilapidó esa imagen, para convertirse en el alcalde macarra, el portavoz nacional que solo buscaba meterse con Pedro Sánchez.

Mercedes González cs 06
Mercedes González durante la entrevista | Carmen Suárez

P-. Pero acaba de dejar su cargo de portavoz nacional, porque parece que le resultaba muy complicado compatibilizar el papel de portavoz de partido con el de alcalde de todos…

R.- Pues yo sigo viendo sus tuits dando leña a Pedro Sánchez. No sé si tiene mono de la portavocía o si quiere demostrar a Feijóo que está dispuesto a postularse de nuevo para portavoz…él, que le debe todo a Pablo Casado. Almeida no era nada si Pablo Casado no le hubiese nombrado candidato. Evidentemente, él había hecho un buen trabajo, pero hubo gente en el entorno de Pablo Casado que apostó por él y creo que él no se ha portado bien ni con Casado, ni con el entorno de Casado. Es fácil creerte que estás ahí por ti mismo, pero debería olvidar que si está es porque Casado lo nombró candidato. Y lo mismo le pasa a Isabel Díaz Ayuso. En mi opinión, la lealtad en la vida es fundamental, pero en política es indispensable, porque si trata así a los suyos ¿Cómo va a tratar a los ciudadanos?

P.- ¿No cree que con estos movimientos el alcalde de Madrid ha puesto un cortafuegos entorno a su figura?

R.- Si tú no respondes en el momento en que más te necesita la persona que confió en ti, es que no eres de fiar. Eso es lo que ha hecho Almeida: salvarse él entregando, por cierto, la cabeza de Ángel Carromero, que también es otra persona que influyó mucho en su candidatura. La relación de Casado y Carromero es evidente y estoy segura de que Carromero influyó de forma decisiva para que Almeida fuese el candidato a la alcaldía de Madrid. Creo que Carromero va a ser leal y no va a hablar, pero desde luego… ¡tiene una gran entrevista! Al final, la política es una radiografía del alma…

P.- ¿Y cree que al alcalde se le están viendo las costuras?

R.- En la vida hay que esperar y tener paciencia, pero en la política más. Hace muchos años, se escuchaban muchas cosas de Paco Granados y de Nacho González (vicepresidente y consejero de justicia, respectivamente) y Esperanza Aguirre ( Presidenta de la Comunidad de Madrid) decía “¡traedme pruebas!”Al final, un 21 de abril de 2017, Aguirre se fue llorando y diciendo que ella no sabía nada y que le habían salido ranas. Pero eran sus ranas. Y estas ranas son también suyas: Almeida era el secretario del Consejo de Gobierno, Isabel Díaz Ayuso … todos sabemos lo que hacía, llevar el twitter de la mascota de Aguirre y Pablo Casado era el presidente de Nuevas Generaciones de Madrid. Ahora son sus ranas, a las que llama chiquilicuatres, niñatos…Pero es el mismo PP de siempre, con las mismas técnicas de siempre, corrompido hasta la médula.

P.- Pues a ese PP que usted describe con esa crudeza tendrá que enfrentarse dentro de un año y medio, cuando se celebren las elecciones municipales, porque va usted disparada hacia la candidatura socialista a la alcaldía de Madrid…

R.- No lo sé…también la vida me ha enseñado a golpes que las cosas cambian en un minuto. Es verdad que yo acabo de afrontar un reto precioso, que es hacerme con la Agrupación Socialista de la ciudad de Madrid y que tiene un proyecto clarísimo: un discurso único un proyecto único, una coordinación política de todo ese engranaje, para ofrecer un proyecto reconocible a la ciudad de Madrid y que la ciudadanía vea un proyecto de mayorías, que la gente vea un PSOE de Madrid creíble y que responda a sus demandas y necesidades y creo que con las constitución de la Agrupación de la ciudad y el proyecto nuevo en el PSOE-Madrid, encabezado por Juan Lobato, el mensaje es muy claro: el PSOE ha vuelto y vamos a responderos.

P.- En sus conversaciones cara a cara con Almeida ¿Ha tenido ocasión de hablar de la posible implicación o no de las empresas municipales en todo el affaire del presunto espionaje?

R.-Sí, hablé con él, porque la EMVS es una empresa que me toca muy de cerca, porque yo fui portavoz de urbanismo en el Ayuntamiento de Madrid y la conozco bien y no se merece que cada vez que gobierna el PP se la arrastre. Se la arrastró cuando la alcaldesa Ana Botella vendió a un fondo buitre las viviendas sociales y ahora se la vuelve a arrastrar. Hay un personaje al que se debería citar, que es Alberto Ruiz Gallardón, que es quien va al despacho del alcalde a hablarle del supuesto espionaje. Estaría muy bien que contara cómo le llega, por qué hace de mediador, cuál es su papel…

Mercedes González cs 04
Mercedes González durante la entrevista | Carmen Suárez

P.- ¿Le ha preguntado a Almeida directamente por esta mediación?

R.- Sí, sí…yo he preguntado y él me ha respondido que tiene la conciencia muy tranquila y que, cuando tuvo la información, investigó. Pero la diferencia entre la Comunidad y el Ayuntamiento es que en el Ayuntamiento sí va a haber una Comisión de Investigación y espero que comparezca todo el mundo. El PP debería ser el principal interesado en esclarecer los hechos.  Porque alguien tendrá que explicarnos qué ha pasado. Esa crisis municipal se ha saldado con dos dimisiones: la de Ángel Carromero y la del director de comunicación de la EMVS, un periodista de El Confidencial, que es el empleado de la EMVS al que se pregunta qué está pasando con esta empresa. Pero Almeida se queda en que el ayuntamiento investigó…

P.- ¿El ayuntamiento o el PP municipal? Lo digo porque la vicealcaldesa, Begoña Villacís, asegura que se enteró por la prensa de todo este asunto…

R.- Investigó el PP. Pero no creo que se lleve las manos a la cabeza Begoña por no enterarse de nada. Lleva tres años igual…La coalición en la Comunidad, de Ayuso e Ignacio Aguado eran un matrimonio del “Sálvame” y el de Almeida y Villacís en el Ayuntamiento es del “Hola”, pero en el fondo no hablan. Begoña Villacís no está en la medular de la gestión municipal. A quien se le comunica el asunto del espionaje es a Almeida y es él, según dice, quien encarga la investigación e intenta enterarse y no hay nada. Pero si no hay nada ¿por qué dimite Ángel Carromero? ¿Y por qué dimite el director de comunicación de la EMVS? 

P.- ¿Hay base para que el PSOE presente una moción de censura en el Ayuntamiento de Madrid?

R.- Debería preguntarle a Begoña Villacís, aunque ya leí la entrevista que le hizo recientemente The Objective y en la que decía que ahora no se dan las circunstancias…No se dan ahora… y cuando tuvo la oportunidad de provocar el cambio en esta comunidad, con un conocido “filocomunista” que es Ángel Gabilondo, Cs se puso del lado del PP, en la Comunidad y en el Ayuntamiento. Y lo ha pagado muy caro. 

P.- Aquella fue una decisión de Albert Rivera, que ya no está y que hoy critican quienes han seguido en Cs ¿no supone eso un cambio?

R.- Se supone que Cs venían a demostrarnos que era el partido de derechas que no era como la otra derecha, pero ha apoyado a todos los gobiernos de derechas, con apoyos incluso de la ultraderecha. Para eso ha quedado Cs… Begoña Villacís pone siempre la misma excusa, pero cuando tuvo la oportunidad de consolidar un cambio en la ciudad de Madrid, decidió darle la alcaldía a José Luis Martínez Almeida.

P.- ¿Entonces el PSOE descarta absolutamente la moción en el Ayuntamiento de Madrid? 

R.- En la ciudad de Madrid, todo depende de Cs y Begoña Villacís se ha unido en matrimonio al PP y hasta que la muerte los separe.

P.- ¿O una moción de censura?

Hasta que la muerte los separe. Me apuesto lo que quiera…

P.- ¿Se ha parado a pensar lo difícil que le va a resultar ser la Delegada del Gobierno de Sánchez, la líder de la agrupación de Madrid ciudad, leal a Sánchez… precisamente en Madrid, donde el 4-M Ayuso invitó a votarla a ella contra Sánchez y el resultado fue espectacular?

R.- Pues para mí es un privilegio todo lo que me ha pasado últimamente y agradezco con todas mis fuerzas ser la delegada del Gobierno de Pedro Sánchez, que nos da la guía al PSOE-Madrid, sobre la que tenemos que actuar. Cada vez que gobierna el PSOE, el PP hace lo mismo, igual que utilizan las técnicas corruptas desde que se dio el golpe con el Tamayazo, están aplicando la misma técnica del desgaste. Creen que suben generando un caldo de cultivo que lo único que genera es un enorme nivel de crispación. En muchas ocasiones les ha funcionado. Pero ahora es innegable que las “ranas” de Esperanza Aguirre están haciendo lo mismo…

P.- La cuestión es que Pedro Sánchez tiene un problema de falta de afectos, como poco, de buena parte de la población de Madrid…

R.- Pedro Sánchez llega en 2018 a través de una moción de censura, un recurso constitucional hasta entonces inédito; después se celebraron las elecciones y no dio mayoría suficiente, se volvieron a convocar y fuimos al primer  gobierno de coalición de la democracia.  Cuando ya se constituye el gobierno, llega la pandemia y ese gobierno de Pedro Sánchez demuestra a los ciudadanos que tenemos otra forma de gobernar completamente distinta. El gobierno de Sánchez tomó la decisión valiente de decirnos que nos quedásemos en casa, frente al individualismo que está metido hasta el tuétano en la Comunidad de Madrid; frente a ese egoísmo individual nos daba la imagen de que somos un colectivo. Esa decisión en el gobierno de Sánchez marcó un ante y un después. 

P.- ¿En qué sentido?

R.- Se tejió un escudo social frente a la crisis económica que, en esta Comunidad, ha salvado a miles de empresas y familias. Eso no hubiera funcionado con un gobierno del PP. Y eso está generando un caldo de cultivo en el que el binomio PP=buena gestión ya no es así. Por todo eso, el gobierno de Pedro Sánchez es mi guía, porque ha demostrado que pueden venir mal dadas, que puede venir un virus, encerrarnos, a matarnos… pero hay un gobierno que responde por ti. En política hay que tener paciencia, porque eso se va a tener que ver…

P.- No parece que se apreciase eso en las elecciones del 4-M, al menos en Madrid…

R.- En esas elecciones la gente salió del confinamiento más agresivo, porque sufrimos mucho y la gente se fue sin despedirse de su familia, pero la gente está interiorizando que este gobierno lo hizo bien. Espero que eso se vea en Madrid. No entraré en tirarnos los trastos a la cabeza, pero las cosas no se hicieron igual. En Madrid se hicieron muchas cosas, entre ellas, aprovechar la pandemia para crear una figura política. Lo veremos con el tiempo: si a mí me llegan a decir en 2003, cuando se dio el “Tamayazo”, que tendría el privilegio de ver, en 2017, irse a Esperanza Aguirre llorando por sus “ranas”, no me lo hubiera creído. Pero tuve paciencia, estuve ahí y lo vi. Se fue como merecía.

P.- A día de hoy ¿no parece más bien que el relato que triunfó en Madrid fue que el gobierno de Ayuso salvó a camareros y comerciantes de quedarse definitivamente sin trabajo?

R.- Sin salud no hay economía y el gobierno de España tomó la mejor decisión. Y esa hipótesis que triunfó me parece que es una irresponsabilidad. De todos modos, las elecciones de 2023 no son las del 4-M. Aquellas fueron provocadas en un momento muy puntual, con estos golpes de efecto que tiene Ayuso y su equipo…¡todo mi reconocimiento a su éxito! Pero en 2023 son elecciones municipales y el PSOE tiene un poder municipal espectacular.

P.- ¿Cree que Isabel Díaz Ayuso ha dado las explicaciones necesarias sobre el asunto del contrato  

R.- Ni Ayuso ni Almeida han dado las explicaciones suficientes. Lo que sí es verdad es que los golpes de efecto del equipo de Ayuso han vuelto a entretenernos en un debate que no va al meollo del asunto. Ayuso filtra a los medios que su partido la está espiando y es capaz de reventar a su propio partido para que nadie vea el meollo de la cuestión. Ella el 10 de febrero dijo “reto a quien sea a que demuestre que hay alguien de mi familia relacionado con un contrato firmado por la Comunidad de Madrid”. Aunque no se lo ha recordado nadie, ella lo dijo en la Asamblea de Madrid.

P.- ¿Descarta la posibilidad de que Ayuso no lo supiera?

R.- Claro, claro…(sonríe) la familia es lo primero ¿no? Nos hemos entretenido, han vendido a los medios de comunicación el asunto del espionaje y todos nos hemos entretenido diciendo: “¡pobrecita, que la han espiado! y, la verdad, no creo que su partido lo hiciese para luchar contra la corrupción, sino para ganar una guerra de poder. Y en la guerra de poder, Äyuso ha sido capaz de reventar su propio partido con tal de que no nos fijáramos en los contratos de la Comunidad de Madrid vinculados a su familia. Y no ha dado ni una sola explicación. ¡Eso sí, se fue a la Junta Directiva Nacional a pedir cabezas! Espero que la Justicia haga lo que tiene que hacer…

P.- En esa Junta Nacional dijo algo más… Que quienes la investigaron a ella no hicieron lo propio con los contratos de la Administración Sánchez… y las irregularidades que hayan cometido…

R.- Es una maestra en echar balones fuera e intentar que todos miremos el dedo y no la luna. Pero con el tiempo todo se acaba sabiendo. Solo espero que los ciudadanos se den cuenta de esto, de que tiene que haber un cambio en esta Comunidad y que en el PSOE hagamos nuestro trabajo y nos presentemos en Madrid con un proyecto como lo hemos hecho en el Estado: gobernando de otra manera.

P.- ¿Le preocupa que pueda aparecer algún contrato de la Administración Sánchez con vínculos de parentesco o irregularidades?

R.- En absoluto. El tema son los contratos de la Comunidad de Madrid en el peor momento que yo recuerdo de toda mi vida, cuando la gente no tenía acceso a mascarillas y se cosían en las casas, haciendo una red de solidaridad cómo se hacían los contratos en la Comunidad ¡Esa es la cuestión! Aquí nadie ha hablado ni puesto en cuestión los contratos de ningún lado. No me cabe la menor duda de que si alguien supiera algo ya lo habrían sacado. Lo que está en cuestión es unos determinados contratos vinculados a la familia de Isabel Díaz Ayuso. Y cuando esto ha salido, ella lo único que ha dicho es que el PP la estaba espiando y que ella es una víctima. ¿Pero de verdad nos tenemos que creer que todo el mundo está contra ella? Cuando gobernaba con Cs, el malo de la película era Ignacio Aguado, soltaron a Cs, ahora ya no están, pero hay consejeros malos porque no se han puesto de su lado en esta guerra; cuando quiere dar el paso y su partido no lo ve con buenos ojos (lo entiendo, porque su partido, la quería como reclamo electoral, pero no como dirigente del PP, probablemente porque la conocían y sabían cosas…)Casado y Egea también estaban contra ella. Y vamos a ver cuánto tarda Feijóo en estar contra ella. No puede ser que todo el mundo esté todo el tiempo contra ella.

P.- Ya que menciona usted al señor Feijóo ¿cree que su incorporación a la política nacional va a ayudar a rebajar la crispación política reinante?

R.- Es posible que yo esté contaminada por Madrid, porque en Madrid pensamos que todo pasa aquí y tenemos una visión muy centralista. Pero a mí ver llegar al señor Feijóo a ofrecer pactos de Estado, me va a chirriar mucho, porque los miles de personas que se concentran frente a Génova, jaleando la corrupción ¿qué están pidiendo?

P.- Según decían sus consignas, querían que se fuera Casado y que Ayuso fuese la líder nacional…porque estaban convencidos de que todo lo del contrato del hermano fue un montaje contra Ayuso…

R.- Porque ella lo ha hecho muy bien. Pero a lo mejor el tiempo nos dirá que quienes preguntaron por esos contratos tenían razón, aunque ya sea tarde. Insisto, Pablo Casado no lo hizo por luchar contra la corrupción sino por una disputa de poder…

P.- Volviendo a Feijóo… ¿Intuye un efecto balsámico con la llegada del presidente de la Xunta a la política nacional?

R.- Yo no veo a Feijóo con un partido que ofrece pactos en Madrid y que Isabel Díaz Ayuso no diga nada…no lo veo, porque en Madrid llevan años alimentándonos con el circo romano y la sangre contra Pedro Sánchez, o contra José Luis Rodríguez Zapatero, o cualquiera que sea que no es el PP. No me cabe ni la menor duda de que la señora Ayuso, que no gestiona la Comunidad de Madrid, salvo cargarse la Televisión Pública, la Ley de Autonomía Fiscal, que va contra Sánchez y las ayudas a la maternidad que anunció y no se ha sabido más, solo está pendiente de confrontar con Pedro Sánchez. Por eso creo que en este PP va a haber muchas tensiones y probablemente Isabel Díaz Ayuso sea el motor de esa tensión.

P.- La Justicia va a investigar esos contratos de la Comunidad de Madrid, pero de momento afirma, cuando admite a trámite las querellas, que no se aprecian indicios de delito ¿Si se archivan creerá que Isabel Díaz Ayuso no estaba implicada ni obró mal?

R.- Mire, ante todo la presunción de inocencia. Vamos a dejar que la Justicia haga su trabajo y si no hay ninguna duda, pues la presunción de inocencia siempre, para todo el mundo…¡También para Díaz Ayuso!

P.- ¿Ha aprendido el PSOE de sus errores en la campaña del 4-M e incluso en otras anteriores?

R.- Hemos aprendido, sí. Pero me gustaría aclarar que Ángel Gabilondo fue un milagro para Madrid. El resultado obtenido en 2015 era impensable teniendo en cuenta el escenario del que veníamos, con un secretario general, Tomás Gómez, que salió en medio de una gran controversia…Después, en 2019 ganó. Hay que ser justos, con él y con su figura. Pero volviendo a los errores, este partido, al menos por lo que ha pasado en octubre, con la llegada de Juan Lobato a la secretaría general del PSOE-Madrid y con la creación de la Agrupación Madrid, en diciembre, hemos encaminado una buena senda. Hay cantera en el PSOE de Madrid, no hace falta traer galácticos.

P.- ¿Les dará tiempo en apenas año y medio de volver a competir por ganar las elecciones?

R.- Es que no es un año y medio… Juan Lobato lleva mucho tiempo en Madrid, en su alcaldía. Todos llevamos muchos años pedaleando. La verdad es que estar en la oposición es como pedalear en la bicicleta estática, pero tenemos todo el entusiasmo y las energías renovadas para llegar a Cibeles y a Sol en 2023.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D